eldiario.es

Menú

GALICIA

"El PSdeG no puede optar por la continuidad en ningún caso"

Iván Puentes, portavoz nacional de Novo Socialismo Galego, lleva semanas recorriendo el país hablando con militantes de todas las agrupaciones "y escuchándolos sobre todo", presentando la propuesta de un PSdeG "más de izquierdas y más galleguista".

- PUBLICIDAD -
Iván Puentes, portavoz nacional de Novo Socialismo Galego

Iván Puentes, portavoz nacional de Novo Socialismo Galego

Iván Puentes, portavoz nacional de Novo Socialismo Galego, lleva semanas recorriendo el país hablando con militantes de todas las agrupaciones "y escuchándolos sobre todo", presentando la propuesta de un PSdeG "más de izquierdas y más galleguista". El ex alcalde de Fene, de apenas 32 años de edad pero con una larga trayectoria política y de gestión, le demanda al PSOE propuestas más claras y desde la izquierda: "Yo siempre digo que el PSOE no tiene que mirar a la izquierda, sino que tiene que mirar a sus militantes, y los militantes socialistas son de izquierdas. El problema es que las políticas que practica el PSOE en ciertos ámbitos no se corresponden con esa ideología de izquierdas".

Apuesta también por un partido "claramente gallego, que sea autónomo en su funcionamiento" y no tenga "tutelas en su capacidad de decisión". El PSdeG-PSOE, a expensas de lo que se decida en el Comité Federal del 21 de julio sobre las prometidas primarias, ha dejado para septiembre estas votaciones y el consecuente congreso del partido en Galicia. Iván Puentes será uno de los aspirantes a liderar el partido en una carrera que disputará al menos con Pachi Vázquez y José Ramón Gómez Besteiro.

¿El PSdeG está hablando mucho de personas y poco de proyectos y de ideas?

Siempre se cae en la tentación de hablar de lideres y de personas, y desde luego las personas son fundamentales porque son las que llevan a cabo las ideas. Nosotros creemos que el PSdeG tiene que cambiar de personas y de caras, pero sólo con eso no se arreglan los problemas del PSdeG, que tiene que llevar a cabo un proceso muy profundo de renovación de su proyecto político para que la ciudadanía lo vea como una solución a sus problemas y como una alternativa a las políticas de la derecha. Por eso nosotros, desde NSG, no estamos entrando en ese debate y lo que hacemos es recorrer el país para explicar, debatir y escuchar las propuestas para renovar el proyecto y el discurso del socialismo gallego. Y luego, cuando se abra el proceso, pues habrá que escoger unas personas para llevar a cabo ese proyecto. Y hablo de personas, de equipos, porque nosotros tenemos claro que liderazgo no puede ser individual.

¿Estáis satisfechos con la fórmula que parece ser la finalmente escogida para las primarias? ¿Se les tiene miedo en el PSOE a las primarias?

Nosotros desde luego no le tenemos miedo alguno pero sí que observamos recelos en determinadas instancias. Si no hubiera reticencias todo el mundo tendría que entender las primarias como las entendemos en NSG: con urnas en todas las agrupaciones locales y durante todo el día, para que puedan votar todos y todas las militantes. Y si el objetivo es que participe todo el partido, en el Congreso debería poder participar cuanta más gente mejor, nosotros proponíamos que hubiera más de mil delegados. De momento las urnas sólo van a abrir unas horas y en el Congreso solo va a haber unos 600 delegados, lo que es un avance con respecto a lo que teníamos pero para nosotros no es suficiente.

¿Los continuos aplazamientos en estos procesos están dificultando que el PSdeG pueda ejercer una oposición fuerte a Feijoo?

Yo creo que sí. Si el Congreso se celebra en septiembre el PSdeG llevaría viviendo un año en situación de interinidad cuando después de las elecciones se prometió que en enero se convocaría el Congreso. Nuestros diputados y diputadas están realizando un magnífico trabajo, pero esta situación no ayuda y además la oposición no sólo se hace en el Parlamento. Mientras no se celebre ese congreso no habrá una alternativa política que poder ofrecerles a los ciudadanos.

¿La primera gran piedra de toque para el PSdeG serán las municipales de 2015?

Sí, la primera gran prueba van a ser las municipales porque las elecciones europeas se juegan en clave estatal y porque el PSdeG siempre tuvo una fuerte implantación local. El PSdeG no es un partido de élites, sino que es un partido que nace de la base, y por eso la importancia de este ámbito local. El PSOE nunca gobernó en España ni en Galicia sin antes haber experimentado un crecimiento en las elecciones municipales. Si las cosas se hacen bien, el PSdeG puede obtener buenos resultados y eso será fundamental para preparar las elecciones autonómicas del año siguiente.

¿Qué necesita el PSdeG para recuperar la confianza perdida?

Necesita una combinación de caras y de proyectos. Necesita demostrarle a los ciudadanos con hechos que aquello que decimos y defendemos cuando estamos en la oposición es también aquello que hacemos cuando estamos en el Gobierno. Lo que tenemos que tener claro por encima de todo es que no podemos traicionar la confianza de los ciudadanos. Y en ese nuevo proyecto socialista los dos ingredientes fundamentales son la izquierda y el galleguismo. Yo siempre digo que el PSOE no tiene que mirar a la izquierda, sino que tiene que mirar a sus militantes, y los militantes socialistas son de izquierdas. El problema es que las políticas que practica el PSOE en ciertos ámbitos no se corresponden con esa ideología de izquierdas. Si hacemos un repaso histórico, vemos que el PSOE gana las elecciones cuando promueve un proyecto claramente de izquierdas, y no otros proyectos más confusos y más próximos a los de la derecha, sobre todo en el ámbito económico. Y en cuanto al galleguismo el Partido Socialista tiene que incorporar aquello que también piensan sus militantes: que Galicia es una autonomía y que debe hacer una política autónoma, y el PSdeG debe defender por encima de todo los intereses de Galicia. Ser galleguista es adoptar decisiones para defender a los ciudadanos de este país.

¿Hay alternativas desde la izquierda?

La gran mentira que se nos intenta colar es que la izquierda no es la solución. Hoy se ha demostrado que las políticas de libre mercado no eran la solución para la mayoría de los ciudadanos. La crisis hace que la mayoría de la población se abra a las alternativas de la izquierda: tiene que haber instituciones políticas fuertes que pongan límites al mercado. Es cierto que la situación de la UE, absolutamente secuestrada por la derecha, dificulta poner en marcha políticas de izquierda, pero eso no significa que no haya espacio.

¿Al PSOE le falta clarificar sus propuestas y visibilizar que tiene una propuesta diferente? Necesita marcar un perfil propio con propuestas concretas sobre fiscalidad, federalismo, republicanismo...?

...O sobre el laicismo, por ejemplo. A eso me refiero yo cuando hablo de proyecto político. Que el PSOE va a defender mejor que el PP la sanidad o la enseñanza pública, eso está claro. Pero hay que ir más allá. Lo mismo que hizo el PSOE en los años ochenta cuando puso en marcha el Estado de Bienestar como lo conocemos hoy. La gente está debatiendo en la calle sobre el laiciscmo o sobre la república o sobre los impuestos. Y también lo hacen los militantes socialistas, pero eso no se traduce en propuestas concretas del partido. Falta debatir mucho, tomar postura sobre muchos asuntos y construir ese proyecto político.

¿Al PSdeG le ha faltado en muchos momentos de los últimos treinta años tener un proyecto gallego, de país?

Yo creo que sí. Creo que con Touriño fue el único momento en el que de verdad tuvimos un proyecto de defensa del país y realmente alternativo. Y ahí el partido avanzó mucho. Y nosotros tenemos que seguir por ese camino. La gente tiene claro que es gallega y quieren que el Gobierno gallego defienda sus intereses. Y el PSdeG debe tener su autonomía dentro del PSOE, su espacio propio.

Llegado el caso, ¿Pachi o Besteiro? ¿La gente de NSG os sentís más próximos al proyecto de uno o del otro?

El gran debate que se da en estos momentos es entre la continuidad y la renovación. Y nosotros entendemos que el PSdeG no puede optar por la continuidad en ningún caso. Todos los proyectos que apuesten por un modelo de partido como lo que hubo hasta ahora y por defender las políticas que se defendieron hasta ahora están condenados al fracaso por que eso ya se testó en unas elecciones. Lo que se precisa es renovar el partido. Con todos aquellos que quieran renovar el partido y escuchar lo que está pidiendo la gente nosotros podemos hablar, trabajar y construir para hacer realidad ese nuevo partido. Pachi Vázquez representa esa continuidad, tiene toda la legitimidad para hacerlo, por supuesto, pero es un partido muy diferente al que nosotros queremos. Y sobre Besteiro quiero saber aún con qué propuesta se presenta, con qué ideas, con qué equipos, con qué gente. Nosotros lo que queremos hacer por ahora es presentar nuestra propuesta y sobre todo escuchar a los militantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha