eldiario.es

Menú

GALICIA

Investigan al jefe de personal de la Diputación de Ourense en una operación contra el fraude en cursos de formación

La Policía ha detenido a cinco personas e investiga a otras dos, entre ellas el también alcalde de Monterrei por el PP, por su presunta relación con una "trama" para captar subvenciones que llegó a captar más de medio millón de euros, según la investigación

Baltar anuncia la apertura de un expediente contra su jefe de personal, también investigado en la causa en la que él mismo está imputado por un presunto ofrecimiento de empleo a cambio de sexo

- PUBLICIDAD -
Documentación estatutaria de la asociación investigada por la Policía

Documentación estatutaria de la asociación investigada por la Policía

Nueva operación contra un presunto fraude en cursos de formación y nuevo foco judicial sobre la Diputación de Ourense. La Policía ha detenido en los dos últimos días en Ourense a cinco personas y ha citado como "investigadas no detenidas" -antigua imputación policial- a otras dos como presuntas integrantes de un fraude en cursos de formación de diferentes Administraciones públicas que llegó a obtener, según la investigación, más de medio millón en subvenciones de la Xunta, del Ayuntamiento y de la Diputación de Ourense e incluso de la UE entre los años 2005 y 2012. Uno de los investigados es el jefe de personal de la entidad provincial ourensana, José Luis Suárez, también alcalde del Ayuntamiento de Monterrei por el PP.

El origen de esta operación, en la que se investigan delitos de falsedad documental, blanqueo de capitales, estafa, cohecho, contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social y la Administración Pública, se remonta a una denuncia presentada ante la Policía en 2015. Este primer movimiento "destapó una trama ideada por el responsable" del ourensano Centro de Estudios San Pablo -una academia privada actualmente cerrada- para la "obtención fraudulenta" de las subvenciones "mediante falsedades y engaños". El detenido contaría con la colaboración "activa" de su esposa, funcionaria de la Xunta cuyo "cargo de responsabilidad" le permitía "tener acceso a un sello de compulsa personal" con el que hacer pasar por "válidos" diversos "documentos falsificados". Ambos fueron detenidos y han quedado en libertad tras prestar declaración ante el juez.

Siempre según la investigación, la academia era una de las ramas de la presunta trama fraudulenta y la otra, una asociación sin ánimo de lucro, AEXPA, esto es, la Asociación de Alumnos y Ex-Alumnos del Centro San Pablo. Las pesquisas policiales dan por "acreditado" que esta entidad fue impulsada por la propia academia y mantuvo una "actividad ficticia" durante una década, hasta 2015, durante la cual "falsificó actas y firmas", llegando a incluir como miembros de la asociación a "personas que lo desconocían" para simular una actividad que realmente, indican, solo consistía en la "recepción de ingresos públicos".

Documentación validada con un sello de la Xunta

Sobre la base de la academia y de la asociación los investigadores sostienen que las personas investigadas cometieron "diversas irregularidades" para "justificar los gastos vinculados" a los cursos subvencionados, tales como aportar "facturas falsificadas" con "cantidades desmesuradas" en concepto de compra de material o "copias de documentos bancarios" con "supuestas transferencias" a empresas y personal. "Pagos de locales" o de servicios "asesoramiento" que "no existen" formaban parte también, según la Policía, de un modo de operar que obtenía apariencia de "veracidad" mediante la "compulsa de las fotocopias" con el sello oficial de la Xunta.

Esta funcionaria de la Administración autonómica está ahora acusada de utilizar ese sello de manera irregular, lo que implica valerse "de su puesto de trabajo de responsabilidad en el edificio administrativo" de la Xunta en la capital ourensana para validar "documentación fraudulenta". A los dos miembros del matrimonio la Policía les atribuye también la apertura y cierre de "numerosas cuentas bancarias" para "dificultar el control de los movimientos bancarios realizados al nombre de la asociación ficticia".

Web de la academia investigada, ya cerrada

Web de la academia investigada, ya cerrada

Contacto con la Diputación

Junto a la justificación de cursos no realizados la presunta red corrupta realizó también "contrataciones fraudulentas de alumnos". Es en este punto donde la Policía ubica el enlace directo con la Diputación, al otro lado del "engaño" del que también fueron objeto el resto de Administraciones. "Varias declaraciones" recogidas por los investigadores "hacen referencia", según la Policía, a que el considerado cerebro de la trama "tenía un contacto" en la entidad provincial, que utilizaba para "introducir en este organismo a determinados alumnos", varios de los cuales "indicaron que les habían ofrecido una plaza en la Diputación" a cambio del "pago de determinadas cantidades de dinero", que la Policía cifra en "hasta 12.000 euros". Dos de ellos "consiguieron contrataciones temporales", según la investigación.

En este contexto el jefe de personal de la Diputación, quien ahora depende de una directora general cuyo nombramiento formalizó José Manuel Baltar en junio de 2016, confirma que fue citado para acudir a la Comisaría de Ourense este jueves, donde no declaró por estar ausente su abogado. Cuestionado al respecto por la edición ourensana de Faro de Vigo Suárez ha negado tener relación con el Centro San Pablo, del que dice además desconocer si recibió ayudas públicas. El regidor de Monterrei, a quien la Policía atribuye ahora presunto soborno, está también siendo investigado -antigua imputación- en la causa que un juzgado de Ourense instruye contra Baltar por la presunta oferta de un puesto de trabajo en la Diputación a cambio de sexo cuando la entidad provincial aun estaba presidida por su padre, también imputado.

Después de trascender las detenciones e investigaciones en este caso, sobre el que pesa el secreto de sumario, la Diputación de Ourense ha emitido un comunicado firmado por Baltar en el que dice recelar de la "información publicada" por ser "inconcreta y genérica", si bien anuncia la apertura de un expediente informativo para "determinar si existe alguna relación" entre la Diputación y los hechos en los que "aparece presuntamente implicado" el jefe de personal "en el ejercicio de sus funciones". Suárez y Baltar mantienen una tensa relación desde hace años por, entre otra razones, el papel clave del actual alcalde de Monterrei en la condena a Baltar padre por 104 enchufes en la Diputación en el año 2010.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha