eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

‘Slow Fashion’, un consumo responsable de moda desde Extremadura

Es un proyecto de la Asociación extremeña de Desarrollo RUREX, que apuesta por un cambio de conciencia y el patrón de consumo entre jóvenes y futuros profesionales de la moda

En contraposición, se decantan por los beneficios de consumir moda sostenible, hecha en el territorio. Con tejidos y patrones realizados en la región

- PUBLICIDAD -
 "Objetivo 12. Slow Fashion. Para una producción y consumo responsable de moda"

"Objetivo 12. Slow Fashion. Para una producción y consumo responsable de moda"

Todos consumimos moda, y como consumidores de ropa tenemos una responsabilidad. Nuestras compras tienen consecuencias directas sobre el medio ambiente y sobre el empleo de personas que viven en países en vías de desarrollo, donde se instalaron hace años las principales industrias textiles.

La Asociación extremeña de Desarrollo RUREX es consciente de ello y anima a tomar conciencia sobre los efectos de nuestro consumo ‘feroz’ sobre los países del sur. Cómo repercute en la "vulneración" de los derechos humanos, o sobre la contaminación.

En contraposición apuesta por hablar de los beneficios de consumir moda sostenible, hecha en el territorio. Con tejidos y patrones de Extremadura, al lado de casa. Con este propósito nace el proyecto Slow Fashion. Anima al consumo responsable de moda desde la región.

El proyecto

Se trata de un proyecto de educación para el desarrollo que promueve RUREX con la financiación de la Diputación de Cáceres. Su objetivo es fomentar un cambio de conciencia y del patrón de consumo entre jóvenes, profesionales de la producción y de la moda. También entre la población en general, las personas de a pie. 

La toma de conciencia de los efectos de nuestro consumo es el primer paso para cambiar las cosas

La toma de conciencia de los efectos de nuestro consumo es el primer paso para cambiar las cosas

Trabajan a través de charlas de sensibilización, pero también con talleres de ‘customización’ de ropa. Es decir, reciclar tu ropa antigua, con los retales que sobran. Uno de sus objetivos es lograr un gran impacto entre los más jóvenes, que serán los consumidores del futuro, y en estos talleres descubren todo un mundo de posibilidades.

¿Qué ofrece la región?

Extremadura dispone de materia prima ecológica, de calidad, con la que producir su propia moda. Cuenta con los recursos con los que apostar por un consumo más local, que reduce impactos y que genera riqueza en el territorio, destaca David Cumbres, de la asociación RUREX.

Es un trabajo en consonancia con la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, a favor de las personas, del planeta y la prosperidad. Dentro de la agenda marcada por la ONU el colectivo RUREX se fija en el objetivo número 12: Producción y consumo responsable. 

Extremadura dispone de materia prima ecológica, de calidad, con la que producir su propia moda

Extremadura dispone de materia prima ecológica, de calidad, con la que producir su propia moda

La ropa que te pones

Explica este colectivo de gente joven, con muchas ganas de cambiar las cosas, que los estándares de otros países son diferentes, y en ellos se vulneran algunas legislaciones que en el caso de España sería impensable. Se trata del uso masivo de pesticidas o de tintes, o del consumo del agua en los procesos para obtener los tejidos. También situaciones de trabajo que entran dentro del concepto de esclavitud. Situaciones de las que hay que tomar parte y conciencia.

En lugares como Extremadura, aún con la dificultad que supone la dispersión, es posible tener otros modos de consumo. Además de los tejidos locales, de los productores locales, hay plataformas y tiendas online que sí apuestan por ese consumo ‘slow’ de la ropa, y están al alcance de todas las personas.

¿Cómo reacciona la gente? 

Sus acciones ya han pasado por varios centros educativos de la región y por espacios jóvenes. La respuesta en muchas ocasiones es la de la sorpresa. Aunque la juventud sí había oído hablar de concepto de moda sostenible, no se habían parado a pensar de dónde vienen los tejidos, o la ropa que usamos a diario.

Es un trabajo en consonancia con la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, a favor de las personas, del planeta y la prosperidad

Es un trabajo en consonancia con la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, a favor de las personas, del planeta y la prosperidad

 

Días atrás pasaron por el Ciclo Formativo de Patronaje y Moda del IES Universidad Laboral de Cáceres. Allí profesionales como Silvia Muñoz, de la Asociación de Moda Sostenible de Andalucía, y Gonzalo Palomo de la Cooperativa ‘Actyva’, y al frente del proyecto DehesaLana, mostraron a estudiantes como existen alternativas y nuevas formas de trabajar en moda.

En este proyecto hay más actividades programadas. Tienen previsto pasar por los Espacios de Creación Joven de Moraleja y Montehermoso, de la mano de talleres de customización de ropa. 

Dentro del programa de actividades, en el IES Jálama de Moraleja y en el IES Xálima de Valverde del Fresno están previstas otras actividades para mostrar los impactos sociales y medioambientales que genera la moda convencional, "y como de manera inconsciente colaboramos en el desarrollo de este modelo tan injusto e insostenible".

Para generar conciencia en la población local y en concreto en las mujeres, hay previsto otro taller en la localidad de Hoyos, fundamentado por la importancia del bordado en esta localidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha