eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Josep Mor : “El sector agroalimentario aguanta la crisis porque trabaja productos de primera necesidad y es estable ”

-“Sólo 10 grandes corporaciones internacionales que manejan el 80% de la venta de alimentos en el mundo”

-“El sistema cooperativo es mucho más fuerte que una sociedad de capital, pero solo si hay cohesión”

“Lo más difícil de aprender es a adquirir la sensibilidad necesaria para captar lo que nos pide el público”

- PUBLICIDAD -
Josep Mor, economista y asesor de la cooperativa San Marcos (Almendralejo)

Josep Mor, economista y asesor de la cooperativa San Marcos (Almendralejo)

Nacido en Lérida, economista y profesor en el Instituto san Telmo y otras escuelas de negocios como profesor invitado. “Siempre he compaginado mi vida profesional con la académica, aunque esta última no supera el 5% de mis horas de trabajo anuales, la considero vocacional”, señala.

En los últimos años mantiene un estrecho contacto con Extremadura y actualmente asesora a la cooperativa san Marcos (Almendralejo) para remontar situación que llegó a ser complicada, pero en la que tras una reestructuración financiera se y otras serie de medidas mira con más tranquilidad hacia el futuro.

- La cooperativa san Marcos debe ser una de las más veteranas de la región ¿nos recuerda sus cifras básicas?

-La Cooperativa del Campo San Marcos de Almendralejo se creó en el año 1980, actualmente tiene 199 socios, todos con explotaciones en los alrededores de Almendralejo, Santa Marta de los Barros, La Albuera, Ribera del Fresno, La Nava, Alange y El Entrin. Se dedica a la producción de vino y aceituna envasada.

- Ha habido muchos comentarios en el sector en torno a las dificultades de esta cooperativa ¿Cuál es la situación actual?

-La cooperativa ha tenido tiempos muy difíciles. Los problemas se fueron incubando durante un periodo de dos o tres años y en 2012 explotaron. En aquel momento, había muchas dudas sobre su viabilidad, pero se consiguió lo fundamental; el apoyo de los socios. Esto provocó una sucesión encadenada de hechos; préstamo financiero por parte de SOFIEX, apoyo de “CajAlmendralejo”, los bancos aceptaron los términos en los que se planteó la negociación y los proveedores también. Todo esto permitió su reestructuración financiera. Debido a que solucionar la parte financiera nunca es suficiente, posteriormente se inició la aplicación de una política de saneamiento en todos sus ámbitos; organizativo, productivo, logístico, de producto, comercial, etc.

Las grandes corporaciones

-A raíz de los serios problema del grupo cooperativo Acorex parece que ha habido cierta tendencia a pensar que el modelo cooperativo están en peligro ¿supongo que no será así?

-Yo también creo que el peligro no está ligado a la condición de cooperativa. El sector agroalimentario es un sector muy especial, que aguanta muy bien los periodos de crisis porque es muy estable gracias a que normalmente trabaja productos de primera necesidad. Pero, por otra parte, es un sector que tiene el problema de su bajo valor añadido, también motivado por trabajar con productos de primera necesidad.

En la cadena de valor del sector, hay sólo 10 grandes corporaciones internacionales que manejan el 80% de la venta de alimentos en el mundo, dominan el mercado y aplican mucha presión hacia abajo en la cadena de valor y uno de los últimos de esta cadena son el agricultor y el transformador. Eso significa que es imprescindible gestionar bien (en el más amplio sentido de la palabra) y antes de gestionar es necesario diagnosticar los problemas. Si no lo haces así, no puedes enfocar donde aplicar la gestión. Esto lo sufre una cooperativa y cualquier otro tipo de empresa.

-El modelo cooperativo ha funcionado en Extremadura en algunos sectores, con algunas cooperativas, en otras ha ido regular y en otros... mejor olvidar. En San Marcos creo que están barajando un proyecto que puede suponer la transformación de una sociedad cooperativa en otro modelo de gestión ¿por qué?

San Marcos está en proceso de transformarse a sociedad anónima. Esta decisión se tomó como medida de protección al patrimonio de los agricultores (socios) y dentro del plan de reestructuración. El problema de San Marcos era muy especial, muy profundo y de gran magnitud. Así que esta medida, estaba pensada específicamente para esta cooperativa. Esto no debe tomarse como un ejemplo aplicable a todos los casos. En San Marcos los agricultores tuvieron que hacer frente a una recapitalización en 2009 por valor de varios millones de euros y el problema se repitió en 2012, cuando valoramos unas pérdidas no reconocidas en contabilidad que superaban en 1,6 veces las ventas anuales de la cooperativa en aquel momento.

-¿Esa opción supone una invitación a la empresa agraria extremeña, a las cooperativas, en definitiva a todo el sector agrario a abrir vías nuevas?

-Rotundamente, no. Uno de los mayores problemas que se produce hoy en día en la gestión empresarial es tratar de “fotocopiar soluciones” sin atender a las situaciones individuales. Antes me he referido al diagnóstico y en este campo, al igual que en la medicina, diagnosticar bien supone el 80% del trabajo. Las actuaciones deben diseñarse a medida; una reestructuración financiera o un cambio jurídico, ni siquiera la suma de estas dos actuaciones solucionan un problema de crisis empresarial.

-Parece que la crisis ha sido menos dura en este sector que en la industria, la construcción u otros.

-Correcto, y esto siempre será así porque el sector agrario es más estable, como he dicho antes. También ocurre lo contrario, notará mucho menos los periodos de crecimiento económico. Por otra parte, el sistema cooperativo es mucho más fuerte que una sociedad de capital, pero sólo si hay cohesión entre los cooperativistas y entre estos y quien dirige la cooperativa. Si no reúne estas condiciones, se convierte en un sistema completamente volátil. En las cooperativas, el problema es muy similar al que se produce en las pequeñas empresas familiares; no están bien identificados los papeles entre propiedad y gestión, lo cual conduce a muchísimos errores en la gestión de la empresa, simplemente porque se confunden los papeles entre los responsables del gobierno cooperativo y los responsables de la gestión cooperativa.

La importancia de la calidad

-Si miramos las hemerotecas, desde los tiempo de Viriato, perdone la broma, se viene diciendo que Extremadura hace unas producciones excelentes pero tiene una comercialización muy deficiente ¿cree que hay alguna manera de romper ese círculo algún día?

-Yo espero que sí, y he hecho muchos esfuerzos para tratar de explicar lo fundamental de esta idea. Sobre esto hay mucho que hablar, y tiene muchísimo que ver con la capacidad de crear valor, evitando uno de los problemas fundamentales del sector agroalimentario; su bajo valor añadido. Ya que le gusta la historia, repase la historia económica del siglo XIX en Andalucía que en 1830 era la región con mayor PIB per cápita de España, superaba la media en 1,4 veces el promedio español. Fue la locomotora económica del país y la primera en iniciar la revolución industrial, 100 años más tarde (en 1930) su PIB per cápita era de 0,7 veces el promedio español.

El problema al que se refiere no lo debe capitalizar únicamente Extremadura, pasa lo mismo en Andalucía, en Aragón, en Castilla-León, y en muchísimas zonas de España. Es un problema también en Cataluña, aunque se están haciendo muchos esfuerzos por parte de las empresas y cooperativas para resolverlo. Aquí hay que tomar ejemplo de Italia, ellos son los que lo hacen mejor en el mundo, los griegos también y detrás de ellos, Israel.

Pero nada se puede hacer si no empezamos estando convencidos de la calidad y el valor que tiene lo que estamos produciendo. Después hay que aprender a hacérselo ver a los demás, al mercado, y eso es una técnica que se aprende. Lo más difícil de aprender es a adquirir la sensibilidad necesaria para captar lo que nos pide el público.

Aprovechando que acabamos una campaña electoral si pudiera incluir una demanda en los programas de los partidos ¿qué pediría para el sector agrario del que realmente se habla bien poco en esta campaña?

Yo no puedo hacer ninguna demanda en este sentido. Lo que sí le diré es que los responsables políticos, al igual que los responsables de cualquier proyecto, deben continuar siendo buenas personas, honestas y tener mucha sensibilidad hacia los problemas del conjunto de la sociedad. Yo soy profesor de una escuela de negocios, en la que tenemos un lema en el que creo mucho; mejores personas, mejores empresas. Esto es lo único que construye futuro, las personas. Fíjese como los problemas económicos están íntimamente relacionados con la ilusión, las perspectivas, la esperanza y la confianza.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha