eldiario.es

Menú

GALICIA

La Xunta fue alertada en 2013 del fraude en cursos de formación que la Policía investiga en Ourense

Una ciudadana remitió al Valedor do Pobo una queja sobre las presuntas prácticas irregulares de la academia investigada y la Consellería de Traballo admitió que le había reclamado la devolución de 80.000 euros en ayudas por no cumplir las condiciones

- PUBLICIDAD -
Logotipos de la academia y la asociación investigadas, ambas inactivas actualmente

Logotipos de la academia y la asociación investigadas, ambas inactivas actualmente

Las actividades presuntamente ilícitas de la Academia ourensana investigada por un presunto fraude en cursos de formación en el que la Policía implica al jefe de personal de la Diputación provincial llegaron a los agentes en 2015. Pero antes ya habían llegado a otra instancia, el Valedor do Pobo [defensor del pueblo gallego]. En el año 2013 una ciudadana se dirigió a la defensoría gallega, entonces dirigida en funciones por José Julio Fernández - su antecesor se había visto obligado a dimitir por defender los recortes del PP-, para denunciar presuntas irregularidades en la actividad del Centro Sano Pablo. Aquella queja describe una manera de actuar muy semejante al después descubierto por la Policía y revela también que la academia tuvo que devolver más de 80.000 euros a la Xunta por no cumplir las condiciones de las subvenciones que había recibido de la Consellería de Traballo que, por lo tanto, al menos dos años antes ya había detectado irregularidades en esta organización.

Según la conclusión del expediente del Valedor, a cuyo contenido ha tenido acceso este diario, la queja de la ciudadana fue trasmitida por el alto comisionado a la Consellería, que confirmó que el Centro San Pablo y la asociación AEXPA habían participado en varias convocatorias de ayudas para cursos dirigidos a personas desempleadas. Algunas de ellas habían acabado teniendo que ser "reintegradas" y algunas otras no habían llegado a abonarse.

Concretamete, el Centro San Pablo consiguió en 2011 algo más de 53.000 euros para desarrollar un curso de Técnico de Software ofimático, aunque fue objeto de un "procedimiento de reintegro" por algo más de 43.000 euros por "incumplir" el "compromiso de contratación" anexa a la formación. En el caso de AEXPA sucedió lo mismo con un curso de Diseño Web y Multimedia por importe de casi 55.600 euros de los que trabajo le reclamó unos 43.200, también por el "incumplimiento" del compromiso de contratación.

Al año siguiente, en 2012, las dos entidades participaron de nuevo en estas convocatorias, optando a un total de seis cursos. En esa ocasión, no obstante, la información suministrada por la Consellería al Valedor indica que los pagos no llegaron a producirse porque Centr Sano Pablo y AEXPA mantenían deudas con la Seguridad Social y, el caso de la academia, también con la Consellería de Facenda, lo que imposibilitaba legalmente el pago.

Siempre según este expedidente del Valedor, que también fue informado de la "posible connivencia de una funcionaria de la Consellería" en este presunto fraude -la ahora investigada-, entonces Traballo informó de la puesta en marcha de una "investigación" interna. El Valedor indicaba, a modo de conclusión, que "en función del resultado" de esa investigación la Xunta "podría" promover "la correspondiente denuncia ante la autoridad competente", algo que también podría hacer la ciudadana reclamante "si interpreta (...) que los hechos pueden ser constitutivos de delito".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha