eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los sindicatos investigan la muerte del joven de 32 años por golpe de calor en Badajoz

Llamó él mismo por teléfono al 112 al sentirse mal

Trabajaba él solo a 36 grados, para una finca agrícola y era su tercer día

Es conveniente en esos casos estar acompañado

Segundo fallecimiento en accidente laboral, tras el de otro joven de 30 años trabajador de carreteras el lunes pasado

- PUBLICIDAD -
CCOO adviere que los accidentes laborales han aumentado con los recortes y la falta de prevención

Protesta que CCOO hizo recientemente en Mérida contra los accidentes de trabajo.

Sindicatos como UGT o CCOO están investigando las circunstancias en que murió anteayer, posiblemente por un golpe de calor, un joven de 32 años en una finca de Gévora, pedanía de Badajoz, cuando trabajaba a media tarde en la instalación de un riego por goteo, precisamente en una tarde que hasta ahora la sido la más calurosa del año con 41,6º que se marcaron por ejemplo en Castuera, y en la que en Badajoz en ese momento estaban a 36.

Según los datos que han recabado, el joven, dado de alta en la finca como trabajador agrícola y que estaba en su tercer día de labor, comió al mediodía pero no guardó reposo tras el almuerzo sino que se puso a trabajar, y por el esfuerzo y el calor empezó a hidratarse en abundancia.

Sobre las seis de la tarde empezó a sentirse mal y fue él mismo, puesto que estaba solo dentro de una extensa finca, el que llamó por teléfono al 112, que la atendió y llevó al Hospital de Badajoz donde falleció posteriormente; se le va a hacer la autopsia para determinar la causa, si fue efectivamente un golpe de calor u otra cosa, ya que padecía algún tipo de patología que podría haber influido.

La primera anomalía que han encontrado los sindicatos es que según sus informaciones estaba solo, algo que no es conveniente cuando se trabaja a la intemperie en condiciones extremas de frío o calor, o el esfuerzo es grande, y más si hay si hay cierto aislamiento como era el caso; en esos casos siempre hay que trabajar en pareja precisamente por eso, porque si alguno sufre un problema, el compañero puede socorrerle y avisar con rapidez a los servicios de emergencia.

Prohibido de doce a cuatro

A los trabajadores agrarios como era su caso se les enseña a no exponerse al calor entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde.

Además los trabajos a la intemperie exigen una vestimenta de protección adecuada “pero no se cumple”, acusa la secretaria regional de salud laboral de CCOO, Concha Gómez.

Al igual que sus compañeros de salud laboral de UGT, una secretaría que en Extremadura encabeza María José Pastor, investigan si el joven trabajador llevaba el equipo de protección (EPI) en el argot del sector, adecuado.

A media mañana de ayer, casi 24 horas después del suceso, la Inspección de Trabajo todavía no se había presentado en la finca de Gévora para investigar este accidente laboral, “algo que es inaudito puesto que es esencial la rapidez en recabar datos”, refiere Pastor de UGT. “Además si se trata de pequeñas empresas, como en este caso parece una empresa familar, se cierran en banda y es muy difícil averiguar cómo fueron las cosas”.

Más accidentes

En los dos últimos años, UGT ha advertido un aumento considerable de accidentes laborales, y violaciones de la seguridad en el trabajo, en el sector agrícola, debido a que muchos antiguos trabajadores de la construcción, por la caída del ladrillo, han aterrizado en las faenas agrarias sin la preparación adecuada.

“Estuvimos hablando con la directora general de Trabajo para contarle nuestra preocupación por ese aumento, y quedó en que harían una campaña de prevención pero, ¿tú las has visto? Nosotros tampoco, añade María José Pastor.

Hace siete años se introdujo en el sector extremeño de la construcción, en los convenios colectivos, la limitación de la jornada laboral desde mediados de julio a mediados de agosto, que se reduce en una hora para evitar el estrés térmico. No se cumple en las empresas pequeñas, pero en todo caso la prevención con las temperaturas extremas, calor o frío, está vigente todo el año y es obligatoria según los planes de prevención elaborados para cada trabajo.

CCOO está luchando por ejemplo, refiere Concha Gómez, para que a los trabajadores del Ecoparque de Mérida se les facilite crema de protección solar.

Ella destaca por otro lado el aumento de los accidente laborales mortales por culpa de la precariedad en las condiciones de trabajo: ya van 80 en lo que queda de legislatura (desde 2011), cuando en la anterior fueron 74.

Segunda muerte, y más siniestros

La del trabajador de Gévora de ayer miércoles ha sido la segunda muerte de un joven en accidente laboral en lo que va de semana. El lunes otro de 30 años falleció al volcar junto a los túneles de Miravete el camión de conservación de carreteras en el que viajaba como copiloto. “La inspección de trabajo en principio dice que es un accidente de tráfico, pero nosotros lo consideramos como laboral”.

Pero recientemente ha habido otros dos accidentes de importancia en panaderías: a finales de abril en La Codosera una trabajadora sufrió la amputación de una mano, y esta semana en Puebla de la Calzada otra una factura de brazo, en ambos casos en la amasadora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha