eldiario.es

Menú

GALICIA

El PP intentó despedir al abogado que defiende al Ayuntamiento de Betanzos en la causa contra su portavoz

La ex alcaldesa betanceira, actualmente diputada, defendió en 2012 una moción en la que instaba al Gobierno local a "revocar la contratación" del letrado que lleva el caso por el que acaba de ser procesada.

María Faraldo defendía pasarle el asunto al asesor jurídico municipal, que lo había rechazado por no estar especializado en el ámbito penal.

Los votos del PSdeG y del BNG impidieron la destitución.

- PUBLICIDAD -
Faraldo, en una imagen de archivo de su etapa como alcaldesa

Faraldo, en una imagen de archivo de su etapa como alcaldesa

El nombre de María Faraldo llevaba case ocho años sin ocupar titulares más allá de la vida política local de Betanzos. Desde que, como secretaria de organización del PP de A Coruña, intentó boicotear el dispositivo contra incendios de la Xunta del bipartito su figura no había trascendido del ámbito municipal. Lo volvió a hacer hace escasos días, cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia decidió procesarla por presuntos delitos de prevaricación y falsedad relativos a la contratación de un profesor del conservatorio de la villa sin, supuestamente, tener margen legal para hacerlo. Este procesamiento se produce dos años después de que el PP municipal intentara que el Ayuntamiento betanceiro, actualmente dirigido por el PSdeG, prescindiera del abogado que representa a la institución municipal en esta causa.

Los conservadores realizaron esta tentativa a través de una moción, defendida en el pleno municipal en julio de 2012 por la propia Faraldo, con el ahorro como argumento fundamental. Se trataba, explicó Faraldo ante el pleno, de "instar al alcalde", el socialista Ramón García, a "revocar la contratación de un abogado externo para defender los intereses del ayuntamiento" y que esa labor "sea llevada a cabo por el asesor jurídico del Ayuntamiento", de tal manera que "los 8.000 euros que va a costar sean destinados a otro fin".

La moción, que también tuvo el apoyo del portavoz de Ciudadanos por Betanzos, fue rechazada tanto por el grupo del gobierno como por el BNG. "Trata de ocultarse tras una demagogia económica", le reprochó a Faraldo el portavoz socialista, que argumentó la contratación de un abogado externo en el hecho de que el propio asesor jurídico municipal había explicado en un informe que las cuestiones penitenciarias "no son su especialidad". "Es una excusa de mal pagador", añadió, más aun porque Faraldo, en su etapa en la alcaldía, "encargó un informe externo de más de 2.000 euros por el mismo asunto en una asesoría".

"El asesor jurídico admite que no está especializado en el campo penal" pero "no dudamos de su capacidad", agregó el propio alcalde. "La prueba está en que fue nombrado" para llevar el caso, pero "él, posteriormente, nos hace saber de la posible incompatibilidad en la que podría incurrir en este asunto", toda vez que redactó informes al respevto "en los que habla de ilícitos penales" y "lo pueden llamar como testigo", eso "lo sabemos todos". En la misma línea, el BNG local se muestra convencido de que "el debate de fondo no es el ahorro", sino que Faraldo buscaba "que una persona que no está especializada en este tipo de causas asuma la defensa del ayuntamiento para facilitarle la defensa", esto es, "por conveniencia".

Pero para la ex alcaldesa, los motivos son otros. El asesor jurídico municipal es "suficientemente competente", dice, porque ya "defendió los intereses del Ayuntamiento" en casos en los que "se jugaba indemnizaciones millonarias". En aquel entonces Faraldo consideraba que la causa por la que ahora está procesada "es un asunto que quema, y hay determinadas personas que se quieren quemar con él y otras, que no". "Ahí está el quid de la cuestión", aseguraba, al tiempo que le reprochaba al alcalde que "diese por sentado" que su moción iba a ser rechazada. "Me parece de un despotismo tremendo", le reprochó. Finalmente, los votos de socialistas y nacionalistas impidieron que el abogado fuera despedido.

Audio: La ex alcaldesa defiende el despido del abogado en el pleno municipal de julio de 2012

Elnombre de María Faraldo llevaba case ocho años sin ocupar titularesmás allá de la vida política local de Betanzos. Desde que, comosecretaria de organización del PP de A Coruña, intentó boicotearel dispositivo contra incendios de la Xunta del bipartito su figurano había trascendido del ámbito municipal. Lo volvió a hacer haceescasos días, cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galiciadecidió procesarla por presuntos delitos de prevaricación yfalsedad relativos a la contratación de un profesor delconservatorio de la villa sin, supuestamente, tener margen legal parahacerlo. Este procesamiento se produce dos años después de que elPP municipal intentara que el Ayuntamiento betanceiro, actualmentedirigido por el PSdeG, prescindiera del abogado que representa a lainstitución municipal en esta causa.


Losconservadores realizaron esta tentativa a través de una moción,defendida en el pleno municipal en julio de 2012 por la propiaFaraldo, con el ahorro como argumento fundamental. Se trataba,explicó Faraldo ante el pleno, de "instar al alcalde", elsocialista Ramón García, a "revocar la contratación de unabogado externo para defender los intereses del ayuntamiento" yque esa labor "sea llevada a cabo por el asesor jurídico delAyuntamiento", de tal manera que "los 8.000 euros que va acostar sean destinados a otro fin".


Lamoción, que también tuvo el apoyo del portavoz de Ciudadanos porBetanzos, fue rechazada tanto por el grupo del gobierno como por elBNG. "Trata de ocultarse tras una demagogia económica", lereprochó a Faraldo el portavoz socialista, que argumentó lacontratación de un abogado externo en el hecho de que el propioasesor jurídico municipal había explicado en un informe que lascuestiones penitenciarias "no son su especialidad". "Esuna excusa de mal pagador", añadió, más aun porque Faraldo,en su etapa en la alcaldía, "encargó un informe externo de másde 2.000 euros por el mismo asunto en una asesoría".


"Elasesor jurídico admite que no está especializado en el campo penal"pero "no dudamos de su capacidad", agregó el propioalcalde. "La prueba está en que fue nombrado" para llevarel caso, pero "él, posteriormente, nos hace saber de la posibleincompatibilidad en la que podría incurrir en este asunto",toda vez que redactó informes al respevto "en los que habla deilícitos penales" y "lo pueden llamar como testigo",eso "lo sabemos todos". En la misma línea, el BNG local semuestra convencido de que "el debate de fondo no es el ahorro",sino que Faraldo buscaba "que una persona que no estáespecializada en este tipo de causas asuma la defensa delayuntamiento para facilitarle la defensa", esto es, "porconveniencia".


Peropara la ex alcaldesa, los motivos son otros. El asesor jurídicomunicipal es "suficientemente competente", dice, porque ya"defendió los intereses del Ayuntamiento" en casos en losque "se jugaba indemnizaciones millonarias". En aquelentonces Faraldo consideraba que la causa por la que ahora estáprocesada "es un asunto que quema, y hay determinadas personasque se quieren quemar con él y otras, que no". "Ahí estáel quid de la cuestión", aseguraba, al tiempo que le reprochabaal alcalde que "diese por sentado" que su moción iba a serrechazada. "Me parece de un despotismo tremendo", lereprochó. Finalmente, los votos de socialistas y nacionalistasimpidieron que el abogado fuera despedido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha