eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

COAG pondrá denuncia si los contratos de la uva no tienen precio antes de su entrega

Augura la peor cosecha de los últimos 20 años debido a la escasez de lluvias por segundo año consecutivo

- PUBLICIDAD -
Foto: advaldepenas.com

La organización COAG Coordinadora de Extremadura ha anunciado que la próxima semana interpondrá una denuncia ante la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) si no se pone el precio de la uva en los contratos antes de que los productores entreguen el producto.

El presidente de COAG, Juan Moreno, ha recordado que la Ley de la Cadena Alimentaria obliga a ello y destaca que las leyes están para cumplirse. Explica que la situación es insostenible y ha pedido a los agricultores que no sean cómplices de estos hechos, porque "algunos están haciendo cola para llevar la uva sin precio". 

Comenta que a causa de los bajos precios en otros países se acusa a España de "competencia desleal y boicotean los productos". Ha instado al sector industrial a pagar precios más altos que sean competitivos y que no arruinen al sector agrario. 

La vendimia

En cuanto a inicio de la vendimia, el presidente de COAG Extremadura augura la peor cosecha de los últimos 20 años debido a la escasez de lluvias por segundo año consecutivo, lo que ha considerado como una "catástrofe" para el sector.

Se ha adelantado entre 20 y 25 días porque los viñedos han brotado antes y las altas temperaturas han hecho que el fruto madure antes también. Las condiciones de las uvas son óptimas, puesto que no ha habido ataque de hongos, lo que hace que la calidad de la uva y el vino sea buena. 

2,6 millones de hectolitros de producción

La organización estima que la producción de vino y mosto sea de 2,6 millones de hectolitros, unos 350 millones de kilogramos de uvas, cuyo resultado sería un 30 % menos que el pasado año, aunque aún puede variar la producción según la climatología.

Además explica que la vendimia será muy desigual porque en todos los términos municipales habrá parcelas en las que no se note el descenso de la producción. Pero en otras alcanzan hasta un 80 % menos, incluso en algunas se secan las cepas y se pierde la plantación.

Ha recordado que esta situación no ocurría desde 1996, cuando hubo cuatro años de sequía, con lo que espera que a partir de 2017 haya mayor abundancia de lluvias. En cuanto a la recolección de la uva, el 30 % se hará mecánicamente y el 70 % restante de forma tradicional, a mano, por lo que se emplearán unos 160.000 jornales entre trabajadores asalariados y agricultores, 40.000 menos que en 2016. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha