eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El pueblo de Piornal firma la paz con una comunidad de propietarios tras más de 150 años de litigios

El ayuntamiento y los dueños de unos terrenos rústicos acuerdan un pacto que pone fin a un conflicto que se remonta al siglo XIX, con  la desamortización de Madoz

- PUBLICIDAD -
Protesta de los vecinos de Piornal bajo el lema 'El pueblo, unido, jamás será vencido' / Foto: Justo Pérez

Protesta de los vecinos de Piornal bajo el lema 'El pueblo, unido, jamás será vencido' / Foto: Justo Pérez

La reivindicación siempre ha estado latente y los litigios de vecinos y propietarios se remonta a tiempos inmemoriales. Por fin han firmado la paz.

El Ayuntamiento de Piornal y la comunidad de propietarios ‘La Defensa’ han llegado a un acuerdo por el que los terrenos que les enfrenta serán adquiridos por el consistorio. Tras ello la comunidad de propietarios quedará disuelta y liquidada.

El problema procede de la subasta de unos terrenos rústicos desamortizados a mediados del siglo XIX con la ley de Madoz. Fueron adquiridos mediante subasta cinco cuartos, y el pueblo mantenía que dos de ellos fueron ‘usurpados’ al pueblo, y no eran de la comunidad de propietarios.

El alcalde Ernesto Agudíez, explica que siguen las negociaciones para cerrar el precio de compra. Aclara que solo incluye los terrenos de los que sí existe una escritura de compraventa de aquella antigua subasta.

Pero el movimiento dado termina con la disputa de los terrenos de la discordia, que ambas partes reclamaban. Al quedarse el ayuntamiento con todas las propiedades terminan los pleitos. “No íbamos a ningún lado, el tema judicial se había enquistado, no avanzaba”.

"El pueblo, unido, jamás será vencido"

La disputa de los vecinos siempre ha estado latente, con más de 20 años de historia reciente de litigios. Las reivindicaciones habían adquirido más fuerza de la mano de una plataforma ciudadana, que en solo un año llegó a montar una veintena de manifestaciones bajo el lema 'El pueblo, unido, jamás será vencido'.

Desde que se conformara la plataforma, lo que antes era un sentimiento de enfado desembocó en protestas constantes. Hasta 18 manifestaciones en un año. Javier Honorio, de la plataforma vecinal, subraya la lucha vecinal por lograr que los terrenos “volvieran a ser del pueblo”.

“Nos hemos movido mucho y hemos mantenido un trabajo intenso”. Explica que la mayoría de los vecinos está de acuerdo con finalizar el pleito, pensando en que por fin se soluciona el problema, tras más de 150 años: "al fin se le deja de dar vueltas al asunto".

¿De dónde viene el problema?

El lío de los terrenos se debe a que en el XIX, en la desamortización, salieron a venta varios bienes. Aunque algunas de las propiedades “fueron declaradas ilegales en su momento”, según sostiene el ayuntamiento. El gobierno local ha denunciado la "indefensión" que tenían en el pueblo ante los constantes litigios y la negativa de los propietarios al diálogo. Hasta ahora.

Tras la promulgación, el 1 de mayo de 1855, de la Ley Madoz, el Estado se quedó con las tierras que estaban entonces en posesión de las llamadas manos muertas (clero, órdenes militares, consistorios) para su venta en pública subasta.

En el caso de Piornal ocurrió que, por Orden Real, se concedieron al Ayuntamiento unas 300 hectáreas que hoy componen la dehesa boyal del municipio y la parte restante, unas 2.600 hectáreas, se dividieron en cinco cuartos y salieron a subasta. El problema reside en el quinto cuarto, que según los vecinos nunca llegó a venderse porque la venta fue declarada ilegal.

Los otros terrenos del enfado son los conocidos como ‘El Ejido Patero’, un círculo concéntrico en torno al pueblo que según sostienen los vecinos nunca pudo ser vendido en la desamortización, porque no fue contemplado para su venta.

Se da la circunstancia de que el padre del actual presidente de esta comunidad de terrenos fue el alcalde durante 40 años, a la vez que ejercía de presidente de la citada sociedad de terrenos. Alcalde franquista que continuó hasta 1991. Se quemó casi la totalidad de los archivos que demostrarían que esos terrenos eran del pueblo, o de la comunidad, cuando éste dejó de ser alcalde.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha