eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

UPA-UCE pide a la Junta cambio en los protocolos contra la tuberculosis

La organización profesional agraria también ha demandado un mayor control cinegético para evitar el contagio a las cabañas ganaderas y cambios en la vacunación de la lengua azu

- PUBLICIDAD -
Lengua azul / http://observatoriodehesamontado.gobex.es

Lengua azul / http://observatoriodehesamontado.gobex.es

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos en Extremadura (UPAS-UCE) ha exigido hoy al Gobierno extremeño un cambio en los protocolos de actuación de la tuberculosis bovina ante el aumento de falsos positivos.

La organización profesional agraria también ha demandado un mayor control cinegético para evitar el contagio a las cabañas ganaderas y cambios en la vacunación de la lengua azul para que las campañas resulten más eficaces.

Esta organización señala que los ganaderos extremeños viven momentos de gran preocupación debido a la problemática en sanidad animal que actualmente existe en la región, donde los protocolos de detección de enfermedades como la tuberculosis bovina no están resultando eficaces.

A su juicio, es necesario volver al anterior protocolo, que está completamente avalado, en el que la prueba se efectuaba en la paleta y no en el cuello, que es una zona más sensible y proclive a inflamarse".

El secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, que se ha reunido hoy con el consejero extremeño de Agricultura, José Antonio Echávarri, alerta asimismo de que es necesario establecer un mayor control de la fauna salvaje para evitar los contagios, especialmente de jabalíes.

Además de estas reivindicaciones, desde la organización se ha solicitado que se concedan esperas y aguardas en las explotaciones afectadas, la realización de batidas en las tierras de regadío (especialmente en el maíz al no ser el hábitat natural de estas especies) y la inclusión de nuevos pueblos en el listado de zonas de emergencia cinegética para reducir el número de ejemplares.

Con respecto a la campaña de vacunación de la lengua azul, UPA-UCE ha trasladado a José Antonio Echávarri la problemática que viven los ganaderos por el retraso en las campañas de vacunación, que se están solapando con las campañas de saneamiento.

De no realizar las mismas antes del 30 de junio de 2015, los productores sufrirían restricciones de movimientos en sus explotaciones.

Según UPA, tras trasladarle este problema al consejero, este les ha informado de que ha solicitado al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, la ampliación del plazo de vacunación para la lengua azul hasta el 31 de julio.

Además, desde la organización UPA-UCE han demandado a la Consejería de Agricultura que reclame ante el Ministerio la descatalogación del serotipo 1, ya que a pesar de no tener repercusiones sanitarias, genera importantes pérdidas económicas para los ganaderos, además de graves problemas en el manejo de las explotaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha