eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Simplificar el pago de herencias, rechazado a la espera de un acuerdo más profundo entre los partidos

La propuesta de Podemos de aclarar un tributo con 17 tipos impositivos y 9 beneficios fiscales, todo “un galimatías”, derrotada por PP y Ciudadanos con un PSOE en abstención

Para el partido morado el principal problema es la falta de información, ya que a los seis meses caduca el derecho a deducirse

- PUBLICIDAD -
Protesta por la justicia fiscal. Imagen: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

El impuesto de sucesiones, que regula el pago por recibir una herencia, se queda de momento como está, a la espera de un acuerdo a fondo de los partidos políticos, ya que una primera propuesta para simplificarlo ha sido derrotada este miércoles en un pleno de la Asamblea de Extremadura.

Era de Podemos y proponía revisar la complejidad del tributo, que cuenta con 17 tipos impositivos distintos y 9 deducciones fiscales diversas, y corregir la falta de información que a su juicio tienen los extremeños que heredan, por lo que muchos dejan pasar el plazo de seis meses dentro del cual hay derecho a unas deducciones que luego desaparecen.

La proposición solo ha tenido los votos a favor de Podemos, y en contra de PP y Ciudadanos, mientras que el PSOE ha preferido abstenerse.

Para el portavoz de Podemos Álvaro Jaén, al final el tributo es “confiscatorio”, los ciudadanos pagan más de lo que debían porque entre otras cosas liquidarlo uno mismo resulta imposible ya que resulta un “galimatías”, y ha desafiado a los diputados de la Asamblea a que realizaran una autoliquidación en un supuesto teórico.

PSOE y Podemos son partidarios de reformar el tributo a la baja, pero también de simplificarlo. Podemos exigía un estudio para hacerlo ya, y además abrir oficinas donde informar a los ciudadanos, además de campañas divulgativas.

Ambos partidos rechazan la tesis del PP de rebajar al máximo, prácticamente en su totalidad, el pago del impuesto, que según ha opuesto Podemos cuenta con deducciones de hasta el 100% en el caso de patrimonios inferiores a 600.000 euros, que sean vivienda habitual, o explotaciones agrarias y empresas familiares, todo ello entre parientes de primer grado.

Hay un total de nueve beneficios fiscales, pero todos supeditados a liquidar el impuesto en los seis primeros meses, ya que a partir de ahí desaparecen y además puede sufrirse un recargo del 20% y con intereses de demora. Podemos ha pedido también que la Junta se atenga a las valoraciones y coeficientes fiscales publicados, y los aplique automáticamente.

Acuerdo de fondo

La propuesta morada podría haber sido adelante si la hubiera apoyado PSOE, pero no ha sido así. Su portavoz Jorge Amado la ha rechazado por entender que es oportunista, “cerrada y unilateral”, ya que en este momento se negocia por los cuatro partidos una reforma fiscal que incluye el impuesto de herencias. “Si aprobamos esto aquí hoy, es condicionarnos el resultado, espérense”.

El diputado del PP Luis Carrón creía por error, como se probó luego en la votación, que el “bipartito” PSOE-Podemos estaba de acuerdo en sacar adelante la propuesta cuyo único objetivo “no es simplificar, sino perpetuar el impuesto de herencias”.

“A los ciudadanos”, negaba Carrón, “no les falta información, lo que les falta es dinero para pagar, la prueba es que cuando nosotros lo bajamos en su día las autoliquidaciones se triplicaron, los ciudadanos vieron la oportunidad”.

PSOE y Podemos han recordado al PP que una cosa es pedir en la oposición una rebaja del tributo, y otra suprimirlo cuando se está en el Gobierno, como podría hacer Rajoy ya que es estatal, o aumentar los impuestos 160 millones en el Ejecutivo autonómico de Monago en 2012 según el socialista Amado.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha