eldiario.es

Trujillo, epicentro nacional de la cerveza artesana

Este sábado vendieron 60.000 euros en tickets en apenas cinco horas

- PUBLICIDAD -
I Feria Internacional de la Cerveza Artesana / www.cervezadatrujillo.es/

I Feria Internacional de la Cerveza Artesana / www.cervezadatrujillo.es/

Hasta 85 variedades en una carpa de más de mil metros cuadrados se han desplegado en la monumental Plaza Mayor de Trujillo, que acoge hasta este domingo la I Feria Internacional de la Cerveza Artesana, que ha vendido 60.000 euros en tickets en apenas cinco horas.

La feria comenzó a gestarse paralelamente a la comercialización de la primera cerveza artesana de Trujillo: la Belona, que cuenta con tres variedades (trigo, American Pale Ale y Oatmeal Stout) y que se comercializa desde el pasado mes de septiembre.

A media tarde, la plaza trujillana era un hervidero de gente que se disponía a degustar cervezas artesanas de 30 productores, entre los que se encontraban la peruana Barbarian, la más popular del país andino; y la belga Roman (1545), una de las más antiguas de Europa.

En la gran carpa instalada junto a la estatua ecuestre de Pizarro podían encontrarse variedades como: A Pipa (Portugal), Folks Bier (Huelva), Martínez, La Virgen y La Cibeles (Madrid), Juan Ranas (Granada), que ha hecho su debut en Trujillo, además de la popular Domus (Toledo). De las últimas incorporaciones destaca la cerveza danesa To Øl, que se puede degustar junto a un despliegue de cervezas extremeñas: Sevebrau, La Rubia Tonta, Piporra, Ballut, La Bicha, La Siberia o Marwan (Badajoz); y las cacereñas Belona, Ambroz, Las Claras y Mangurria.

"La gente lo que quiere es buscar sensaciones. Y una buena cerveza artesana lo consigue a través de la vista, el olfato y el gusto", ha indicado Inmaculada Talaverano, miembro del jurado que tendrá que decidir cuáles son las mejores cervezas de la feria en cinco estilos: stout, ale, ipa, abadía y lager. Talaverano, que pertenece a la Asociación Extremeña de Birrifactores y al colectivo pacense Catalia, ha subrayado la "gran calidad de cerveza que tiene esta feria, con estilos muy marcados y atributos positivos.

Todas ello en una primera edición, que sitúa este evento entre los mejores a tener cuenta, con referencias de toda España". Además, ha aseverado que "es una feria que invita a una relación interesante entre productores y cerveceros. Y otorga una proyección a la industria cervecera extremeña, que tiene un corto bagaje pero que cuenta con cerveceros como Sevebrau que atesoran premios internacionales".

El jurado

Se encargará de valorar las cervezas de la feria visualmente, por su lucidez, espuma y el tamaño de su burbuja, así como por la intensidad del lúpulo y la malta, tanto en olfato como en sabor. "Valoramos mucho la persistencia del sabor de la cerveza, porque de lo que se trata es de conseguir deleitar el paladar", ha advertido.

La intensa variedad cervecera puede maridarse con una exquisita selección de tapas de la mejor gastronomía regional: migas, saté de cordero, prueba de matanza, empanadilla cuaresmal, bombón de solomillo, morcilla trujillana y de Guadalupe, rabo de toro, ancas de rana, patatera con miel y zorongollo, entre otras.

La cerveza artesanal es un movimiento mundial y esta feria ha alcanzado ya un renombre internacional, como refleja el hecho de que organizadores del festival de la cerveza de Portland, en Oregón (Estados Unidos), una de las ciudades que tiene más cervecerías del mundo, se han paseado hoy por Trujillo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha