eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Un grupo de extremeños dedica el puente a llevar la solidaridad a los saharauis refugiados en Argelia

Este sábado llegó allí un avión con familias que quieren ver a sus ahijados y padres biológicos, más voluntarios que llevan la lectura y enseñanza del castellano, o un torneo de fútbol infantil

Fatma Brahim, delegada saharaui en la región: “Tenemos el apoyo incondicional de la sociedad española en general y de la extremeña en particular, algo que mi pueblo agradece”

- PUBLICIDAD -
Sahara Extremadura grupo

Extremeños en Barajas el viernes por la noche antes de salir.

Un grupo de personas aprovecha estos días próximos de libranzas laborales para practicar un puente de solidaridad Extremadura-Pueblo Saharaui, uniéndose a centenares de españoles que desde el viernes y hasta este domingo viajan en avión desde varias comunidades para llevar ayuda y ánimos a los campamentos de Tinduf en Argelia donde viven 200.000 refugiados.

El viernes por la noche salió de Madrid Barajas, y el sábado llegó, un avión fletado por asociaciones de amigos del pueblo saharaui, en el que iba uno de los grupos que según datos de Fatma Brahim, delegada de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en la Comunidad, alcanza la cincuentena de personas.

El colectivo más numeroso eran familias que viajan estos días para ver a los niños que acogen en verano en las Vacaciones en Paz, y para conocer y convivir también con los padres biológicos de esos muchachos.

El trayecto Madrid-Argel-Tinduf de tres horas de avión, más luego un desplazamiento en carretera a uno de los cinco campamentos de refugiados, lo han hecho también un par de aficionados al deporte, Nicanor Gil y Pancracio Martínez, de Plasencia y Azuaga respectivamente, que marchan para organizar un torneo de fútbol infantil y aprovechan para dejar allí material (equitaciones de jugadores y de árbitro, balones, equipación de árbitro) con el que puedan continuar las actividades deportivas, según recoge la agencia Efe.

En el avión con la representación extremeña también marchaban dos voluntarios de la Asociación de Escritores por el Sáhara-Bubisher, que trabaja en la promoción de la lectura infantil en español y asimismo en los hábitos de lectura en árabe para pequeños y adultos, además de en la creación y mantenimiento de bibliotecas estables y de bibliobuses .

Para la delegada saharaui en la región, Fatma Brahim, no es novedad este despliegue de solidaridad, el de un conjunto de personas que usan sus días de vacaciones para ayudar mientras conviven en jaimas en uno de los lugares más inhóspitos del desierto saharaui.

Fatma Brahim delegada saharaui Sahara Extremadura

Fatma Brahim, delegada saharaui en Extremadura

“Desde 1976 tenemos el apoyo de la población civil española, su solidaridad, apoyo de las instituciones, y de algunos políticos, gracias a la presión social y ayuda incondicional de la sociedad española en general y de la extremeña en particular, que es mucha”.

En todos los aspectos, “cuando hay caravana se vuelcan, con los niños también, si hay viaje a los campamentos, para las manifestaciones están disponibles en cualquier momento que hagamos un llamamiento, todo lo cual en nombre de mi pueblo lo agradezco”.

"Los marroquíes lo han conseguido"

Delegada de la RASD en Extremadura, de 54 años y viviendo en Don Benito, lleva cuatro en la región; antes lo había sido, siempre nombrada por el Gobierno saharaui, en Baleares, Galicia, y País Vasco. Periódicamente les cambian de destino y estos delegados se dedican plenamente a ese trabajo coordinando proyectos de colaboración y manteniendo la relación con las instituciones.

La situación en esa esquina argelina del desierto saharaui es según Brahim más difícil que nunca porque “los marroquíes desgraciadamente lo han conseguido con los gobiernos españoles; a nosotros nos apoyan la sociedad y las instituciones con proyectos, pero no es nuestro objetivo sobrevivir en un país y en un desierto que no son los nuestros y en los campamentos de refugiados”.

La delegada de la República Saharaui subraya que la de su territorio es una ocupación “ilegal”, y España la primera reponsable porque “nos colonizó durante cien años y en 1976 en vez de hacer una descolonización como todas a los saharauis, se lo han entregado a Marruecos” mediante los acuerdos de noviembre de 1975.

“No queremos que España rompa relaciones políticas y económicas con Marruecos pero sí que defienda las resoluciones de la ONU que reconocen el derecho de autodeterminación y esa ocupación ilegal. Por lo menos que sean neutrales y dejen aparte los negocios de Ceuta y Melilla, Perejil, o las drogas, que les meten cada vez que quieren hacer algo”.

Los saharauis “no somos moneda de cambio, no podemos más”.

Mientras Argelia lleva el peso porque “nos tiene en su territorio”, la autodeterminación no avanza “porque no hay voluntad política”. España debe jugar un papel fundamental, exige, “y solo una vez Aznar, siendo presidente del consejo de seguridad de la ONU, cuando Marruecos hizo un movimiento con otros países para aprobar una autonomía bajo bandera marroquí, dijo que bajo ningún concepto sin la aprobación del pueblo saharaui; es el único que ha hecho algo, como te digo una cosa te digo la otra”.

Con el final de la semana próxima extremeños y resto de españoles voluntarios tomarán los vuelos de vuelta.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha