eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Una Ventana a Europa

"Debemos volver a las esencias del proyecto europeo"

Alejandro Hernández, primer director de la Oficina de Extremadura en Bruselas y director de la Fundación Maimona

- PUBLICIDAD -
Alejandro Hernández Renner Fundación Santos

Alejandro Hernández Renner

Alejandro Hernández Renner fue el primer director de la Oficina de Extremadura ante la Comisión Europea, en Bruselas, y es un europeísta ferviente.

Ahora dirige la Fundación Maimona, que se dedica mediante actividades culturales e iniciativas sociales y económicas a elevar la calidad de vida de los vecinos de Los Santos de Maimona.

Hernández Renner opina en esta entrevista sobre la relación con la entidad europea

- ¿Qué quiere decir Europa para usted?

- Europa es para mí el hogar común; el sueño de evitar las guerras fratricidas; es España en el mundo; son los derechos humanos y la economía social de mercado; es la armonía que prometía el tratado de Maastricht entre los pilares económico y ciudadano, entre la libertad y la seguridad, entre la dimensión comunitaria y la intergubernamental aplicando el principio de subsidiariedad; es ser un modelo para el resto del Mundo.

 - ¿Qué le gusta de la idea de Europa y qué no?"

- Temo que Europa haya optado desde el año 2000, más o menos, por renunciar a desarrollar un modelo realmente propio y diferencial a escala global, que sea inclusivo y sostenible, acuciada por la obsesión con la competitividad y por la crisis.

Nuestra posición en el Mundo no contiene solamente componentes cuantitativos sino también cualitativos, y parece que los segundos no están hoy tanto en la mente de los europeos, al menos no de los que están en las esferas de decisión. Afrontamos retos mayúsculos relacionados con el cambio climático, el terrorismo, el crecimiento equilibrado e inclusivo, o las aplicaciones del conocimiento, que no se pueden resolver con planteamientos administrativos o burocráticos.

Debemos volver a las esencias del proyecto europeo, y a reconciliarlo con las preocupaciones y prioridades de los ciudadanos en una realidad muy compleja y en un momento histórico muy delicado.

-¿Desde su punto de vista, qué cree que significa la UE para España?

Claramente, el salto del siglo XIX al XX: volver a ser parte de la vanguardia del mundo civilizado.

- ¿Nos puede describir una experiencia personal que a modo de testimonio sea ejemplo de esta dimensión europea?

-No creo que haya ninguna mejor que recordar la ilusión con que se abrió la Oficina de Extremadura en Bruselas en 1992, gracias a la confianza irremplazable del presidente Rodríguez Ibarra, de Ignacio Sánchez Amor, y de un alto funcionario español de la Comisión Europea llamado Francisco Manuel de las Heras, un hombre excepcional que quería mucho a Extremadura, en un pequeño equipo entusiasta.

Todos nos sentíamos verdaderamente parte del proyecto común de un futuro mejor para extremeños, españoles y personas en general. Eran los tiempos de Delors, Felipe González, Helmut Kohl … personas con grandes diferencias ideológicas fueron capaces de imaginar y construir colectivamente. Y muchos jóvenes y veteranos en instituciones públicas, empresas, ONGs, sentíamos ser parte de los problemas, de los trabajos, y de las soluciones, y esa mezcla de ilusión, oportunidad y responsabilidad nos sirvió para dar un impulso al continente que coincidió lógicamente con la caída del Muro de Berlín.

Pienso que quizás las nuevas dificultades sirvan para crear de nuevo una oportunidad histórica como aquella.

Log de la Junta de Extremadura
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha