eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Extremadura tendrá que ajustarse el cinturón este año en 176 millones de euros

Es el montante en el que tiene que mejorar su ejecución presupuestaria respecto a 2014

- PUBLICIDAD -
El déficit estatal cae el 18 % hasta abril y asciende a 11.984 millones

La Administración autonómica tendrá que mejorar mucho el manejo de sus cuentas este año si no quiere sobrepasar el límite de déficit establecido por el gobierno central, y que es para todas las comunidades autónomas del 0,7%, lo que para Extremadura equivale a un margen de desviación de 126 millones de euros.

La tarea aparece prácticamente imposible viniendo de un precedente como el de 2014, en el que durante la gestión todo el año del Ejecutivo de José Antonio Monago las cuentas fueron las más desbocadas de España pues presentaron al final un desfase de 421 millones de euros, un 2,4% según cifras provisionales frente al 1% autorizado.

Con tan poca disciplina presupuestaria como la del año pasado –el ministro Montoro dijo que se debía principalmente a un incremento del gasto, y no a un deterioro de los ingresos--, el nuevo Ejecutivo extremeño salido de las urnas se encontrará con un cinturón disciplinario en sus cuentas aún más estrecho ya que para todas las comunidades el déficit máximo tolerado en 2015 va a ser del 0,7%.

Es decir, para no incurrir en la misma tendencia la Hacienda regional tendrá que hacer un esfuerzo de contención de 176 millones de euros, que es la diferencia entre lo autorizado, y la magnitud en la que se produjo la desviación el año pasado, es decir, como si en este 2015 el déficit final fuera el 1,68% en lugar del 0,7%.

Casi 10.000 millones de recortes

Con las nuevas cuentas disciplinadas que el ministro Montoro ha mandado a Bruselas, y que son obligadas si quiere seguir contando con la compra de deuda pública por parte del Banco Central Europea, las comunidades tendrían que hacer este año un recorte conjunto de 9.360 millones de euros.

Juan María Vázquez, senador del PSOE extremeño, afirmó esta semana en la Cámara alta que espera que toda la tolerancia que el ministro mostró el año pasado –no se cumplieron las recomendaciones de ningún organismo, incluido el de responsabilidad fiscal, Airef—no se convierta ahora en látigo cuando ha cambiado el signo político de varias comunidades, y entre ellas Extremadura.

Se desconoce en este momento el estado exacto de las finanzas extremeñas, que debería estar recogido en un informe de transición entre gobiernos del que la semana pasada habló el presidente en funciones, José Antonio Monago, pero que no ha sido publicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha