eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Ganaderos del norte de Cáceres muy preocupados por el grave aumento de la tuberculosis bovina

Critican las polìticas de sanidad aninmal de la Junta

En zonas como Navalmoral de la Mata se cuadruplica la media nacional de casos

- PUBLICIDAD -
Detectado en Portaje (Cáceres) un caso de "vaca loca"

La tuberculosis bovina está causando honda preocupación el sector ganadero regional. Un informe de la propia Junta, indica que la incidencia de esta enfermedad triplica a la media nacional y por ello la pasada semana se publicó una orden de vacunación masiva y de control del movimiento del ganado.

En el norte de la región, la incidencia de la enfermedad es mucho más elevado y la situación de los ganaderos crítica.

En ese marco, la Unión de Ganaderos 2008, que agrupa a 140 explotaciones del norte extremeño, ha alertado del "grave" aumento y la expansión de la tuberculosis bovina en la región, a pesar, asegura, de que los controles sanitarios a las ganaderías "se han intensificado hasta lo irracional" para intentar erradicarla. En una rueda de prensa en Plasencia, tres de los socios de la entidad, los ganaderos Antonio Gamonal, Enrique Vega y Alfredo Esteban, han manifestado el hondo malestar y la preocupación del sector por la política medioambiental y de sanidad animal de la Junta de Extremadura. Gamonal ha dicho que ya en 2010 se preocupaban porque, ha señalado, en la zona que rodea al Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres) se doblaba, con un 2,30%, al resto de Extremadura en el índice de explotaciones afectadas por tuberculosis, cuya media era 1,15%".

No se actúa En este sentido, ha indicado que en la actualidad se supera con creces esos índices y que se ha llegado a cifras del 12% en Navalmoral de la Mata, 6,59% en Coria y 5,51% en Plasencia, unos porcentajes que los ganaderos consideran "escandalosos". Los ganaderos han señalado que no pueden ni quieren soportar más esta situación mientras creen que no se actúa ni sobre las causas que provocan la enfermedad, ni sobre las consecuencias.

En opinión de los ganaderos, y según los informes técnicos que han solicitado, el problema de la tuberculosis en Extremadura " está íntimamente asociado a la fauna salvaje, principalmente venados y jabalíes". Han aseverado también que, como protectores de la dehesa, quieren que toda la fauna esté sana, pero que llevan más de veinte años saneando y sacrificando vacas, los mismos años en los que, a su juicio, "se ha concedido bula de no intervención en la fauna salvaje, con lo que ha se ha conseguido que ésta sea el mayor reservorio de la enfermedad de la tuberculosis". A juicio de estos ganaderos, la "discriminación positiva" de la que gozan las especies salvajes no es buena para ninguna especie, incluidas las vacas.

Cuidado de lo salvaje, desprotección de lo doméstico

En pocas palabras, los ganaderos resumen el problemas en que históricamente se tiene a proteger a la fauna salvaje y se sitúa en posiciones secundarias a la doméstica. Por esto, los ganaderos de vacas nodrizas han mostrado su hartazgo ante una situación que consideran "injusta y equivocada" ya que, mientras que ellos realizan hasta cuatro saneamientos al año, "no se ha hecho nada en relación a la fauna salvaje, que es de donde proviene el foco", ha explicado Vega. "Un juego de poderes e influencias nos convierten en víctimas de políticas equivocadas que llevan a la ruina a nuestras explotaciones y a las familias que dependen de ellas de forma directa e indirecta", ha agregado Antonio Gamonal. Por último, los ganaderos han expresado su deseo de que en la próxima legislatura "los mismos u otros poderes de la Administración regional reflexionen, hagan autocrítica y orienten la política sanitaria animal más de acuerdo con la realidad del ganado doméstico y de la fauna con la que convive".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha