eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

62.000 parados no tienen ninguna prestación económica laboral, y la desprotección sigue aumentando

85.000 extremeños cobran alguna, pero casi en el 80% de los casos es un subsidio y no un derecho

La nómina mensual en Extremadura para cobertura de parados es de 51 millones de euros

- PUBLICIDAD -
Andalucía y Galicia, CCAA con más parados de larga duración sin estudios

EFE

Sesenta y dos mil parados extremeños están sin cobertura económica oficial, ni derecho de paro ni prestación social sustitutiva, y el porcentaje de personas sin trabajo y que se ve en esa situación sigue aumentando debido a que se extinguen los derechos antiguamente acumulados, los nuevos empleo precarios no generan ninguno, y al endurecimiento desde 2012 de las condiciones oficiales para acceder a estas prestaciones.

Un estudio de CCOO sobre la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada, la del primer trimestre de este año, establece que frente a los 147.000 parados existentes en la región solo 85.000 cobran algún tipo de prestación económica que palie su situación personal y familiar.

Hay casos familiares extremos, como ese 18% de hogares de la región en la que todos sus miembros activos (en edad y disposición de trabajar) están sin empleo.

Si según esos datos el primer problema es que hay 62.000 parados sin ningún tipo de prestación, el segundo es que entre quienes la tienen, esos otros 85.000, solo el 22,3%, un total de 19.631 parados, recibe dinero por su propio derecho, la llamada prestación contributiva, derivada de que mientras trabajaban aportaban de su nómina dinero al seguro de desempleo y todavía no lo han agotado ni tienen que ir mendigando otras prestaciones que voluntariamente concede el Estado y que son los subsidios.

Extremadura es junto a Andalucía la comunidad con menos derechos de prestación contributiva por desempleo, rondan el 22,5% del total de prestaciones laborales que se reciben, frente a otras como País Vasco, Madrid o Navarra donde esa tasa supera el 50%.

En la región del total de prestaciones recibidas, que son esas 85.000 mensuales, 19.631 son las de derecho, las contributivas; 41.042 son subsidios concedidos con posterioridad una vez agotadas, y otras casi 25.000 se reparten por este orden entre el subsidio de eventuales agrarios, renta activa de inserción y el programa de activación para el empleo.

Apenas el 3,2% del total nacional

La nómina mensual para todo ello asciende a 51 millones de euros (el 3,2% del gasto nacional), y destaca que para el criticado subsidio agrario frente al número de perceptores, casi 16.000, el importe cada mes es de apenas siete millones de euros.

El número de parados con algún tipo de protección económica sigue descendiendo, el pasado mes de marzo respecto al mismo mes del año anterior lo había hecho en la región en un 7,8%, y un 19% si lo comparamos con cinco años antes, de manera que en este quinquenio son 20.000 personas las que han quedado sin trabajo y económicamente desprotegidas por el régimen laboral, por lo que no les queda otra que acudir a subsidios sociales como la renta básica, o a la economía sumergida.

CCOO señala con el dedo, como motivos de ese descenso en la protección de los trabajadores, a que los parados de larga duración (son 77.000 en la región, más de la mitad, los que llevan más de un año sin empleo, y además tres cuartas partes de ellos más de dos años) que van agotando sus prestaciones contributivas.

También acusa a los efectos de la reforma laboral, que propicia trabajos precarios que no generan derecho a cobrar el paro, y a la reforma de las prestaciones de 2012 que dificultó el acceso a algunos empleados; por ejemplo elevó de 52 a 55 años la edad mínima para cobrar el subsidio permanente como prejubilación y en tránsito a la jubilación definitiva.

Eso último ha afectado en Extremadura a 10.030 parados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha