eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La protesta de los bomberos provoca la suspensión del pleno en la Diputación de Cáceres

Accedió a la sesión plenaria uno de los bomberos encapuchado, encadenado y ataviado con un mono naranja a modo de protesta, lo que ha llevado a la presidenta de la Diputación, Charo Cordero, a suspender la sesión

- PUBLICIDAD -
Momento de la protesta de los bomberos / Diputación de Cáceres

Momento de la protesta de los bomberos / Diputación de Cáceres

"Es inaudito que en una institución" se trate "de amedrentar y chantajear al equipo de Gobierno con actitudes, insultos y la presencia de una persona oculta bajo una capucha", ha afirmado el portavoz del Ejecutivo provincial, Fernando García Nicolás, minutos después de que fuera suspendido el pleno.

Al inicio de la sesión, un grupo de bomberos ha ocupado una parte de la zona destinada al público que quiere seguir el pleno con el fin de hacer patente su descontento con la gestión de su área por parte del Gobierno local y reivindicar un aumento de plantilla y el mantenimiento de sus complementos.

"Puede ser muy lícito lo que reivindican, pero estas no son las formas", ha dicho García Nicolás, quien ha explicado que los bomberos han interrumpido el pleno con "voces e insultos".

Tras gritos de "dimisión" dirigidos al jefe de Servicio, José Antonio Bayón, y "nos habéis engañado", en referencia a las negociaciones que este colectivo mantiene con el equipo de Gobierno, una persona, encapuchada y ataviada con un mono naranja, y encadenada de pies y manos, ha irrumpido en el pleno.

Ha sido en este momento cuando la presidenta ha suspendido la sesión plenaria y cuando tan solo habían transcurrido 10 minutos desde su inicio.

“Terrorismo” institucional

"Han tratado de amedrentar y chantajear a este gobierno, con actitudes e insultos, para tratar de mejorar sus condiciones laborales y económicas, pero sin respetar los tiempos de un proceso de negociación", ha manifestado García Nicolás, que ha calificado la actitud de los bomberos de "terrorismo" institucional.

Tras apuntar que son "un colectivo numeroso y se valen de ello para hacer ruido", el portavoz del Gobierno provincial ha asegurado que las negociaciones con la plantilla -tienen una Mesa fijada para el 30 de noviembre- se han iniciado influidas por "el acuerdo al que llegaron con el anterior equipo (PP), que era ilegal según los diversos informes jurídicos que manejamos".

Bajo la presidencia del popular Laureano León, bomberos y Ejecutivo provincial acordaron un aumento salarial de hasta 500 euros, el cual fue calificado de "electoralista" por la proximidad de los pasados comicios locales.

La Diputación ha calificado este acuerdo de "ilegal", ya que carecía del preceptivo informe de la Intervención "y no había consignación presupuestaria" para acometer la subida salarial, según ha explicado el diputado de Personal, Miguel Salazar.

En este sentido, García Nicolás ha insistido en que la Diputación "continuará con las negociaciones, en el marco de la legalidad, como hemos hecho desde el minuto cero, por lo que no podemos entender la actitud y la deriva de los acontecimientos del pleno de hoy".

Desde Ciudadanos (C's), el diputado Víctor Peguero ha declarado, a través de un comunicado, que aunque la interrupción de un pleno es "algo negativo, el gobierno de la Diputación debe entender que un colectivo no llega a ese nivel de hartazgo por casualidad".

El pleno, con todos los puntos del orden del día -incluía la devolución de la paga extra de 2012 a los funcionarios- se celebrará el 3 de diciembre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha