eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La equiparación laboral de mujeres y hombres en Extremadura, una asignatura pendiente para la Ley de Igualdad

CCOO Extremadura pide acciones urgentes a favor mujeres

Las extremeñas deben trabajar 95 días más igualar el salario de los hombres: “Eso también es violencia de género”, denuncia UGT

La directora del IMEX destaca que las leyes de igualdad deben ir acompañadas de normativas laborales que también protejan a las mujeres y a sus empleos para evitar así que "la cara de la pobreza tenga rostro de mujer"


- PUBLICIDAD -
Las grandes empresas suben los salarios un 0,7% hasta abril, pese a aumentar sus ventas casi un 6%

CCOO de Extremadura ha exigido a las administraciones públicas y a la sociedad "acciones urgentes, beligerantes y contundentes" para la equiparación entre mujeres y hombres, especialmente en ámbito laboral. Advierte que la Ley regional de Igualdad no se cumple tras haber sido aprobada hace cinco años.

Así lo ha pedido el secretario regional del sindicato, Julián Carretero, en la inauguración en la Asamblea de Extremadura del foro "Análisis de la situación sociolaboral de las mujeres en Extremadura 2011-2016". 

CCOO considera que el avance en la igualdad entre géneros "no es efectivo". Se refiere por ejemplo en el área laboral que la crisis ha afectado a uno de los colectivos más vulnerables, el femenino, al sufrir especialmente la precariedad en los contratos, la diferencia salarial con respecto a los hombres y la notable subida del desempleo, en concreto en cinco puntos porcentuales, hasta el 45%.

Entre otras cuestiones critica que muchas administraciones públicas no cuenten con planes de igualdad, al mismo tiempo que ha reiterado la necesidad de que haya una verdadera apuesta en favor de ellas en los Presupuestos regionales para 2017.

Piensa que es preciso promocionar la Ley de Igualdad, de la que ha aseverado que es "muy positiva" pero que no se aplica. "En Extremadura el desempleo tiene cara de mujer, la temporalidad y precariedad en la contratación tiene cara de mujer y la economía sumergida tiene cara de mujer, que también sufre el doble trabajo en la familia y fuera de ella".

Sube el paro femenino

A su vez la secretaria de la Mujer del sindicato, Teodora Castro, ha afirmado que cinco años de vigencia de la Ley es un lapso suficiente para evaluar lo sucedido. Tras esto se han encontrado con "la sorpresa" de que la situación ha empeorado ya que, por ejemplo, ha subido el desempleo femenino en mayor medida que el masculino. Ha preguntado que "qué ha pasado con la Ley para que sus efectos no sean beneficioso".

Agrega que el texto no se ha aplicado por dos motivos, uno la crisis económica y el otro que las medidas puestas en práctica para superarla no han tenido en consideración a las mujeres.

Además apunta que la Ley es "un referente magnífico" pero que debe haber un compromiso político para que se cumpla, tras lo que ha recordado que el presidente regional, Guillermo Fernández Vara, subrayó en el comienzo de su mandato la necesidad de "la paridad". Castro ha pedido que en la aplicación de las políticas públicas se tenga siempre en cuenta la mala situación de las mujeres. 

La pobreza, con rostro de mujer

Por su parte Elisa Barrientos, directora del Instituto de la Mujer de Extremadura, ha señalado que las leyes de igualdad deben ir acompañadas de normativas laborales que también protejan a las mujeres y a sus empleos para evitar así que "la cara de la pobreza tenga rostro de mujer".

Ha señalado que la Ley 8/2011, de 23 de marzo, de Igualdad entre Mujeres y Hombres y Contra la Violencia de Género en Extremadura fue un "gran paso" que dotó a la sociedad de igualdad formal y ha añadido que ahora es preciso luchar para conseguir una igualdad real y efectiva.

Apunta que se ha avanzado en aspectos como la disminución de la brecha laboral pero que no por esto las instituciones y la sociedad se deben relajar porque aún queda mucho por hacer.

"La Ley de Igualdad debe ir acompañada de normas laborales que también protejan a las mujeres y sus empleos", ha subrayado la directora general del IMEX, quien ha asegurado que la Reforma Laboral ha incidido en la peor calidad del empleo femenino, justo lo contrario, ha sentenciado, de lo que buscan las leyes de igualdad.

En relación a la transversalidad de las políticas públicas en materia de igualdad, Barrientos ha recordado que desde que se firmó el Acuerdo para la Concertación Social con los agentes sociales y políticos en la región la Administración autonómica aplica la perspectiva de género. 

"Yo no trabajo gratis"

Las mujeres trabajan anualmente en Extremadura 95 días más que los hombres, es decir "gratis", para obtener el mismo salario según denuncia UGT. La secretaria de Igualdad, Políticas Sociales y Salud Laboral de UGT Extremadura, María José Ladera, quien considera esto "otra forma de violencia de género".

Ladera ha presentado la campaña nacional "Yo trabajo gratis", que se desarrolla hasta el 31 de diciembre para denunciar, visualizar y sensibilizar a la población de la discriminación salarial que sufren las mujeres. Además de la campaña realizada en las redes sociales, se llevarán a cabo en diciembre concentraciones en la sede del sindicato.

La representante sindical ha reclamado a las Administraciones públicas que potencien y tomen medidas a través de la implantación de políticas destinadas a la erradicación de esta problemática. Según Ladera en Extremadura la brecha salarial se ubica en el 25,14 por ciento, más de un punto por encima de la media nacional, por lo que los hombres ganan una media anual de 21.780 euros mientras que las mujeres obtienen unos ingresos de 16.304 euros.

En este sentido, una trabajadora regional necesita 95 días más para que su salario se equipare con el de un hombre, mientras que en España esta cifra se reduce hasta los 54 días, que coincide con la duración de la iniciativa de UGT. A nivel nacional, la brecha salarial se sitúa actualmente en un 24 por ciento, la más alta de los últimos seis años, con una diferencia de sueldo anual entre trabajadores de los dos sexos de 6.160 euros.

Esta situación de "pobreza" no solo afecta en temas salariales, sino que incide a la hora de cobrar prestaciones contributivas como el desempleo, la incapacidad o la jubilación, entre otros. Además, las extremeñas son las que mayoritariamente acceden a las pensiones asistenciales, debido a la falta de cotización, motivada por la obligación de abandonar las carreras profesionales o trabajar en empleos temporales para cuidar a familiares. Según los datos del Observatorio de Empleo, referentes al empleo del mes anterior en Extremadura, de un total de 57.151 contratos realizados, el 61,8 por ciento pertenecen a contratación masculina frente al 38,2, que es femenina.

También ha mencionado las horas que se dedican por parte de ambos géneros al cuidado del hogar y la familia, que en las mujeres supera las cuatro horas diarias y en los hombres son algo más de dos, que al computarlas por jornadas completas equivaldrían a 205 y 114 días al año, respectivamente.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha