eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Ninguna crónica de un corresponsal de guerra “merece el sufrimiento de su familia”

Sin embargo a la vez es una obligación informar desde los escenarios bélicos

Ángel Sastre, periodista extremeño secuestrado durante 10 meses reconoce en Badajoz que fue un error volver a Siria, que no volverá a cometer

- PUBLICIDAD -
Ángel Sastre, en la charla dada en Badajoz

Ángel Sastre, en la charla dada en Badajoz @mirianfRua

Ángel Sastre, uno de los tres periodistas españoles recientemente liberados tras pasar casi diez meses secuestrado en Siria, ha defendido este sábado el deber de informar y denunciar lo que sucede en los escenarios de guerra.

El periodista de Don Benito ha ofrecido una charla en Badajoz, organizada por la Asociación de la Prensa pacense y la Real Sociedad Económica Amigos del País, en la que ha hablado de su profesión, de su secuestro y cautiverio y posterior liberación.

Es corresponsal de guerra porque entiende que es labor del periodismo denunciar ciertos escenarios, aunque también ha reconocido que "disfruta" mucho de lo que hace y que en el fondo "nos va la marcha".

El periodista extremeño ha reconocido que fue un "error" entrar en esta última ocasión en Siria, y que ninguna crónica "merece el sufrimiento causado" a su familia y a él mismo, y que por tanto no volverá a cometer un error de este tipo.

Sin embargo, ha defendido su trabajo y la necesidad de seguir contando lo que sucede en estos escenarios, pues mueren cientos de personas.

Sastre, que ha agradecido la labor del Gobierno central, ha relatado distintos detalles del secuestro, del que fue consciente "a los diez segundos", después de ser interceptados por una furgoneta a la que le obligaron a entrar a punta de arma.

Ha señalado que en ningún momento fue conocedor de que estaba en manos del Frente Al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y ha indicado que nunca fue torturado ni golpeado durante un cautiverio en el que los periodistas estuvieron en diversas casas.

Al final tuvo una televisión

En algunos periodos de su cautiverio se le permitió hacer deporte, e incluso en los últimos cuatro meses se les ofreció una televisión en la cual podía ver distintas emisoras en inglés.

El periodista extremeño ha apuntado además que los familiares recibieron algunas "pruebas de vida" durante el cautiverio.

Respecto a su profesión, ha lamentado la situación de "precariedad" que viven los periodistas de guerra españoles en la actualidad, una circunstancia que en su opinión no es debida a la crisis, y ha reivindicado unas condiciones económicas acordes al trabajo que se realiza.

"Hay que gastar dinero en estas cosas", ha defendido, al tiempo que subrayado que "se puede hacer periodismo en cualquier lugar", haciendo información local o sobre un conflicto armado.

Respecto a la actual situación que vive Siria, ha explicado que la población se encuentra hoy atrapada en un "túnel sin salida", entre el régimen y las distintas facciones islámicas, y ha lamentado especialmente la situación que viven los niños y quienes sufren en los hospitales.

Sastre ha mostrado además al público asistente distinto material de su propiedad, no ofrecido en los telediarios, donde se podía apreciar las dificultades que pasa la población civil y los riesgos que corren los periodistas en lugares de conflicto como Siria o Irak. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha