eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Salud y ecología: estas son las ‘startups’ españolas más prometedoras de Europa

Tienen clientes dentro y fuera de nuestras fronteras, multinacionales como Microsoft las han ayudado a crecer y sus fundadores también han sido reconocidos por autoridades extranjeras: estas cinco empresas, que presentaron recientemente sus productos en Bruselas, quieren reducir las emisiones a la atmósfera o ayudar a mejorar la salud de los pacientes con trastornos alimentarios. 

- PUBLICIDAD -
Broomx propone experiencias inmersivas en las que no se necesiten cascos o gafas de realidad virtual. (Imagen: Broomx | Facebook)

Broomx propone experiencias inmersivas en las que no se necesiten cascos o gafas de realidad virtual.

Una surgió después de una larga convalecencia veraniega con una escayola que impedía moverse; otra, por conocer de cerca enfermedades como la anorexia, la bulimia o la obesidad: estas dos ideas fueron las que inspiraron Exovite y HealthApp, dos de las 'startups' españolas más atractivas a ojos europeos. Estas y otras tres compañías fundadas por 'millennials' han mostrado su potencial en el Parlamento Europeo en busca de inversores o clientes. Junto a ellas, otras 45 de todo el Viejo Continente.

La lista fue presentada por Glowfly, una plataforma de apoyo a jóvenes emprendedores europeos que invitó a los inversores o empresas a conocer estas iniciativas. Las cinco 'startups' españolas seleccionadas destacan por su compromiso con el medioambiente, ayudando a las empresas a ahorrar combustible o a particulares a generar energía para cargar sus dispositivos gracias a las plantas. Pero también, algunas coinciden en mejorar la salud o la movilidad de las personas, como un escáner que personaliza férulas para los miembros rotos o una 'app' que conecta pacientes y médicos.

Bioo es una de esas 'startups'. Uno de sus cofundadores, Javier Rodríguez, tiene apenas 20 años. El objetivo es generar energía limpia a partir de la fotosíntesis de las plantas, de forma que, en un futuro todavía lejano, los bosques sean centrales eléctricas que proporcionen energía a las ciudades.

🇪🇺

Una publicación compartida de Pablo Vidarte (@pvidarte) el

Uno de sus productos es Bioo Pass, una maceta que permite conectar dispositivos Android a una red wifi sin necesidad de introducir la contraseña, gracias a la tecnología NFC. Para conseguirlo, unas bacterias descomponen la materia orgánica de la tierra, con el fin de liberar electrones que activan el circuito NFC. Tan solo hay que acercar el teléfono a la maceta para conectarlo a la red wifi. 

Además de esto, la 'startup' tiene como uno de sus objetivos obtener energía suficiente para cargar teléfonos móviles y tabletas con las mismas plantas. La maceta seguiría el mismo proceso para obtener los electrones, que viajarían al dispositivo a través de un cable USB. El proyecto llegó a protagonizar una campaña de 'crowdfunding' que se canceló cuando ya se había conseguido el dinero. Sin embargo, la idea se mantiene en su página web, a la espera de comprobar si algún día llega a hacerse realidad.

Por su parte,  bound4blue quiere revolucionar el transporte marítimo. Inspirándose en las alas de los aviones y recordando las velas de los antiguos barcos, el objetivo es reducir el combustible que emplean los navíos para, con ello, aminorar la contaminación que provocan. Cuenta incluso con un sistema para buscar las mejores rutas con las que ahorrar combustible.

Sus velas patentadas son plegables, se pueden automatizar y permiten impulsar los barcos a una velocidad diez veces mayor que las tradicionales. Además, no solo los grandes buques se pueden aprovechar de este sistema, sino también embarcaciones de recreo o barcos de pesca.

Según la compañía, cada hora se consumen 4 millones de fuel en todo el mundo, y el combustible representa el 80 % de los costes operativos de las compañías. A ello se suman el dióxido de carbono y otras partículas (cenizas, hollín…) que se expulsan a la atmósfera. Con su sistema, los litros y emisiones a la atmósfera se reducirían un 40 %.

Mientras las velas de bound4blue hacen soñar con un mundo mejor, las creaciones de la catalana  Broomx quieren revolucionar lo que hoy entendemos por realidad virtual. Sin cascos o gafas, cualquiera de nosotros puede disfrutar de espacios 4D recreados ante nuestros ojos con tecnología Full HD. Para ello han creado un artefacto llamado MK Player360 con apariencia de bombona de butano o calentador blanco y futurista que, situado en un cuarto y controlado con una 'app', despliega un entorno virtual que ocupa todo el espacio. El vídeo se puede sincronizar con elementos de las habitaciones que permitan la conexión, como luces inteligentes.

Entre los clientes que ya han probado este invento se encuentra el hotel barcelonés Catalonia Passeig de Gràcia, que instaló una habitación para vivir esas "experiencias inmersivas". El MK Player360 permitió navegar en el mar o flotar por encima de la Tierra, algunas de las opciones de la propia 'app', aunque también se pueden cargar otros vídeos en 360 grados que circulen por la web, Google Maps, Street View o muros de redes sociales. La propia 'startup' tiene una  plataforma de desarrollo de contenido para nuevas experiencias y en su equipo se mezclan los ingenieros con los artistas visuales. Ya hay disponibles algunas unidades, y para este 2018 quieren que se cuenten por centenares.

La empresa tiene su sede en 22@ Barcelona, el distrito donde se concentra la innovación en la capital catalana. Ignasi Capellà, responsable de comunicación de Broomx,  asegura que ya hay mucho interés en California por su producto. La compañía estuvo en  la pasada edición del CES con el fin de tantear posibles socios en el proyecto y con la vista puesta en llegar a Estados Unidos a lo largo de 2018.

Férulas conectadas en menos de 8 horas

Además del entretenimiento y el medioambiente, las 'startups' están enfocadas en mejorar el día a día de las personas. Es el caso de la zaragozana Exovite, que diseña férulas muy personalizadas para el tratamiento de los huesos rotos. Tienen u n escáner 3D propio, de nombre Exoscan, que recrea  férulas personalizadas que luego pueden materializarse con una impresora tridimensional.

Cada paciente tiene la suya, lo que permite una atención más al detalle. Pueden incluir una unidad de electroestimulación, controlada por los médicos, para trabajar con la masa muscular y evitar que se pierda durante el reposo y la rehabilitación. Por si fuera poco, las férulas son ligeras y resistentes al agua y no hacen daño a la piel. Además, también están disponibles para animales.

De acuerdo al CEO de Exovite, Juan Monzón, están disponible en solo 8 horas. Fue precisamente una mala experiencia de Monzón la que dio origen a la empresa: con 16 años, se rompió una pierna y quedó de tal manera que ningún médico se atrevía a operarla. Más de una década después, Monzón conoció un proyecto de férula 3D en Nueva Zelanda que siguió desarrollando por su cuenta a partir de 2013. La compañía, que trabaja con varias mutuas españolas, ya ha participado en otras experiencias internacionales: Microsoft la eligió para pasar cuatro meses en su incubadora de Tel Aviv.

No es el único producto que ha lanzado Exovite. Recientemente, en colaboración con el hospital Gregorio Marañón de Madrid,  ha desarrollado unas gafas que permitirían a un cirujano ver la historia clínica del paciente en medio de una operación. El dispositivo está basado en las Hololens de Microsoft, unas gafas de la denominada realidad mixta, mezcla entre virtual y aumentada. Con órdenes de voz, las diferentes pruebas clínicas se despliegan sobre la pared del quirófano u otra superficie.

HealthApp, con sede en Barcelona, es otra de las 'startups' españolas vinculadas a la salud. Sus cofundadores, Jordi Cusidó y Jordina Arcal, habían conocido los trastornos de conducta alimentaria y creían que había un campo por cubrir, con muchos usuarios como nativos digitales. Arcal, que también es CEO de la empresa,  explica que las personas que siguen tratamientos para la bulimia, la anorexia o la obesidad se sienten muy solos "y ven en su móvil un amigo en el que refugiarse".

Para ellos, junto a profesionales en la materia, han desarrollado  TCApp, que pone en contacto a médicos y pacientes para controlar los registros de este tipo de terapias: emociones, fotos de las comidas que toma… El equipo, conociendo los patrones de cada usuario, puede alertar a los terapeutas si detectan algún comportamiento que empeore su salud, aunque la última palabra la tienen los médicos, que son los que han prescrito la aplicación.

Por otra parte,  KickO está especialmente diseñada para personas con problemas de obesidad o sobrepeso, con pautas para seguir una saludable dieta mediterránea. Las 'apps' ya se ha usado en hospitales de España y Canadá, y  Arcal fue reconocida en 2016 en el programa Innovators Under 35 (innovadores con menos de 35 años) del MIT.

HealtApp, Exovite, Broomx, bound4blue y Bioo se presentaron en el Parlamento Europeo  junto a otras 45 'startups' del continente y enarbolando la bandera del emprendimiento joven. Algunas ya cuentan con clientes y experiencia. Tras su paso por Bruselas, pueden inaugurar una nueva etapa de éxito.

-----------------------

La imagen principal de este artículo es propiedad de Broomx

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha