eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El grifo de crédito bancario sigue cerrado mientras las pymes extremeñas recurren a familiares

"No necesitamos grandes cantidades, pues hablamos de que los pequeños autónomos que necesitan créditos de entre 10.000 y 20.000 euros, y sin embargo tienen acceso con grandes dificultades"

- PUBLICIDAD -
Coworking, oportunidad del trabajador autónomo. (EFE)

EFE

No es la situación de hace unos años, cuando la crisis azotaba con toda su intensidad y pedir un crédito resultaba una misión imposible. Aunque el panorama tampoco es mucho mejor según describen las  organizaciones de autónomos y pymes extremeñas.

Advierten que el crédito bancario que necesitan para desarrollar su actividad sigue sin fluir. Y el dinero que llega lo hace a cuentagotas.

Precisamente este martes el presidente de la Junta Guillermo Fernández Vara constituía junto a siete entidades bancarias tres mesas de trabajo centradas en los problemas hipotecarios de las familias. A los bancos Vara trasladó Vara que al igual que ha habido diálogo en torno a los desahucio, es necesario que inyecten 'músculo' en la financiación de las empresas y sus proyectos.

"El dinero no llega"

Desde  la Organización de Profesionales y Autónomos de Extremadura (OPA Extremadura) Fernando Segador confirma que para ellos el grifo sigue cerrado y que los bancos siguen por lo general sin dar créditos. 

Comenta que los autónomo de a pie se las ven “totalmente crudas”, lo que supone el estrangulamiento de la economía de las pequeñas empresas de la región y de sus negocios, que dependen en buena medida de sus propios ingresos para capitalizar sus negocios.

Por ejemplo, en empresas de calzado o textil, que cuando llega una nueva temporada y tienen que hacer una inversión en material se ven obligados a recurrir a su propia tesorería o a sus familiares.

Denuncia que el modo de actuar de estas entidades consiste en copar un cupo de créditos para cumplir los objetivos. Aunque en este cupo hay un porcentaje importante de empresas que no lo necesitan, pero que les aporta la seguridad de que les va a devolver el dinero.

Así critica que las entidades bancarias interpretan un “paripé” para hacer ver que las estadísticas son buenas, “cuando la realidad es que el crédito no llega a las pequeñas empresas”.

Por parte de la organización la  Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Extremadura José Luis Perea traslada que no se está dando crédito, ni de los fondos ICO ni de los productos propios.

Incide en que aunque no se está en la misma situación que hace unos años, tampoco llega el dinero a los y las empresarias como sería deseable. "No necesitamos grandes cantidades, pues hablamos de que los pequeños autónomos que necesitan créditos de entre 10.000 y 20.000 euros, y sin embargo tienen acceso con grandes dificultades".

En cuanto a los ICO, unos créditos públicos del Estado, explica que existen convenios con las entidades privadas, que se encargan de gestionarlos en la práctica, y la realidad es que al final el bando --afirma-- discrimina al solicitante.

Apunta que al empresario que tiene solvencia el banco termina por ofrecerles sus propios productos (se presume que a un interés superior que los ICO), mientras que a las que no, no se les ofrece ni estos productos ni los ICO.

¿Qué pasa con la deuda a proveedores?

Otra de las cuestiones es la ausencia de consumo y de dinero en la calle, ante lo que Miguel Coque, de CCOO Extremadura incide en que hasta que no corra el dinero "estamos en el mismo discurso de siempre". El problema según explica es que el consumo que hay tira del ahorro, no de la renta acumulada, porque no hay dinero ni subida de salarios.

Además recuerda que Extremadura es de las últimas regiones en pagar a los proveedores, en una comunidad donde más de la mitad de los productos de estos proveedores dependen de la financiación autonómica. Aunque ahora se espera que comenzará a mejorar la situación porque ya hay presupuestos regionales, lo cierto es que el cumplimiento del déficit es una "espada de Damocles" y la amenaza de retención por parte de Montoro un "atropello" para Extremadura.

En este sentido el presidente de la Junta aseguró que la suma de todos los mecanismos que se han puesto en marcha pone de manifiesto que la Junta va a poder cumplir ya "a finales de este mes de julio" el plazo medio de pago a proveedores, informa Efe.

"Ellos ya saben, que hemos hecho el esfuerzo para que cuando los datos de julio sean conocidos en septiembre, Extremadura esté cumpliendo ya el plazo medio de pago a proveedores". Vara ha insistido en que su Ejecutivo va a trasladar a Hacienda que "los esfuerzos están hechos", algo de lo que, ha dicho, el Ministerio es conocedor pues la reducción del plazo de pago a proveedores se ha hecho con dinero procedente del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). También se ha destinado a ello dinero del presupuesto autonómico, con "el crecimiento del presupuesto de Sanidad del 12 por ciento", y "otra parte con el Confirming", un servicio financiero de gestión de pagos a proveedores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha