eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El Consejo Consultivo sigue amenazado de supresión, al no ponerse de acuerdo los que están en contra

PP, Podemos y C’s tiran cada uno por un lado

El socialista García acusa al presidente y al secretario general de Consultivo de formar un grupo de presión

Todos hablan del Consejo como un “cadáver” pero no acuerdan cómo enterrarlo

- PUBLICIDAD -
valentin garcía

Valentin García (PSOE) defendiendo la supresión

Aquí “no hay paños calientes, o se está a favor de la supresión del Consejo Consultivo, o en contra, todo lo demás son excusas”. Pero los hay no solo calientes, sino también tibios o ardiendo, como comprobó luego a la hora de los argumentos y votaciones en la Asamblea de Extremadura el portavoz de PSOE-Siex, Valentín García.

Hace poco, en verano, todo el mundo hablaba del Consejo Consultivo de Extremadura como un “cementerio de elefantes”, un retiro dorado para ex cargos políticos con acomodadas funciones y generosos sueldos. Pero acaba el otoño, llega el invierno con sus elecciones generales a la vista, también hay una seria advertencia de ilegalidad hecha desde el propio Consultivo, y todo se vuelven matices.

El Grupo Parlamentario PSOE-Siex quiere cumplir su programa electoral y acabar con ese órgano, algo que al final podría conseguir aunque solo sea por la división de los que están en contra en el fondo o en la forma, y que son todos los demás, PP, Podemos y Ciudadanos.

Sigue viva

La propuesta socialista salió ayer viva del pleno de la Asamblea gracias a que cada uno de los tres partidos de la oposición tiró para un lado y presentaron la suya propia, y aunque la postura de PP y C’s es la más coincidente, y de hecho votaron juntos, la singularidad de Podemos que tiene una idea original para el Consultivo –quitar a los consejeros políticos y dejarlo en manos de los técnicos en Derecho- y el que tiene la llave de las votaciones pero no le secunda nadie, permiten que continúen la posibilidad de la supresión, y el enfrentamiento manifiesto entre el presidente del Consejo y ex consejero de Monago, Pedro Nevado-Batalla, y el Gobierno de Fernández Vara.

Gracias a esa división bastaron los 30 votos socialistas para tumbar una a una las tres enmiendas de totalidad presentadas contra la propuesta PSOE de eliminar ese órgano consultivo; PP y C’s votaron juntos, 29, pero les faltaron los 6 votos de Podemos que se quedó solo con su enmienda.

Al morir las tres, la propuesta de ley socialista sigue su trámite parlamentario en la Asamblea, para el debate en detalle y caben enmiendas ahora parciales.

alvaro jaen

Álvaro Jaén, secretario regional de Podemos

Para los socialistas el Consultivo -1,2 millones de euros cuesta al año- es un “cadáver” desde que Monago situó de presidente a su ex consejero, aunque el ser ya estaba seriamente herido desde que avaló que el anterior presidente, Clemente Checa, cobrara por el cargo y por informes para otros a la vez.

Valentín García acusa al actual, Nevado-Batalla, y al secretario general de ese organismo, de haber creado un grupo de presión para continuar en sus cargos, de constituir una “aristocracia” de altos funcionarios para oponerse a la “democracia de los extremeños”.

Así, no

C’s y PP dicen estar de acuerdo en la supresión del Consultivo, pero no en la forma. Ambos se aferran a que es una entidad creada y prevista en el Estatuto de Autonomía de Extremadura, y solo reformando este último debe eliminarse, una tesis que comparte desde el Consejo su presidente Nevado-Batalla. “Enterremos bien el cadáver, no cojamos atajos”, reclama la diputada de Ciudadanos Victoria Domínguez.

Miguel Cantero, portavoz del PP, aunque abundó en lo del Estatuto, añadió con claridad que el PSOE quiere ‘cargarse’ el Consultivo porque el presidente ahora no es socialista, y no se privó de citar al “tripartito” PSOE-Podemos-C’s acuñado por Monago y el secretario regional del PP Fernando Manzano. “Hemos pasado del círculo bolivariano [Podemos] al triángulo tripartito, más que a cadáver huele a tripartito”.

Mientras tanto el combate ideológico y político entre PSOE y Podemos se libra en un terreno común de izquierda y aparentemente es descarnado. Álvaro Jaén, secretario regional de Podemos, tacha al socialista García de ser un “gran impostor” autor de “mentiras gruesas” como la del ahorro que se conseguiría suprimiendo el Consultivo.

“Y ustedes”, le contesta García, “deben explicar por qué acompañan al Campamento Dignidad en las protestas pero luego quieren dedicar al Consejo Consultivo un dinero con el que se podrían pagar tres mil quinientas rentas básicas”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha