eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de conservadores y ultras jurará el cargo en medio de protestas en Austria

Se espera la asistencia de unas 5.000 personas a varias manifestaciones convocadas en Viena, que partirán de diversos puntos de la ciudad

El líder ultranacionalista Heinz-Christian Strache será vicecanciller y ministro para Funcionarios y Deportes

- PUBLICIDAD -
El Gobierno de conservadores y ultras jurará el cargo en medio de protestas en Austria

El Gobierno de conservadores y ultras jurará el cargo en medio de protestas en Austria

El nuevo Gobierno de Austria, integrado por conservadores y ultranacionalistas, asume hoy el poder en medio de grandes medidas de seguridad desplegadas ante varias manifestaciones de ciudadanos que se han anunciado para protestar contra la llegada al poder de la extrema derecha.

El canciller federal y líder del democristiano Partido Popular (ÖVP), Sebastian Kurz, de 31 años, cabeza del nuevo gabinete, y los quince ministros y secretarios de Estado del Ejecutivo recién formado, prestarán juramento al cargo ante el presidente del país, el ecologista Alexander van der Bellen.

La policía ha desplegado grandes medidas de seguridad, incluido el bloqueo de un amplio espacio en el distrito gubernamental que incluye la cancillería federal y la Presidencia, situada en el Hofburg, el antiguo Palacio Imperial, donde tendrá lugar el acto.

Según la televisión pública ORF, se espera la asistencia de unas 5.000 personas a varias manifestaciones convocadas en Viena, que partirán de diversos puntos de la ciudad para converger en la céntrica Plaza de los Héroes, delante del Hofburg, bajo la vigilancia de unos 1.500 policías.

Diversas organizaciones, desde defensores de derechos humanos hasta agrupaciones estudiantiles y escolares, han convocado a través de las redes sociales a manifestarse contra la entrada en el poder de los ultras y los planes avanzados por el nuevo Gobierno el sábado.

Kurz y el líder del ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ), Heinz-Christian Strache (vicecanciller y ministro para Funcionarios y Deportes) anunciaron el viernes el cierre de un acuerdo para gobernar juntos en los próximos cinco años.

Tal y como se esperaba, la lucha contra la inmigración, la principal promesa de ambos partidos durante la campaña para las elecciones de octubre, es uno de los objetivos principales del programa, que contiene además polémicas medidas como el aumento de la jornada laboral diaria hasta 12 horas o la introducción de tasas universitarias.

Además de la cancillería, el ÖVP gestionará Asuntos Europeos y Cultura; Mujeres, Familia y Juventud; Justicia y Reformas; Educación y Universidades; Agricultura y Medio Ambiente; Economía, y Finanzas.

El FPÖ ha logrado imponer su deseo de controlar Interior, responsable de las políticas de seguridad e inmigración, Defensa y Asuntos Exteriores, aunque sin los temas europeos, que se quedan en manos de la cancillería.

Los ultras han obtenido además las carteras de Asuntos Sociales y Sanidad, Infraestructuras y Deportes.

Kurz viajará mañana a Bruselas para presentar el programa de su Gobierno al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y al del Consejo Europeo, Donald Tusk.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha