eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La región tiene uno de los impuestos de la renta más altos de España, pese a la rebaja fiscal

Un soltero sin hijos que gane 20.000 euros pagaría 2.484 euros, 174 menos que el año pasado

Entre 45.000 y 220.000 euros sería la tributación más alta de todas las comunidades

Los impuestos de sucesiones y donaciones también están elevados, y algo más bajos por vender o escriturar una vivienda

- PUBLICIDAD -
Hacienda investigará el fraude en internet y analizará la información en la red

Oficina de Hacienda

Los impuestos siguen altos en Extremadura, y en general también en otras regiones con bajo poder adquisitivo como Andalucía, Asturias o Murcia, según indica un estudio del registro de asesores fiscales del Consejo General de Economistas de España. Pese a las rebajas anunciadas, un extremeño soltero y sin hijos, ni otras posibles deducciones, y que gane 20.000 euros al año, sería el quinto que más pagaría, 2.484,50 euros, solo por detrás de un andaluz, un catalán, un valenciano o un gallego.

Pese a las rebajas anunciadas por el Gobierno central, o la Junta de Extremadura, la tributación sigue relativamente alta en la Comunidad, y además es especialmente progresiva ya que los contribuyentes con rentas de e ntre 45.000 y 220.000 euros serían los que más pagarían de España en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

En ese estudio ‘Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2015’ del registro de asesores fiscales (REAF), la renta más baja que tributa, la de 16.000 euros anuales –siempre en las mismas circunstancias de un soltero menor de 35 años sin hijos ni deducciones estatales o autonómicas- pagaría en Extremadura 1.548 euros, sería la quinta tributación más alta de España, aunque se ahorraría 187 euros respecto al año pasado.

La renta de 20.000 euros también sería la quinta más penalizada, y si hablamos de 30.000 euros la cuota a ingresar, 5.198 euros (226 menos que el año pasado) resultaría la tercera; a partir de ahí, en las escalas de 45.000, 70.000, 110.000 euros anuales y siguientes, sería aún peor pues serían las que más pagarían de todo el país; sólo a partir de 300.000 Andalucía y Asturias son aún más progresivos y se pondrían por delante en gravamen.

En todos los casos además, l a retención que mes a mes se practica en la nómina sería insuficiente, y a la hora de declarar en mayo y junio, habría que abonar por parte del contribuyente extremeño algunas cantidades si bien pequeñas.

A la hora de heredar

En el impuesto de sucesiones el panorama es parecido, y ese mismo soltero de 30 años que hereda de su padre bienes por valor de 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda habitual, tendría que pagar 158.796 euros, la cuarta cifra más alta tras Andalucía, Murcia y Asturias, mientras que en Cataluña serían solo 9.797 euros, y en Madrid una cantidad de risa, 1.586.

Las otras dos comunidades vecinas de Extremadura, por aquello de la evasión fiscal, están en situaciones muy dispares, pues en Castilla y León se pagarían 111.480 euros, frente a los solo 7.940 de Castilla-La Mancha.

El impuesto de donaciones (regalos en vida) está en la región en niveles similares, y algo más baja es la tributación a la hora de vender un inmueble (transmisiones patrimoniales) valorado en 150.000 euros, por lo que se pagarían 12.000, en la media nacional, o en el momento de escriturarlo.

A modo de conclusiones, los economistas fiscalistas subrayan las diferencias enormes que hay entre comunidades a la hora de tributar por herencias y donaciones, que está dando lugar a controversias entre las regiones por la residencia del impuesto, y la necesidad de que para hacer efectiva la rebaja en la cuota de IRPF deben incrementarse los mínimos personales y familiares que restan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha