eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El trasvase Tajo-Segura preocupa en Extremadura por sus efectos en el caudal del río y su ecosistema

Los regantes advierten que ante una campaña de sequía, los primeros en quedarse sin agua en la cuenca serían ellos

Los ecologistas consideran inadmisible la continuidad del trasvase Tajo-Segura por la fuerte presión que supone y la forma en que condiciona la gestión de toda la cuenca

- PUBLICIDAD -
El Gobierno aprueba el Real Decreto que regula el trasvase Tajo-Segura

El Gobierno aprueba el Real Decreto que regula el trasvase Tajo-Segura EFE

No solo ha causado alarma en la comunidad castellano-manchega. El nuevo trasvase desde el Tajo al Segura, que ha sido publicado por el Gobierno en funciones, autoriza una derivación 6 hectómetros desde los embalses de la cabecera.

Algo que preocupa en Extremadura, por sus efectos que puede tener en el caudal del río, sobre todo entre los regantes, y en su ecosistema en su conjunto en el caso de los colectivos ecologistas.

Francisco Gómez, responsable de la Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Tajo (FERTAJO) explica que aunque es cierto que los verdaderos perjudicados son los embalses de la cabecera del Tajo, el trasvase afectará una vez más a toda la cuenca.

Son varios los factores que hay que tener en cuenta, el primero de ellos que la parte de la cuenda extremeña es la que soporta la parte del agua embalsada que se aporta a Portugal, en cumplimiento del convenio de Albufeira

Critica además que se autoriza una nueva derivación de agua con los embalses de cabecera a escasos diez hectómetros cúbicos del nuevo límite trasvasable. La realidad, comenta, es que las reservas en la cabecera para las necesidades básicas no se respetan, y si viene un año seco, y el Canal de Isabel II necesita abastecerse, “los primeros que nos vamos a quedar sin agua vamos a ser nosotros”.

Es decir, los regantes de Extremadura podrían tener problemas de abastecimiento. Y a ello hay que sumar que algunos de los embalses de la zona extremeña ya de por sí tienen muy poca capacidad

“Si viene un año malo, por supuesto que nos veremos afectados, y estamos hablando además de la poca definición de un trasvase, que se plantea a sabiendas que puede afectar a los regantes de la propia cuenca del Tajo!”, lamenta.

"El expolio del río"

Otro de los colectivos que se ha sumado a las críticas ha sido Ecologistas en Acción Extremadura, que se opone al trasvase y reclama una gestión del agua y el territorio que permita revertir “el grave deterioro que sufren el Tajo y otros ríos de la cuenca”.

Ecologistas se suma a la Red Ciudadana por una Nueva cultura del Agua en el Tajo/Tejo y sus Ríos, y apunta que la gestión del río está sometida a las necesidades del Trasvase y, como consecuencia, este río y sus afluentes “no tendrán un régimen de caudales ecológicos obligatorio al menos hasta 2027”. Dice que la nueva política europea de aguas no se aplica al Tajo y resto de ríos de la cuenca, “que continúan prisioneros de una gestión hídrica anclada en postulados del siglo XIX”.

Considera inadmisible la continuidad del trasvase Tajo-Segura por la fuerte presión que supone y la forma en que condiciona la gestión de toda la cuenca. "Su permanencia y nuevas reglas de explotación, que derivan del llamado Memorándum del Tajo, afianzan el expolio del río, como demuestra la campaña de trasvases de los últimos meses cuando las reservas en la cabecera del Tajo están por debajo del 14%, con graves afecciones para los pueblos ribereños".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha