eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Vara da por zanjada la polémica pero “voy a seguir diciendo lo que pienso”

El presidente de la Junta no ha querido entrar en el revuelo armado por sus declaraciones del lunes y el apoyo que le han mostrado dirigentes como Susana Díaz, Rubalcaba o Madina

“No sé si en la situación actual de España el silencio ayuda en algo”

- PUBLICIDAD -
Vara dice que recoger firmas para convocar Comité Federal "no es el camino"

EFE

El presidente de la Junta de Extremadura y secretario regional del PSOE, Guillermo Fernández Vara, no ha querido pronunciarse sobre el revuelo surgido este miércoles después de que destacados dirigentes del partido hayan mostrado en público su apoyo a la libertad de opinión,  y su convencimiento de la lealtad del político extremeño a la formación socialista.

En una rueda de prensa para explicar el contenido de las primeras reuniones con la oposición para los presupuestos regionales de 2017, y preguntado por esa otra cuestión, Vara ha respondido que da por “zanjado el asunto” de su falta de comunicación con el secretario general Pedro Sánchez, prefiere correr “un tupido velo”, y ha alegado que son debates que deben permanecer en el interior del partido.

El pasado lunes en una intervención en Antena 3 Televisión, Fernández Vara explicó que llevaba dos meses sin hablar con Sánchez, y que le había sido siempre leal “hasta donde él ha querido que lo haya sido”, desvelando un distanciamiento con el secretario general del partido con quien discrepa en la estrategia a seguir cara a la formación de nuevo Gobierno, ya que el presidente de la Junta, a toda costa, no quiere llegar a unas terceras elecciones y preferiría antes de eso permitir un gobierno del PP en minoría.

Este miércoles en la rueda de prensa celebrada en la Presidencia de la Junta, Fernández Vara ha vuelto a explicar que la falta de Gobierno tiene paralizado al país y perjudica a las autonomías, puesto que no se pueden tomar, ni por parte de la Administración, ni por parte de los inversores, grandes decisiones económicas ya que “las elecciones lo contaminan todo”, y ningún inversor puede acordar nada “con alguien que no sabe si mañana va a seguir ahí”.

Por eso, aunque quiere zanjar polémicas públicas –“he estado todo el día en el despacho y no me he enterado de mucho”- ha precisado de nuevo que “la lealtad te exige decir lo que piensas, y voy a seguir haciéndolo”, y que su única aspiración política es “presidir mi tierra” y que haya un Gobierno “y así España tenga un horizonte más despejado”.

Eso no impide que haya agradecido mucho "todas las muestras de cariño" como respeta también las de "desaprobación", ya que se considera una persona "muy tolerante" y "muy comprensiva siempre con la crítica".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha