eldiario.es

Menú

GALICIA

Expertos de AEOPAS constatan que la depuradora de Ferrol no depura

La empresa encargada del saneamiento, gestionada por ACS, cobró durante un año una tasa por el servicio.

- PUBLICIDAD -
Técnicos de AEOPAS y representantes del gobierno municipal visitaron las instalaciones el lunes

Técnicos de AEOPAS y representantes del gobierno municipal visitaron las instalaciones el lunes

Tres técnicos de AEOPAS (Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento), Jaime Morell, Luis Babiano y Emilio Chacón, visitaron este lunes la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Ferrol, acompañados del alcalde de la ciudad, Jorge Suárez, y de dos concejales. En la visita, los representantes de la entidad constataron que la EDAR no está depurando las aguas, como ya había denunciado el gobierno municipal.

De igual manera fueron testigos de algunas deficiencias estructurales que presenta la instalación: humedades, problemas de impermeabilización y alguna fisura. Sin embargo, como destacó Jaime Morell, secretario general de AEOPAS, la planta podría entrar en funcionamiento casi de inmediato, incluso con el escaso caudal que está recibiendo. Morell destacó igualmente que la instalación es "tecnológicamente" de primer nivel.

Para Morell, "resulta extraño que ni la Confederación Hidrográfica ni Aguas que Galicia, que recepcionaron la planta, comprobaran su funcionamiento y no se arreglaran los pequeños problemas estructurales que presenta. Es una responsabilidad de la empresa constructora y de la dirección de obra que la recepcionó, y habrá que reclamarles esta responsabilidad".

Por su parte, Jorge Suárez denunció que "desde agosto de 2014 [momento en que la planta entró supuestamente en funcionamiento] hasta hoy no se hizo absolutamente nada para poner en funcionamiento todas las fases de la depuración. Era algo que se podía haber hecho, porque el problema estaba detectado". "De haber hecho las inversiones oportunas antes de la recepción de la obra, no estaríamos hablando ahora de un problema de depuración y el agua saldría limpia por este emisario. No estaríamos contaminando una zona protegida de la Rede Natura y cometiendo un presunto delito medioambiental", destacó.

A pesar de que la planta no ha depurado “un sólo metro cúbico” de agua, como ha señalado el Gobierno municipal, la empresa encargada del saneamiento (Emafesa, cuya gestión depende de Urbaser, una filial de ACS) cobró durante un año una tasa por el servicio a todos los hogares, un tributo aprobado por la mayoría absoluta del PP en la anterior legislatura. Fueron alrededor de 70 euros que el nuevo gobierno (liderado por la marea local -Ferrol en Común-) se ha comprometido a devolver.

"Un día más podemos constatar que el agua no se está depurando. Por lo tanto nos ratificamos en que la tasa de saneamiento no sólo fue injusta, sino que también la consideramos ilegal", afirmó el alcalde. Además, tras analizar el coste del metro cúbico del agua que tienen que pagar los ferrolanos, AEOPAS ha estimado que es más del doble del precio medio del Estado, en torno a 0,68 céntimos por litro frente los 0,30 de otros municipios.

El regidor adelantó así mismo que desde el Ayuntamiento ya se está trabajando en las auditorías anunciadas en las últimas semanas. Este mismo lunes el concejal de Servicios, Bruno Díaz, mantuvo una reunión con el departamento de GEAMA (Grupo de Ingeniería del Agua y del Medio Ambiente de la Universidade de A Coruña), que está dispuesta a realizar una auditoría técnica para comprobar si esta depuradora puede realmente funcionar o no. Estas auditorías son el primer paso para impugnar, por incumplimiento grave, el contrato de concesión del servicio de agua y saneamiento otorgado a Emafesa, e iniciar el camino a la remunicipalización del servicio. Este lunes Suárez confirmó de nuevo este objetivo: "Vamos a continuar nuestro camino, que es el de depurar todas las responsabilidades, y trabajar por la remunicipalización del ciclo del agua, como está en nuestro programa".

En la visita pudo comprobarse una vez más la actitud de opacidad ejercida por los gestores de Emafesa, dependientes de ACS. Tanto al alcalde (presidente de Emafesa) como a los concejales que lo acompañaban (consejeros de la empresa mixta, de la que el Ayuntamiento posee un 51%) se les requirió identificación, y su entrada fue obstaculizada. Asimismo, se les negó la información técnica solicitada sobre el funcionamiento de la planta. "Un motivo más para pedir que Urbaser destituya a este gestor, y que cumpla lo que le exigen los pliegos del contrato de concesión, que es mantener constantemente informado al socio público", destacó Jorge Suárez. En las últimas semanas el Ayuntamiento de Ferrol ya solicitó el cese del gestor de Emafesa, pero la parte privada hizo valer su capacidad de bloquear, en el consejo de administración de la empresa pública, cualquier iniciativa de la parte pública.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha