eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Es difícil coger el tren de la innovación tecnológica con tantos hándicaps como encuentra el productor”

True Food, una pequeña empresa tecnológica de Badajoz ayuda a productores a innovar y vender

“Todos los productores quieren vender a Carrefour o el Cortés Inglés, pero a lo mejor ese no es su nicho

 

- PUBLICIDAD -
Alimentos

¿Cómo es posible que sea más fácil comprar un producto  gourmet en una tienda de Londres que al lado de mi casa? Pues lo es. En True Food Alliance lo comprobaron hace ya bastante tiempo, el que llevan tratando de impedir que esto suceda y acercar la producción de calidad al consumidor,si es posible, en el entorno en el que se produce. No sólo hay que degustar el producto, también podemos comernos su historia, el paisaje…

Esto, que podría ser la labor de una consultora de características concretas asociadas al sector agroalimentario y turismo gastronómico, dista mucho de ello. Lo hacen Jovita, Alejandro, Paz y Rita, extremeños en su mayoría y fundadora, la primera, de True FoodAlliance.

True Foodes una empresa española y portuguesa, de base tecnológica,que quiere potenciar la producción de aquellos alimentos que contribuyen a conservar nuestro entorno, forma de vida y naturaleza. Para ello ayudan a los pequeños productores a situarse en el mercado, a cumplir con la normativa, y a vender sus productos, potenciando a la vez que los consumidores conozcan el verdadero valor de los mismos.

Eslabones de la cadena

Si para True Food el productor es clave, como primer eslabón de la cadena, también lo es y más si cabe, el consumidor. Es a él a quien busca como medio para poner en valor la producción de alimentos de verdad, alimentos de una calidad extrema hechos con productos autóctonos. Alimentos cuyo origen y huella ambiental y económica desconocemos.

Cuando el equipo de True Food encuentra al consumidor lo ponen en contacto con el producto, con su entorno, paisaje, historia…, haciéndole disfrutar con todos los sentidos y de paso posibilitando el boca a boca y abriendo una vía comercial para el mismo. Mientras esto ocurre, otro eslabón de la cadena entra el juego, el de los restaurantes de verdad, restauradores y negocios de pueblo que cocinan con ellos y que, con o sin estrellas Michelin, son un elemento clave de la cadena.

“Ponemos en contacto a todos los eslabones de la cadena y les contamos, sin demagogia ni matiz ideológico, huyendo de estereotipos y marketing, lo que nosotros creemos que es el verdadero valor de esos alimentos. Eso nos diferencia de una consultora al uso que lo mismo le da haber probado o no aquello que vende. Intentamos mostrar que al comerse un jamón no sólo disfrutan de un producto gourmet, le explicamos porqué lo es y porqué su producción es básica e imprescindible para el mantenimiento de la dehesa. Lo mismo al descorchar una botella de vino, les explicamos que el corcho es un producto natural y que si no existiera el alcornoque desaparecería por inacción la dehesa”.

Alimentación y sostenibilidad

Aunque es cierto que todo lo relacionado con la forma en que su producen nuestros alimentos  preocupa cada día más a los consumidores de todo el mundo, la verdad es que en algunos países como Canadá, Japón o los Países Nórdicos, los consumidores muestran ya una clara conciencia sobre sostenibilidad, responsabilidad social, información nutricional y seguridad alimentaria.“Nosotros lo hemos comprobado, y no nos esperamos de brazos cruzados a que esa realidad llegue aquí porque el pequeño productor moriría, sino que llevamos sus productos allí de la mano de los consumidores. No espero a que el producto llegue a Suecia, cojo a los consumidores suecos y me los traigo. Es la mejor forma de que vean que no somos humo, de que lo que decimos es verdad por eso somos True Food”.

“Les ayudamos a buscar su nicho de mercado, a buscar al consumidor que sepa valorarlo y lo consuma. Aquí nos encontramos con que todos los productores quieren suministrar al Corte Inglés o Carrefour, pero esa no puede ser la única obsesión porque a lo mejor no es su sitio. Nosotros intentamos acercarlos a la innovación como paso previo a la exportación, por ejemplo”.

En la actualidad, las líneas maestras de las políticas europeas pasan por fomentar la innovación en sectores estratégicos de cada país. En el caso de España y en concreto Extremadura, es el sector agroalimentario el sector más emergente. Son ayudas de las que el pequeño productor podría beneficiarse pero son numerosos los obstáculos a los que se enfrenta y que True Food trata de solventar. “Estamos en un mundo nuevo, todos estamos probando, pero es muy difícil coger el último tren de la innovación tecnológica cuando son tantos los hándicaps con los que se encuentra el productor”. “¿Cómo desarrollar un proyecto de base tecnológica como exige Europa si es un hecho real y comprobado que aún hay lugares a los que no llega Internet?”

“Nosotros nos hemos adaptado a esas dificultades, y mientras llega ese tren hay que bajarse y pisar la tierra. Si mi productor no mira su correo electrónico, pues tendré que ir a verle y llevarle de la mano a sus inversores”.

Cuando Jovita habla de alimentos de verdad habla de delicatesen; habla por ejemplo de Legumbres de Global Nature, que con su producción contribuyen a la conservación de especies protegidas como la avutarda. Variedades locales que se encuentran por ejemplo en el Parque Natural de Monfragüe,o de Huertas “Abrilongo”, un productor cuya iniciativa quiere recuperar una antiguas huertas en La Codosera en la que se hacen productos frescos, verduras y conservas exquisitas, de Aceites Bonet, del vino de Victorino Martín, de Terrius en Portugal. Habla de perdices, truchas… De antiguas recetas, de las manos que las hacen, del paisaje, de su historia…

 

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha