eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Mérida recibe un Séneca del siglo XXI para "cortarse nuevamente las venas"

La obra que dirige Enrique Hernández puede verse del 26 al 30 de julio en el Teatro Romano

a obra, armada sobre una escenificación actual, incluye danza, pinceladas de humor y cante, el que pone Carmen Linares

- PUBLICIDAD -
Presentación de Séneca / Festival de Teatro Clásico de Mérida

Presentación de Séneca / Festival de Teatro Clásico de Mérida

El director teatral Enrique Hernández, que esta semana llega al Festival de Teatro Clásico de Mérida con "Séneca" ha dicho que si el filósofo romano estuviera en el siglo XXI, con sus corruptelas y desigualdades, "se volvería a cortar las venas".

"Se las cortaría y sin que nadie le invitara a ello", ha señalado Hernández. Ha recordado que el filósofo, político y orador cordobés dijo hace veinte siglos: "dentro de dos mil años espero que la humanidad haya cambiado, no haya corrupción y sí igualdad".

"Se le agradece la voluntad, pero se equivocó", ha agregado el director, quien acompañado por las actrices y actores del reparto de esta obra ha presentado esta obra, cuyo texto fue escrito por Antonio Gala hace 30 años.

A pesar de ser una obra que transcurre en el Imperio Romano y es rigurosa con la historia, "la batalla entre el arte y la barbarie, la lucha entre la ética y la corrupción" puede ser perfectamente extrapolable a nuestros días. Estamos en los últimos momentos de la vida de Séneca, quien a pesar ser un defensor del estoicismo, la ética y el arte, no logra que el emperador, a quien tutela, siga lo que él promulga.

Al meterse en política, Séneca, papel que interpreta Antonio Valero, siente el derrumbe de sus ideales, ha expuesto Hernández. "Cuidado con los que invitan al suicidio -como le ocurrió a Séneca- que nos quedamos con medio país", ha manifestado el actor.

En su opinión, el filósofo cordobés es un personas "actual" que "tuvo la ocurrencia de meterse en política. Ahí se empezó a ver lo que son las contradicciones del intelectual, la política, los valores, la ética... y, por desgracia, muy poco ha cambiado todo". L a obra, armada sobre una escenificación actual, incluye danza, pinceladas de humor y cante, el que pone Carmen Linares, quien debuta como actriz sobre el escenario emeritense.

Ella es Helvia, la madre de Séneca, "el pilar" de la honestidad y la moral del filósofo. "Tengo que cantar y hablar. Fui una inconsciente en su día al decir que sí" al papel, ha dicho la cantaora, quien ha asegurado estar encantada de tener "a estos compañeras y compañeros, que me han enseñado lo duro y difícil que es ser actriz o actor".

Poemas de Gala

Hernández ha introducido algún poema de Gala en la obra para que Linares lo cante, como así ha hecho, a modo de entremés, durante la rueda de prensa. El joven Nerón está interpretado por Diego Garrido, cuyo personaje cabalga desde su voluntad de cambiar las cosas bajo la ética y la igualdad, pero que sucumbe ante el poder y su trastienda de envidias y rencores.

"Lo bueno de la juventud es que no da tiempo a corromperte", ha apuntado entre risas Garrido. Esther Ortega como Agripina, Eva Rufo (Popea), José Luis Sendarrubias (Otón), Ignasi Vidal (Petronio), Aka Thiémélé (esclavo) y la extremeña Carolina Yuste (Acté) completan el elenco.

El papel de esta última nos acerca también a la actualidad, pues Acté es una refugiada siria que llega al Imperio Romano huyendo de la guerra. "Fueron sirios y sirias que huyeron por mar y tierra buscando La Galia, Germania e Hispania. Los que sobrevivieron fueron esclavos y esclavas", ha apuntado el director de la obra. La obra, la primera coproducción del Centro Dramático Nacional y el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, fue estrenada el pasado mes de abril en Madrid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha