eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

UGT Extremadura exige el desarrollo de la Ley integral contra la violencia de género

"Consideramos que la lucha contra la violencia de género también debe contemplar la eliminación de las desigualdades entre hombres y mujeres en la sociedad y, en concreto, en el mercado laboral"

A la organización sindical le preocupa el aumento de la brecha de desigualdad que se está produciendo en diferentes ámbitos. Considera que las mujeres son las que sufren más precariedad laboral debido al incremento de la discriminación por razón de sexo

- PUBLICIDAD -
La ONU condena a España por negligencia en un caso de violencia de género

EFE

El sindicato UGT en Extremadura ha exigido el desarrollo de la Ley integral contra la Violencia de Género en el terreno laboral y el reconocimiento de derechos laborales a favor de las víctimas.

"Consideramos que la lucha contra la violencia de género también debe contemplar la eliminación de las desigualdades entre hombres y mujeres en la sociedad y, en concreto, en el mercado laboral", han afirmado fuente sindicales.

De hecho, UGT, sindicato al le preocupa "el aumento de la brecha de desigualdad que se está produciendo en diferentes ámbitos", considera que las mujeres son las que sufren más precariedad laboral debido al incremento de la discriminación por razón de sexo.

Además, el hecho de que el cuidado de la familia y la conciliación de vida laboral y familiar recaigan casi exclusivamente en la mujer "obliga en la mayoría de los casos a reducir la jornada laboral y a veces, incluso a renunciar al puesto de trabajo".

Todo ello, a juicio de UGT, tiene unas consecuencias directas sobre las pensiones de las mujeres, "quienes tienen más esperanza de vida pero se enfrentan a un mayor riesgo de pobreza".

Según los datos del sindicato, la brecha salarial en Extremadura es del 19%, cuatro puntos inferior a la media nacional debido a que esta comunidad autónoma tiene "los salarios más bajos", y tres puntos superior a la media europea.

"Denunciamos el incumplimiento sistemático del derecho a una misma remuneración por el mismo trabajo, pues es una discriminación continua e injustificada que no debería permitirse en una sociedad democrática basada en el principio de Igualdad", han agregado.

A todo ello se suma el incremento, desde el comienzo de la crisis, de "la desprotección social, del desempleo y de la feminización de la pobreza", a lo que se une la insuficiencia de recursos públicos para la prevención, protección y atención a mujeres víctimas de violencia.

"La violencia de género no entiende de clases sociales, no depende de los niveles de renta de las víctimas, pero también parece de sentido común decir que las mujeres que sufren la violencia machista, con escasos recursos económicos o que dependen económicamente de las personas de las que son víctimas, tienen más dificultades para romper y salir de este círculo de violencia que, en muchas ocasiones, es mortal", han expuesto desde UGT.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha