eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El jurado declara al feriante de Coria culpable de matar a su empleado

La Sala de la Audiencia Provincial de Cáceres tendrá ahora que dictar sentencia y señalar el delito como homicidio consumado, como pide la Fiscalía y la defensa, o como asesinato, como solicita la acusación particular

- PUBLICIDAD -

Un jurado popular, compuesto por seis hombres y tres mujeres, ha declarado por unanimidad al feriante de Coria culpable de haber causado la muerte a su empleado con un cuchillo jamonero en enero de 2016.

En menos de tres horas de deliberación el jurado ha llegado al veredicto de culpabilidad, que ha sido leído ante la mirada seria del acusado y la desazón de sus hermanas. Éstas avisaron a la Guardia Civil de que en la caravana de su hermano se encontraba sin vida el cuerpo de su empleado, con el que llevaba trabajando 14 años y al que el acusado se ha referido en el juicio como "su hermano".

El jurado considera que no ha sido probado que la muerte se produjera de manera accidental, tal y como señalaba la defensa, y que no fue en defensa propia. La Sala de la Audiencia Provincial de Cáceres tendrá ahora que dictar sentencia y señalar el delito como homicidio consumado, como pide la Fiscalía y la defensa, o como asesinato, como solicita la acusación particular.

Las acusaciones

El Ministerio Fiscal ha mantenido su acusación de homicidio consumado y la solicitud de 12,6 años de prisión y el pago de una indemnización por daños morales a la hermana de la víctima de 47.931 euros.

La acusación particular, ejercida por el letrado Ángel Luis Aparicio, ha mantenido que se trata de un asesinato al haber "alevosía súbita" puesto que el forcejeo fue "leve", algo que ha dicho que recoge el Tribunal Supremo.

Por ello, pide que se le imponga una pena de 18 años de prisión y el pago de una indemnización de 200.000 euros y en caso de ser tratado como homicidio, que la pena sea de 14 años de cárcel. La defensa, ejercida por el abogado Antonio Fernández, ha apuntado que su patrocinado no tiene antecedentes penales y ha solicitado que se tengan en cuenta los atenuantes de confesión y de legítima defensa y que la pena sea, por tanto, de 6 años.

El 21 de enero de 2016 el finado se dirigió a la caravana del acusado para manifestarle que dejaba el trabajo y pedirle el dinero que le debía. En ese momento se inició una discusión entre ambos y tras un leve forcejeo el acusado cogió un cuchillo y se lo clavó a su empleado en el pulmón, atravesando el mismo y llegando al corazón, lo que le causó la muerte de manera inmediata.

El acusado se quitó el pijama y se fue a Talavera de la Reina, donde vivían sus hermanas, las cuales avisaron a la Guardia Civil de Coria y después de que los agentes comprobaran los hechos, el acusado se entregó en el cuartel.

El acusado ha tenido la última palabra en el proceso y ha dicho que nunca tuvo intención hacer daño a José Manuel y que si hubiese sido así, "no estaría aquí" porque no se hubiese entregado y se "hubiese desecho del cadáver, pero está claro que una mentira prevalece sobre la verdad". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha