eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

¿Qué tienen en común la astronomía, Queen y una sinfonía de Mozart?

La pasión por las estrellas y el amor por la música no son incompatibles. Johannes Kepler, William Herschel o Brian May ya lo demostraron, cada uno en su época. En la actualidad, los encargados de hacerlo son los creadores de Multiverso, un proyecto que aúna la música de Lagartija Nick con la astrofísica del Centro de Astrobiología.

- PUBLICIDAD -
El vínculo entre la astronomía y la música de Brian May, Herschel y Mozart

El vínculo entre la astronomía y la música de Brian May, Herschel y Mozart

El astrofísico del  Centro de Astrobiología José Antonio Caballero y Antonio Arias, líder de la banda Lagartija Nick, son los impulsores de Multiverso, un proyecto de divulgación científica y artística que surgió en 2009 y que combina rock, poesía, ciencia y videoarte.

Tras el éxito de la primera edición, el tándem presenta ahora la segunda parte bajo el título 'De la Soleá de la Ciencia a la Física de la Inmortalidad', basada principalmente "en la edición de un álbum y en la realización de una serie de conciertos especiales en espacios astronómicos".

Caballero y Arias no son los primeros que tratan de aunar la pasión por las estrellas y el amor por la música. De hecho, el astrofísico señala que hay múltiples ejemplos "de música astronómica y de astronomía musical", entre ellos William Herschel, descubridor de Urano y de la radiación infrarroja, que era originalmente músico de cámara.

También se da el caso contrario. Cuando el británico Brian May comenzó a elaborar su tesis sobre la luz zodiacal en el Observatorio del Teide (llegó a publicar dos artículos, uno en la prestigiosa revista Nature), entre investigación e investigación, solía practicar con su guitarra. Hasta que un día le llamó su amigo Freddy Mercury para fundar el legendario grupo Queen.

Pero también hay música "realmente hecha" para las estrellas, como es el caso de la 'Musica Universalis' de Johannes Kepler, el primer astrónomo que puso al Sol en su sitio, en el centro del Sistema Solar (con los planetas orbitando alrededor). Kepler denominó a su trabajo "la música de las esferas" y a cada planeta le asignó un conjunto de notas que tenían que ver con la excentricidad de su órbita.

Sin embargo, precisa el investigador, hay otras piezas musicales aparentemente inspiradas en los astros que no lo son, y una de ellas es la sinfonía 'Júpiter' de Mozart, que realmente toma su nombre del dios pagano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha