eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Ecologistas espera que el próximo ‘Algarrobico’ en tumbarse sea Marina Isla de Valdecañas

La organización Ecologistas en Acción plantea una alternativa a la demolición convencional basada en un desmantelamiento selectivo

También propone la gestión de residuos, la evaluación de la huella ambiental y la reestructuración ecológica

Afirman que su propuesta es más beneficiosa para el medio ambiente y más barata que la que plantea la Junta de Extremadura

- PUBLICIDAD -
Marcha ecologista al complejo Marina Isla de Valdecañas / Ecologistas en Acción

Marcha ecologista al complejo Marina Isla de Valdecañas / Ecologistas en Acción Ecologistas / Cáceres

La alternativa de Ecologistas en Acción para acabar con el complejo Marina Isla de Valdecañas, basada en un desmantelamiento selectivo, la gestión de residuos, la evaluación de la huella ambiental y la reestructuración ecológica, es más beneficiosa para el medio ambiente y más barata que la que plantea la Junta de Extremadura. 

Esta es la alternativa que Ecologistas propone tras las conclusiones de un informe multidisciplinar de 44 páginas a cargo de la organización n'UNDO, con el objetivo de cumplir con la sentencia firme del Tribunal Supremo que ratifica la nulidad del Proyecto de Interés Regional (PIR) de la urbanización, que obliga a restituir los terrenos a su estado original. Se trata de una propuesta más económica y ecológica que la demolición convencional según destacan. 

La alternativa de Ecologistas en Acción demuestra, a su juicio, que se puede desmantelar la urbanización sin dañar el medio ambiente y con unos costes económicos inferiores a los 34 millones que estima la Junta de Extremadura. 

El abogado de Ecologistas en Acción, José María Trillo-Figueroa, destaca que el caso de Valdecañas es "muy similar" al del hotel almeriense de Algarrobico, que se construyó sobre terreno no urbanizable. Así critica el letrado que mientras el Gobierno andaluz ha considerado que el Algarrobico es un ejemplo de modelo a enterrar, la posición de la Junta de Extremadura sigue siendo la de una "huida hacia delante".

Vista de la urbanización de Valdecañas.jpg

Vista de la urbanización de Valdecañas el 17 de julio de 2014 /M.A.F.

La propuesta de demolición 

Frente a la demolición tradicional, la organización n'UNDO rechaza en el informe el traslado a vertederos de 954.000 toneladas de residuos no seleccionados y propone un desmantelamiento selectivo con una gestión in situ de los desechos por tipo de material. Este procedimiento puede reducir entre un 7 y un 14 % los costes frente a la demolición tradicional, estimada en 20 millones de euros, ya que es posible reciclar entre un 70 y un 95 % del material de demolición.

Es preferible invertir "en un proceso mucho más largo, mucho más complejo, por su puesto, pero que revierte al final en la que gente que tienes cerca", según ha indicado Verónica Sánchez, de n'NUNDO, sobre las oportunidades de empleo que surgen con esta alternativa. Frente a la estimación de la huella de carbono emitida, la organización Ecómetro plantea la evaluación del denominado Impacto del Ciclo de Vida, que además del CO2 incluye otras seis categorías de impacto ambiental.

La organización Creando Redes, otra de las que participa en el estudio encargado por Ecologistas en Acción, propone un plan de restauración ecológica frente a la rehabilitación del espacio con técnicas convencionales de revegetación. En este caso se trata de una actuación integral basada en el diagnóstico de cada situación concreta y una mínima intervención. Tras el desmantelamiento de los edificios existentes, el plan contempla que la recuperación del espacio permitiría reconectarlo con la Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) Embalse de Valdecañas, lo que daría continuidad a este territorio protegido.

La alternativa de Ecologistas en Acción tiene, a su juicio, un enfoque socioeconómico, ya que convierte el proceso de desmantelamiento y de recuperación medioambiental en una oportunidad para los ciudadanos de la zona, al fomentar nuevas emprendimientos, oportunidades laborales y formación profesional, además de generar nuevos capitales humanos. El documento no cuantifica el coste de esta opción, la duración de los trabajos y el empleo que generaría.

Incidencia por imposibilidad de demolición

Tras el auto del Supremo la Junta emitió una incidencia en la que traslada la imposibilidad de cumplir con la sentencia por cuestiones económicas, técnicas y medioambientales. De este modo el Ejecutivo regional ha pedido un informe de impacto ambiental a la Estación Biológica de Doñana, que se unirá a los aportados por las partes.

A la presentación del informe acudió la presidenta del Grupo de Podemos en la Asamblea de Extremadura, Irene de Miguel; y el nuevo coordinador regional de IU, Joaquín Macías, entre otros. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha