eldiario.es

Menú

El Hierro Ahora El Hierro Ahora

El Gobierno cree que Aena olvida a la población local y el arrastre del turismo

El informe señala que El Hierro tendría 15.037 habitantes/año de hecho en 2019 y 50.667 en 2030 que sirven de base para los cálculos referidos a la demanda potencial de viajes por vía aérea

- PUBLICIDAD -
Aeropuerto de El Hierro

La AECFA dice que la capacidad de la pista es de 4 movimientos/hora en llegadas. Aena

La principal diferencia entre los cálculos de Aena y el Gobierno de Canarias “es que las previsiones de la Propuesta de Revisión del Plan Director del Aeropuerto de El Hierro (PRPDAH) no consideran suficientemente el impacto que sobre la población residente puede tener que el parque alojativo de la isla se pueda multiplicar por más de 5, si se alcanza la capacidad máxima de carga prevista por el PIOH”.

Es decir, el PRPDAH “se focaliza sobre todo en el movimiento de turistas pero, aparentemente, no tiene del todo en cuenta el efecto arrastre que sobre la población local produce el intenso proceso constructivo que se podría poner en marcha”, dice el Gobierno.

Y a partir de ahí hace sus propios cálculos.

Como premisa de partida presenta información sobre la movilidad de la población insular, midiendo ésta a través del ratio viajes por habitante/año y concluye que es de 15 viajes habitante/año, “cifra que refleja de manera fidedigna el patrón de movilidad del residente isleño. De hecho si hiciéramos este cálculo a nivel regional obtendríamos para 2016 una ratio de 14 viajes por habitante de derecho, lo que confirma que el patrón de movilidad aérea del herreño está en línea con la media de Canarias”.

El informe aborda luego la determinación de la población insular futura para determinar el tamaño de la demanda potencial a la que tendrá que hacer frente el aeropuerto (teniendo en cuenta el patrón de movilidad anteriormente descrito de ratio viajes por habitante).

Las dos variables explicativas de la demanda de viajes aéreos son la planta alojativa y la población residente: el incremento del parque de camas turísticas va a causar que la población residente aumente debido al impacto que sobre el empleo genera las construcción de nuevos alojamientos.

En lo que hace referencia a la primera de la variables, las plazas turísticas, el criterio seguido para su proyección ha sido el siguiente: se ha considerado que la máxima capacidad de carga, 4.400 camas, se alcanzará en un período de 12 años, aproximadamente el horizonte temporal del PIOH, construyéndose un número igual de camas todos los años, hasta llegar al techo fijado en el ejercicio 2030.

Como en al año 2016 ya estaban en explotación 816 camas en la Isla, el montante neto a construir ascenderla a 3.582 camas.

Igualmente, se ha considerado que como el periodo medio de construcción de un establecimiento turístico podría rondar los 18-24 meses, el año de arranque de la proyección sería el ejercicio 2019 (asumiendo que en el momento de redactar el informe se empezasen a acometer actuaciones inversoras).

En la actualidad, según los datos del PRPDAH, la ocupación media del parque alojativo es del 53% y éste considera alcanzar el 80% una vez estén operativas las 4.400 camas previstas por el PIOH. Esta hipótesis se ha respetado en este informe, suponiendo que la ocupación del 80% se alcanza en el último año de la proyección (2030) y que la evolución de este porcentaje es constante a lo largo del período de análisis, creciendo anualmente del orden de 2,3 puntos porcentuales.

A partir de los datos anteriores se puede calcular el incremento de población turística que, en término anualizados puede generar el proceso de desarrollo turístico y puede elevar la población de derecho entre 617 (2019) y 3.520 (2030) residentes por año.

Pasando a la segunda de las variables, la población, “ésta la hemos proyectado según el siguiente procedimiento: la población de derecho de arranque -que existiría previamente al inicio del proceso de construcción de nuevas camas turísticas- la hemos cifrado en 13.278 residentes, dato que se obtiene de las proyecciones de población realizadas por el ISTAC para el ejercicio 2019 para la Isla de El Hierro”.

A partir de los datos anteriores, estaríamos en condiciones de calcular los empleos que generaría el incremento de la capacidad alojativa Insular, que se traduciría en nuevos residentes, muchos de ellos estables (aproximadamente el 87%) y que serían el origen de una potencial demanda de movilidad, que habría que prever cubrir. El número previsto de nuevos residentes derivado de empleo generado por el turismo oscilaría entre los 847 individuos (2019) y los 3.340 (2030).

Se estaría así en condiciones de calcular la población de derecho total con la que se encontraría El Hierro de abordar el desarrollo turístico previsto por PIOH y que se calcularía aditando a la población de derecho de arranque, aquélla generada por los empleos producidos por el proceso de desarrollo del modelo turístico, así como la población inactiva arrastrada por la anterior, lo anterior nos conduce a una cifra que oscilaría entre los 14.420 (2019) y los 47.147 (2030) habitantes de derecho.

Por último, y para concluir con el análisis de la variable poblacional se calcula la población de hecho total que previsiblemente podría tener El Hierro como consecuencia de todo el proceso descrito (que se obtendría de sumar a la población de derecho los turistas equivalentes/año, que previamente se ha calculado), que oscilaría entre los 15.037 (2019) y los 50.667 (2030) habitantes y que servirán de base para los cálculos que se realizan a continuación, referidos a la demanda potencial de viajes por vía aérea.

Número de operaciones anuales

Posteriormente se intenta determinar el número de operaciones que podrían llegar a realizarse en el futuro en el aeródromo herreño y para ello lo primero que hace es calcular el número de usuarios potenciales, para lo que se procede en primera instancia a multiplicar la población de hecho que se calculó anteriormente.

Por otro lado, para el cálculo de los viajeros potenciales, se ha considerado oportuno multiplicar la ratio de viajes/habitante por el factor 1,3 (ello obedece al impacto que está teniendo sobre la movilidad el incremento del descuento en el precio del billete de hasta el 75%) y que, según las estimaciones de los transportistas aéreos que operan en el archipiélago puede llegar a incrementar la venta anual de billetes interinsulares en un 30%.

Por este camino llegan a la conclusión de que los viajeros anuales estimados rondarían los 283 mil en 2019 y se acercarían a los 950 mil en 2030.

El siguiente paso consistió en determinar el número de operaciones anuales que podría generar esta potencial demanda y para ello dividen el total de viajeros por la ocupación media por vuelo de los ATR de Binter (40 pasajeros según sus estimaciones), obteniéndose que en el 2019 en El Hierro podrían efectuarse unas 7.173 operaciones, guarismo que se iría incrementando hasta superar ligeramente la cifra de 24.000 operaciones en el 2030.

Estos datos hay que convertirlos en operaciones por hora para determinar, comparando el resultado obtenido con la capacidad de la pista de vuelos herreña, si es preciso ampliarla.

Para realizar el anterior cálculo, se dividieron las operaciones anuales por 365 días y por 10 horas (las que está abierto el aeropuerto), lo que señala una media de operaciones por hora que oscila entre las 2 (2019) y las 6,6 (2030).

Ahora bien, resulta evidente que no se realizan operaciones todas las horas que el aeródromo está operativo, de hecho, lo normal es que éstas se concentren en determinado rangos horarios “y es por ello que hemos procedido a ajustar el resultado para reflejar la anterior realidad”.

Para efectuar este ajuste, “hemos analizado cómo se concentran por franjas horarias las operaciones en el aeropuerto de Gran canaria, tomando para ello el mes de máxima actividad, diciembre, y uno de los días punta, viernes, observando que de las 24 horas que está abierto el recinto, en el 29% aproximadamente de las mismas no hay operación alguna o éstas son en extremo reducidas; si se realiza el mismo análisis para la instalación herreña el anterior porcentaje se elevaría hasta el 40%”.

Así pues, para calcular la media de operaciones por hora, “hemos reducido en un 29% el total de horas operativas (para reflejar aquéllas en las que probablemente se concentraría la operación), obteniendo una media de operaciones por hora que oscilaría entre las 3,3 del 2019 y las 11 del 2030”.

Ante esto resultados –se pregunta el informe-- “¿puede el aeropuerto herreño asumir los tráficos previstos?

Lo primero que habría que dilucidar es la capacidad de la pista herreña y “para ello hemos recurrido a la Asociación Española para la Coordinación y Facilitación de Franjas Horarias (AECFA), organismo que ha sustituido a AENA a partir del 2014 en la coordinación de los slots en buena parte de los aeropuertos nacionales, que en su página web indica que, en referencia al aeropuerto de El Hierro, la capacidad de su pista es de 4 movimientos/hora en llegadas, 4 en salidas y 6 en total.

Así pues, a la vista de los anteriores datos se podría concluir que el superar el umbral de las 6 operaciones por hora implicaría que el aeródromo herreño estaría por encima de su capacidad efectiva a partir del año 2025.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha