eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Cuando los unos y ceros se ven como señales de humo

'BinAIRy Talk' es una instalación artística que convierte la información digital en señales de humo. Sus creadores, dos diseñadores alemanes, han convertido dígitos binarios en este antiguo lenguaje de comunicación a distancia para que podamos visualizar los bits que controlan nuestras vidas.

- PUBLICIDAD -
'BinAIRy Talk', una instalación artística que convierte los bits en señales de humo (Foto: Niklas Isselburg y Jakob Kilian)

'BinAIRy Talk', una instalación artística que convierte los bits en señales de humo

Las telecomunicaciones de nuestra era trazan redes ocultas e invisibles. Billones de unos y ceros nos rodean. Ni siquiera tenemos consciencia de ello, porque se camuflan en esas fotografías de las melopeas del sábado por la noche, en los vídeos que inmortalizan los momentos más ridículos de cada cual o en los cientos de mensajes que enviamos para contar las banalidades de nuestro ciclo vital.

Pero las comunicaciones a distancia también fueron visibles a nuestros ojos. Las señales de humo son un claro ejemplo de ello. Es cierto que este antiguo sistema, perfeccionado por las tribus nativas de América del Norte, no sirve para casi nada en el siglo XXI, con la honrosa excepción del anuncio del nuevo Papa (que la fumata blanca sigue impactando más en televisión que un 'post' o un tuit).

Si en estos momentos sientes cierta nostalgia por los 'western' clásicos o tratas de imaginarte los bits que hay detrás de estas palabras, estás de enhorabuena. La información digital ya puede verse en forma de anillos de humo gracias a ' BinAIRy Talk', una instalación artística creada por dos estudiantes de diseño alemanes. Una conversación entre unos y ceros a través del aire para que podamos visualizar el código binario.

The Smoke Signal (Frederic Remington)

The Smoke Signal (Frederic Remington, 1905)

LA PARADOJA DE CONVERTIR LO DIGITAL EN ANALÓGICO

Niklas Isselburg y Jakob Kilian son dos estudiantes de la Escuela Internacional de Diseño de Köln obsesionados con la idea de hacer visible la información digital para que los seres humanos podamos interactuar con la comunicación que nos envuelve. Un profesor les pidió que utilizaran materiales que tradicionalmente no se usaran en diseño como parte de su obra.

Tras reflexionar sobre esta idea, decidieron que querían convertir un material intangible en uno visible, conectando además pasado y presente. "Queríamos usar los anillos de humo para transmitir información, para dibujar la analogía entre las antiguas formas de transmitir información a distancia y el lenguaje informático digital", explica a HojadeRouter.com Niklas Isselburg, uno de los diseñadores de la obra.

'BinAIRy Talk' no es solo arte posmoderno. Es un invento real. Así que si quieres tener en tu casa un conversor de sistema binario a pequeñas partículas líquidas en suspensión, Niklas y Jakob pueden ayudarte en la tarea. Su sistema consta de dos terminales: un ordenador funciona como transmisor y otro como receptor.

Cualquier participante en el curioso experimento puede escribir un texto en el ordenador transmisor, y este lo transformará en unos y ceros. Ahí entra en juego la tecnología que estos dos estudiantes han desarrollado, y que han apodado como 'caja de humo', en la que han utilizado un nebulizador y una placa de hardware libre Arduino.

La 'caja de humo' transforma esos dígitos binarios en impulsos eléctricos que recibe un altavoz, generando las señales. Un sensor láser detecta el anillo de humo y el receptor registra en su sistema un 1. Si no recibe ningún anillo de humo, escribe un 0. Después de recibir 8 dígitos, el byte se decodifica. El ordenador interpreta la letra correspondiente a ese byte.

Eso sí, no trates de buscar la utilidad: más allá de quedarte anonado admirando cómo funciona este original invento, no será posible que conviertas en señales de humo todos tus archivos digitales, a no ser que tengas mucho tiempo libre. El sistema transmite un byte en dos segundos, 1.8 kilobytes en una hora y un megabyte en cuatro semanas. Transmitir una imagen en alta resolución podría llevar más de un año.

Y precisamente con ello estos diseñadores quieren hacernos reflexionar sobre la instantaneidad a la que nos hemos acostumbrado en los últimos tiempos, para que no volvamos a quejarnos cuando internet va más lento de lo normal. "Queremos concienciar a la gente de cómo los datos son transmitidos a gran velocidad hoy en día", nos cuenta Niklas Isselburg. "Decidimos que se transmitieran textos para integrar a los asistentes y darles la oportunidad de transmitir su propio texto usando estas señales de humo binarias".

Las señales de humo llegan desde la 'máquina de humo' a un sensor laser (Foto: Niklas Isselburg y Jakob Kilian)

Las señales de humo llegan desde la 'máquina de humo' a un sensor láser

FILOSOFÍA DIGITAL: ¿ES ETÉREO EL SISTEMA BINARIO?

Trasladar al mundo analógico los procesos escondidos en el lenguaje digital puede servir para demostrar que la aparente infalibilidad e inmaterialidad del lenguaje informático está superada. Este era el objetivo de estos diseñadores que, además de expresar esta profunda reflexión que nos deja meditando sobre el origen del universo, han sido capaces de llevarla a la práctica.

Pero Niklas y Jakob no pretenden con ello ni criticar el mundo hipertecnológico en el que vivimos ni defender que el tiempo pasado siempre fue mejor, sino, simplemente, plantear un debate. "Este proyecto aúna la parte digital de nuestro medio ambiente con el mundo analógico y concreto en el que vivimos, simplemente para demostrar cómo ambos pueden superponerse y jugar juntos", defienden estos artistas.

La comunicación inalámbrica ha reemplazado al aire como medio de transmitir la información  y seguro que nunca habíamos pensado en ello. "Nuestro deseo era crear una conciencia de la gran cantidad de datos que nos rodean constantemente haciéndolos perceptibles al espectador", nos cuentan estos dos artistas de la tecnología.

El sistema interpreta un anillo de humo como un 1 en código binario (Foto: Niklas Isselburg y Jakob Kilian)

El sistema interpreta un anillo de humo como '1' en código binario

Tampoco defienden que el arte actual tenga que ser necesariamente digital e interactivo. Pero sí creen que es la mejor forma de incluir al asistente a una exposición. "Si desarrollas tu labor en el arte digital, puedes incluir al visitante en la instalación, y pensamos que el diseño y el arte siempre tienen una gran relevancia contemporánea porque vivimos en un mundo afectado por los procesos digitales".

De momento, su obra de arte ha recorrido Köln, el Festival Lab 30 en Augsburgo e incluso ha viajado ya a Noruega en el Festival Piskel. De exhibición a exhibición han logrado que su invento sea más estable y rápido. Y este no es su único proyecto para visibilizar datos digitales. También han desarrollado una iniciativa de arte sonoro, Skyline Transcript, que convierte la arquitectura urbana y el horizonte en sonidos, o 'Room 733', para que el clima pueda oírse.

“Es emocionante ver cómo cada persona interpreta nuestras combinaciones de forma diferente”, concluye Niklas Isselburg. Y tiene toda la razón. Su peculiar 'BinAIRy Talk' no da respuestas. Simplemente es capaz de convertir en humo, en partículas que se pierden en el aire, la ingente información que compone nuestras vidas. Y cada cual puede deducir lo que quiera de esta metáfora.

--------------------

La pintura 'The smoke signal' es una obra de Frederic Remington de dominio público. El resto de imágenes son propiedad de los creadores de 'BinAIRy Talk',  Niklas Isselburg y Jakob Kilian

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha