eldiario.es

Menú

GALICIA

La falta de vivienda social en Vigo puede dejar en la calle a una familia dentro de siete días

Xunta y Concello no disponen de alternativas habitacionales para los muchos desalojos que se siguen produciendo en la ciudad

- PUBLICIDAD -
Vista general del barrio de Teis, en Vigo

Vista general del barrio de Teis, en Vigo Fran Eirín

Una familia de Vigo -de tres integrantes (un adulto con una minusvalía del 49%, su hermana de 19 años y la madre de ambos, de 60)- puede quedarse en la calle el próximo 21 de enero, fecha en la que está previsto que se ejecute el desahucio del piso que habitan en el barrio de Teis. Hace unas semanas que la familia hizo pública su situación, dirigiéndose a la PAH y al colectivo de lucha contra la exclusión Os Ninguéns ( Los Nadie), que los están ayudando en la búsqueda de una solución y en conversaciones con las distintas administraciones con competencias. Sin embargo, hasta el momento las alternativas ofrecidas tanto por la Xunta como por el Ayuntamiento han sido claramente ineficaces.

Desde el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) se señala que la Xunta no dispone en Vigo de viviendas sociales idóneas para esta familia. Los pocos pisos con los que cuenta son muy pequeños, insuficientes para tres personas. Además, señalan desde Os Ninguéns, en Vigo hay otras muchas familias a punto de perder su casa (aunque han decidido no hacer público su caso) y que tienen prioridad para acceder a estas alternativas habitacionales. "Nosotros no queremos dejar a ninguna otra persona sin casa, queremos una solución para todos los casos, que son muchos", dicen.

La única opción que se ofrece desde el Gobierno gallego es intentar buscar una vivienda en otro ayuntamiento, con la incomodidad que tendría para la familia ser apartada de su entorno social y familiar y, sobre todo, por el perjuicio que les produciría empadronarse en otra localidad y volver a empezar todo el proceso de adjudicación de ayudas, teniendo además prioridad los demandantes anteriores en ese nuevo ayuntamiento.

Desde la Xunta también se ofrece un bono que les cubriría 150 euros de alquiler de un nuevo piso durante un año, una vez tramitado y concedido. El primer problema es que esta solución es insuficiente (la familia sólo cuenta con los 426 euros que ingresa la madre a través del subsidio de desempleo) y que, primero, deberían conseguir alquilar una vivienda, "lo que con esos ingresos, sin nómina o aval, y tras denunciar públicamente dos desahucios es inviable", señalan desde Os Ninguéns.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Vigo, lo único que se ofrece es financiar el pago de la fianza y dos mensualidades del alquiler del piso. Desde Os Ninguéns se destaca que incluso si la familia pudiera encontrar una nueva vivienda, como proponen desde Ayuntamiento y Xunta, "facilitar el acceso a un piso nuevo que no van a poder pagar no es solucionar un desahucio", ya que "esta familia estará en situación parecida a la actual dentro de unos meses". "Pongamos que encuentran un piso de 350 euros de alquiler (lo que para tres personas es complicado en Vigo): les sobrarían 76 euros para llegar a final de mes. Cuando acabara la ayuda del ayuntamiento, se volverían a endeudar", dicen.

En varias ocasiones el regidor de la ciudad, Abel Caballero, ha manifestado públicamente que en Vigo no volvería a haber un desahucio mientras él fuese alcalde. La última, el pasado 31 de diciembre, cuando destacó que su Gobierno municipal "aplica la política social más importante de España". Además, el pasado mes de junio podíamos leer otras declaraciones de Caballero a los medios, en las que destacaba que “la oficina antidesahucios es mi mesa. Llamo yo al banco y los paro”.

Desde Os Ninguéns le responden a Caballero que "prometer soluciones para las que no hay capacidad es una falta de respeto a los afectados y a sus propios trabajadores sociales, que deben ajustarse a un procedimiento que no coincide con la publicidad que ha dado el alcalde y son quienes reciben la desesperación de los afectados que acuden confundidos, pensando que su caso está solucionado cuando no es verdad". Desde la entidad recuerdan que "hay muchas más personas en esta situación que no han querido hacer una denuncia pública" y que para el mismo día del desalojo de esta familia hay más personas pendientes de un lanzamiento. "Es un problema dramático que hay que encarar de una vez por todas desde las instituciones, teniendo pisos disponibles donde poder alojarse pagando un alquiler adecuado a sus ingresos. Y, desde luego, negar que esto esté sucediendo o prometer que no va a suceder más cuando no es cierto, no hace sino complicar más las cosas", dicen.

Según datos del INE, en el Ayuntamiento de Vigo hay 18 mil viviendas vacías. De ellas, una buena parte son viviendas nuevas, construidas en los últimos años, en el marco de la burbuja inmobiliaria de la década pasada (en toda Galicia hay 30 mil casas sin vender posteriores a 2004). Os Ninguéns y la PAH siguen buscando soluciones a la situación de estas familias. En este caso concreto, previsto el lanzamiento para el día 21, están buscando alguna otra vivienda en la que se puedan alojar, para no quedarse en la calle. Quedan siete días.


El caso de Vanesa Bregua y sus dos hijos

Os Ninguéns también está colaborando con Vanesa Bregua, una mujer viguesa que ha sufrido violencia de género y que igualmente puede quedarse en la calle en los próximos días junto con sus dos hijos, de 6 y 9 años. Desde el 2011 esta familia ha residido en un piso gracias a una ayuda del IGVS (que paga el 80% del alquiler). Sin embargo, la normativa impide que -superados los cinco años- se mantenga esta aportación. Los ingresos de la familia son muy reducidos, por lo que le resultará imposible continuar en esta vivienda y tendrá dificultades para acceder a otra. Os Ninguéns le reclama al Gobierno gallego que le ofrezca una solución "que no sea simplemente darles una fecha de salida".


"El Alcalde de Vigo era conocedor de la situación hace meses"

Con respecto a la situación a la que se enfrentan estas dos familias, la PAH de Vigo señala que "el Alcalde de Vigo era conocedor de la situación hace meses" y que "en reunión con nuestra Plataforma se comprometió a solucionar no sólo la situación de estas familias, sino que fue mucho más allá diciendo que no iba a consentir ningún desahucio en Vigo". Añaden que Caballero "con sus promesas no sólo nos faltó a la verdad incumpliéndolas, sino que ha jugado con el dolor de estas familias a las que les creó una expectativa de solución" pues "la realidad es que están a pocos días de un desahucio".

Recuerda, asimismo, que Vigo "posee miles de pisos vacíos", en parte de la SAREB y de la banca y en parte de particulares. "El ayuntamiento tiene potestad para hacer una política que busque por una parte acuerdos con la Banca para conseguir viviendas para el alquiler social y por otro lado estimular la puesta en circulación de estas viviendas por medio de estímulos fiscales". "Pedimos que las administraciones locales y la Xunta hagan un esfuerzo real para colaborar juntas en la solución de los problemas habitacionales que tenemos y que por desgracia seguiremos teniendo. Es hora de que no se utilice el problema de la vivienda como arma política entre las dos administraciones, porque hay vidas en juego", añaden.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha