eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

OPINIÓN

El Verso Suelto y la Justicia Poética

- PUBLICIDAD -

En Extremadura, El Verso Suelto no consiguió rima. No encontró acomodo con el terceto de IU, al que el electorado convirtió en borrón, y le resultó insuficiente la métrica de Ciudadanos que, aunque ilusionante para los votantes, no llegó a pareado.

Tras los resultados, El Verso Suelto cargó tintas contra el soneto genovés: recortes sociales, reforma laboral, corrupción y falta de transparencia. Dos cuartetos y dos tercetos que han servido para asfixiar e indignar a partes iguales a una sociedad cansada de sacrificios por su parte y desmanes por la de los otros.

 Y aunque la mala composición de Madrid haya contribuido, El Verso Suelto debería asumir los errores que han contribuido a convertir la legislatura en un poema:

Que el presidente de la Asamblea de Extremadura arrancase mandato contratando a su primo como conductor no parece la fórmula más ejemplar para hacer disminuir las listas del paro.

 Pretender defenderse de los tan traídos y llevados viajes a Canarias mostrando papeles que no justificaban nada quizá no fue el mejor ejercicio de transparencia.

 Llenar la TV Pública de palmeros dóciles y complacientes, entregados a un argumentario de pensamiento único basado en la adoración de su Kim Jong-un de la dehesa, no se antoja el servicio público y la pluralidad informativa que merecen los extremeños.

 No poner freno a la fuga de jóvenes talentos que se han visto inmersos en los mismos procesos migratorios que emprendieron sus abuelos, no ayuda a consolidar el futuro de la región.

 Apelar al miedo, al “que viene el lobo” cuando el lobo hace tiempo que entró en las casas para llevarse el trabajo, las ilusiones y el futuro está lejos de ser la mejor estrategia electoral.

 Y ahora, con la Lacrimosa del Réquiem de Mozart resonando en unos pasillo por los que se ha colado una realidad que nada tiene que ver con las campañas edulcoradas, con los escenarios de cartón piedra, y la política de logo, sin pan pero con circo… Ahora, es el momento de que todos sepan que la política no es un juego de rojos, azules, morados y naranjas. Ahora es el momento de que todos cumplan con la responsabilidad a la que siempre apelan.

 Cuando todos entiendan que los ciudadanos no se echan a la calle y ocupan las plazas por capricho. Cuando asuman que la razón de ser de los partidos y la de las instituciones que se les encomiendan cada cuatro años es la de servir a esos ciudadanos, y no la de alimentar sus egos y a sus respectivos ejércitos, entonces, solo entonces, se habrá hecho justicia poética.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha