eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Hablan las bases: “Llegó el momento de entenderse y dejar la división de la izquierda a un lado en Extremadura”

Militantes de partidos como Equo, Podemos, Coalición por Cáceres e Izquierda Socialista en Extremadura reflexionan sobre el futuro de la izquierda y la unidad de partidos y movimientos sociales 

Defienden que debe ser mucho más que una confluencia electoral, una confluencia programática

Solo unidos se puede cambiar la realidad, y caminar “sin esperar, sin tutelas”, señalan otras voces

- PUBLICIDAD -
Manifestación del 1º de Mayo en Mérida, pancartas de Podemos e Izquierda Unida caminan cercanas / Foto: Jesús Conde

Manifestación del 1º de Mayo en Mérida, pancartas de Podemos e Izquierda Unida caminan cercanas / Foto: Jesús Conde

La reflexión es sencilla: “La gente se tiene que creer que somos capaces de trabajar juntos desde la izquierda. Si no se creen que somos capaces de sentarnos y entendernos, ¿cómo nos van a votar?”.

Es la reflexión de Juan Carlos Vila, militante de Equo, una de las formaciones que defiende en Extremadura la unidad de partidos y movimientos sociales de izquierda capaz de organizarse y conformar un bloque fuerte.

Aclara el representante del partido verde que no se trata de hacer una lista --que al fin y al cabo sería lo mismo que se ha hecho en experiencias anteriores-- “sino de generar confianza y reconocernos como iguales entre todos, aclarar las cosas, aclarar qué se ha hecho mal”.

La eterna pregunta de si partidos y movimientos a la izquierda del PSOE pueden entenderse en Extremadura está encima de la mesa. La pregunta salta de nuevo porque ya concluyó el proceso de elección de órganos internos y de elecciones, y son muchos quienes piensan que ahora es el momento. Sobre esta cuestión, se pronuncian no solo Equo, sino también militancia de Podemos, Coalición por Cáceres o Izquierda Socialista.

"Aprender a trabajar juntos"

Para Equo lo primero que se debe lograr es “aprender a trabajar juntos” y la cuestión electoral, para la que quedan más de dos años, debe ser la consecuencia final haber trabajado antes de la mano. Pero no a la inversa.

En medio del camino, muchas más cosas que les unen de las que les separan según comenta. Hace hincapié en abordar el proyecto del Almacén Temporal Individualizado (ATI) en Almaraz, los presupuestos generales de Extremadura y el futuro del mundo agrario, o “analizar la colaboración PP-PSOE”.

Una confluencia programática

José Luis Gibello, de Coalición por Cáceres, aboga en el mismo sentido por algo que vaya más allá de una confluencia electoral. Lo define como una confluencia programática. Fue en las redes donde el representante de Coalición por Cáceres y de movimientos como la Red de Solidaridad Popular lanzaba una pregunta que suscitó muchas reacciones: “¿Para cuándo nos vamos a poner a trabajar colectivamente para ganar nuestra tierra y echar a expoliadores y opresores?”.

Debe ser según comenta un debate que no se centre solo en el color de la formación, el logo o el nombre con el que presentarse hipotéticamente juntos a unos comicios; “cuando por ejemplo en Cáceres han ampliado la zona azul, han subido el precio del bus,recortan en pensiones, precarizan el empleo...”.

Piensa que es el momento de abordar juntos los problemas de las ciudades y ciudadanas. “Es el momento de limar asperezas entre unos y otros, hablar con naturalidad y sin tabús de los errores que cometimos en el pasado (…); hablar sin trabas de las municipales, hacerlo a la cara, para establecer un espacio superador de los conflictos”, comenta.

Defiende que el diálogo se abra cuanto antes. Pero no como una confluencia política de listas, sino un espacio al que atraer a toda esa gente que “se quedó fuera y que se sintió defraudada”.

Unidad de la izquierda... ¿qué izquierda?

Cabe preguntarse quién puede formar parte de este debate, o quién se puede dar por invitado. En el horizonte, los movimientos sociales, junto a Podemos e Izquierda Unida, formaciones que si bien en las generales hicieron campaña juntas, no hicieron lo mismo en las pasadas elecciones autonómicas y municipales en Extremadura.

También cabe preguntarse si querrán estar presentes Anticapitalistas, o si en estos debates hay espacio para el PSOE extremeño, o la corriente más a la izquierda de este partido, Izquierda Socialista.

En este sentido señala José María Paredes, Izquierda Socialista en Extremadura, que lo primero a lo que aspiran es a "recuperar" el PSOE, y hasta que no llegue ese momento no pueden embarcarse en otras ‘aventuras’. Son una corriente de opinión del PSOE, desde donde dan la bienvenida a quien esté interesado. Apunta que en el caso de Extremadura no contemplan estar fuera del Partido Socialista, porque se sienten parte del partido.

Ahora, lo que esperan es el momento del congreso del PSOE, donde prevén trabajar y debatir los posicionamientos estratégicos, que pasan por un PSOE más dinámico y empoderado desde las ideas progresistas.

Más voces por la unidad

Otra de las voces que defiende la unidad popular es Sandra Calvo, militante de Podemos. Piensa que para confluir y compartir espacios no es necesario que las direcciones de los partidos se pongan de acuerdo, porque se trata de un trabajo que puede comenzar antes. Anima a quienes creen que solo unidos se puede cambiar la realidad, a comenzar a hacerlo y caminar “sin esperar, sin tutelas”.

“Pongámonos manos a la obra las bases, veamos qué compartimos, qué prioridades compartimos y luchemos de forma conjunta. Hay problemas que no pueden esperar”, señala la también miembro del recién Consejo Ciudadano de Podemos en Extremadura, que aclara que estas declaraciones las hace a título individual.

Reconoce que el punto de partida en regiones como Extremadura no es fácil, “pero hay que partir del hecho de que se trata de poner encima de la mesa realidades sobra las que dialogar.” “Un diálogo sincero, de igual a igual, por supuesto que siendo conscientes de que cada uno tiene sus propias discrepancias y por eso cada uno está en una organización diferente”. Así sentencia que “difícil va a ser, pero no imposible”.

Su objetivo, conformar una unidad popular con el objetivo de crear un movimiento popular más allá de los partidos y de los movimientos sociales, “para ir a la raíz de los problemas, dar la vuelta a los problemas y buscar soluciones”.

Defiende que debe ser un debate que debe comenzar cuanto antes, quizás en diciembre o enero, “porque es el momento de hacerlo”. “Empezar desde lo más cercano, con los movimientos sociales, los pueblos y las ciudades, abrir esos espacios de diálogo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha