eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los Encuentros en Montánchez terminan, con 2.300 espectadores en su XII edición

Los espectáculos en el castillo con "El Negri", Sole Giménez o Pepe Viyuela suman 300 espectadores más que hace un año, con Ara Malikian como artista destacado

Entre las actuaciones en el castillo, los foros de debate  multiculturales, los talleres de cocina saharaui, las actividades infantiles, las rutas guiadas y el resto de actividades paralelas, los Encuentros han contado con una participación de 3.500 personas

 La exposición de pintura ‘Erotismo y fetichismo’, hasta el 16 de octubre

- PUBLICIDAD -
Montánchez castillo

Uno de los momentos de los Encuentros

La XII edición de los "Encuentros en Montánchez. Diálogo de culturas" se ha cerrado con buen sabor de boca para la organización y el Ayuntamiento montanchego, puesto que según sus datos se ha conseguido superar la cifra de los 2.000 asistentes a las actuaciones en el castillo almohade de la anterior edición, que contó con el potencial de arrastre del músico libanés (de origen armenio) Ara Malikian.

Pero este año, el cartel programó varios conciertos que han obtenido respuesta por parte del público: la actuación del músico emergente de jazz-flamenco Antonio Lizana y la de Enrique Heredia "El Negri", junto a Sole Giménez (y la sorpresa de Pilar Boyero) registró un lleno absoluto en la explanada del castillo, cuyo aforo se limita a alrededor de 600 personas.

“Buena respuesta” también tuvo la arriesgada elección de trasladar al público a la decimonónica era de Zorrilla con "Don Juan Tenorio", así como la actuación de Pepe Viyuela con su humor absurdo y blanco en "Encerrona", que entusiasmó a un público de todas las edades. 

Difrutaron de las actuaciones en el castillo más de 2.300 personas, "lo que nos hace pensar que hemos programado una edición muy variada, que apela a un público heterogéneo, que ha respondido durante las cuatro jornadas", según ha explicado la alcaldesa de Montánchez, María José Franco, que ha considerado que el festival está "ya consolidado como un verdadero referente cultural para la Comunidad Autónoma extremeña, y que va cogiendo fuerza a nivel nacional".

Los Encuentros en Montánchez tratan de acercar aspectos como la danza, la música y la gastronomía de las tres culturas que convivieron en la localidad, "dando ejemplo de convivencia y tolerancia entre la cultura musulmana, la judía y la cristiana; en un momento en el que se está produciendo un repunte de la xenofobia en España y Europa".

El objetivo principal es "acercar la cultura a todos nuestros vecinos y visitantes. Partiendo de la necesidad de apoyar la cultura en pequeños municipios, que de otra forma quedarían excluidos de los circuitos tradicionales". En este sentido, la regidora montanchega ha agradecido la implicación de la Junta de Extremadura y la Diputación de Cáceres, que han aportado a esta edición 15.000 y 7.198 euros, respectivamente.

Así, las actividades de los Encuentros han contado este año con la participación de casi 4.000 personas, gracias a la elaboración de un programa que busca una cohesión social a través de la cultura, convirtiéndola en un elemento de integración entre personas, pueblos y culturas. 

Se han registrado llenos en los talleres de biodanza y de cocina saharaui (el festival estaba este año dedicado al pueblo del Sáhara occidental), en las actividades infantiles (con espectáculos en el Teatro de los Encuentros y juegos culturales, educativos y socializadores en la Plaza de España) y en la visita guiada a las excavaciones de la bodega del siglo XV del castillo, donde se dieron cita más de 150 personas; en una ocasión única para poder visita este área de la fortaleza.

Porque los Encuentros en Montánchez también sirven para dar visibilidad a un municipio de apenas 2.000 habitantes, "al que nos gusta que se asocie con elementos como la cultura y el patrimonio". Además de potenciar la dinamización turística y económica de la zona, "ya que son cientos los visitantes que nos acompañan durante su celebración". 

Cultura de paz

Por último, los foros sobre cultura de paz y sobre la población saharaui han servido para convertir el diálogo entre culturas y personas en una actitud positiva de apertura y enriquecimiento humano en zonas rurales. 

Así, los Encuentros han reunido en la Fundación VanderLinde a diversos expertos sobre la Cultura de Paz como Diana Marcela Tamayo, abogada activista de derechos humanos, Juan José Salado, Presidente de la Fundación Ciudadanía y la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui (junto a la Federación Sáhara Extremadura), en un proyecto transmisor financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional al Desarrollo (AEXCID).

Erotismo y fetichismo

 Por la Fundación VanderLinde también han pasado más de un centenar de personas a contemplar la exposición "Erotismo y fetichismo", que albergará la Casa de la Nogalas hasta el 16 de octubre, con obras de 25 pintores que han plasmado su visión de ambos conceptos con estilos muy diversos. Una actividad paralela del festival que ha tenido una gran acogida.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha