eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Autoempleo y discapacidad, una fórmula para saltar la barrera del paro ante un mercado laboral excluyente

Tres de cada cuatro personas con diversidad funcional está en paro

CCOO Extremadura denuncia la temporalidad laboral a la que se enfrentan, encadenando contratos por días, por semanas

CERMI reclama el cumplimiento de las leyes laborales, que protegen a estas personas. También insta a poner en marcha planes adaptados 

- PUBLICIDAD -
CAF y la ONCE impulsarán oportunidad de empleo para personas con discapacidad

EFE

Los datos son concluyentes. Las personas con discapacidad tienen enormes dificultades para integrarse en el mercado laboral. Tres de cada cuatro está en paro, según los datos que maneja la ONCE.

Las organizaciones que trabajan con personas con ‘capacidades diferentes’, que no discapacidad, coinciden en el estigma social que sufren. Sigue existiendo esa conciencia social de que emplearlas "puede traer problemas".

A ello suma CCOO Extremadura la temporalidad laboral a la que se enfrentan, encadenando contratos por días, por semanas. Sufren con más intensidad la precariedad y las desavenencias de un mercado laboral que no está pensado para ellos.

Ante esta situación son muchos quienes se lían la ‘manta a la cabeza’ y montan su propia idea de negocio. Se vuelven emprendedores. Algunos por iniciativa propia, otros ‘obligados’ por la situación.

Carlos Manuel Valiente es el presidente de la Asociación Extremeña de Emprendedores con Discapacidad. Cuentan con una red de 500 personas entre asociados, empresas colaboradoras y otras personas que les prestan ayuda.

Apunta que la discapacidad siempre es un estigma, pero hay personas totalmente formadas y cualificadas, con formación y cualidades más que suficientes para llevar a cabo una idea de negocio u ocupar un puesto de responsabilidad. “A veces, las personas con capacidades diferentes no nos exigimos a nosotros mismos todo lo que deberíamos”.

Quieren hacer visible su trabajo y animar a más personas a dar el paso. “En muchas ocasiones no se han atrevido a ser sus propios jefes, siempre hemos pensado que teníamos que recibir ayuda. Eso tampoco es justo”.

Hace hace un ejercicio de autocrítica dentro del colectivo, aunque sí apunta a desigualdades diarias. Comenta por ejemplo la ausencia de personas con capacidades diferentes ocupando un puesto de dirección.

Al final la gran mayoría termina haciendo trabajos manuales, como jardineros o como personal de la limpieza. Reclama más implicación de las administraciones, y garantías legales que logren esa igualdad real.

La Fundación ONCE creó 9.000 empleos para personas con discapacidad en 2015

No se cumple la ley

En este sentido desde CERMI Extremadura, Alfonso Cortés reivindica el cumplimiento de la ley que obliga a las empresas con más de 50 trabajadores a que al menos el 2 por ciento de la plantilla sean personas con discapacidad, del mano de una cuota de reserva.

La ley obliga es a ofertar esos empleos, no a hacer esas contrataciones, según explicó en declaraciones a Canal Extremadura Radio. También explica que las personas con movilidad reducida necesitan ciertas adaptaciones de sillas u otros componentes. “Además hay personas que pueden trabajar, y que tienen la capacidad, pero que son dependientes. Para ellas existe la figura del asistente, algo que recoge la Ley de Dependencia. También la figura del ‘preparador laboral’, que apoya a personas con discapacidad intelectual”.

Ausencia de estadísticas

En materia laboral Ana Isabel González, de CCOO Extremdura, explica que uno de los problemas que han detectado es la ausencia de estadísticas actualizadas en torno a la discapacidad, lo que dificulta hacer planes de actuación ajustados a la realidad.

El sindicato lamenta que en la mayoría de los casos estos trabajadores y trabajadoras, aunque continúan teniendo la capacidad y el deseo de trabajar, y a pesar de los derechos reconocidos en la normativa social y laboral, “sufren serias restricciones para el retorno al empleo y un elevado porcentaje deja de realizar, casi por completo, cualquier actividad laboral”.

Las barreras de acceso a empleo son una realidad evidente, según comenta, pese a los planes de empleo de la Junta, con programas dirigidos a la diversidad funcional o el incentivo a la contratación indefinida.

También hace una llamada de atención para los casos en que los trabajadores adquieren una discapacidad a causa del trabajo. Porque el trabajo también enferma, o pueden sufrir accidentes laborales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha