eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Macri sale desilusionado de su primera cita con Cristina Kirchner

Mauricio Macri electo se entrevistó con la presidenta en la residencia oficial tras ganar las elecciones

“Fue cordial y corta”, aseguró insatisfecho el todavía alcalde de Buenos Aires al referirse a la charla, en la que él esperaba comenzar la transición hacia el próximo gobierno

El encuentro, de 45 minutos, se saldó con un simple repaso por los detalles protocolarios de la toma de posesión

- PUBLICIDAD -
Macri: "Estamos ansiosos" por ver el estado de las cuentas

Macri: "No valió la pena", dijo al salir del encuentro con la presidenta. EFE

"¿Va a hacer algo con Macri?", le preguntó una periodista a Cristina Fernández cuando acababa una improvisada rueda de prensa de la presidenta, a pasos de la urna donde acababa de depositar su voto. Ya no había micrófonos pero se alcanzó a oír: "¡No, está casado!". El chascarrillo de la mandataria pasó inadvertido, pero no la cita a solas a la que convocó al ganador de las elecciones, que generó enormes expectativas. Sobre todo en él.

"Me ha dicho que vaya solo y allí estaré", lanzó Macri entre la ironía y el optimismo. Pero el cara a cara no pasó de un decepcionante encuentro "cordial y corto", según la descripción del interesado, que en una entrevista telefónica en televisión se mostró algo ofuscado. "No valió la pena, no había planteado un temario, se quedó en el protocolo", explicó tajante.

A pesar de que él ya había adelantado sus intenciones: "plantear la necesidad de conocer cuanto antes la situación de las finanzas argentinas, hablar de los grandes temas de la agenda venidera…", una vez en la residencia presidencial su próximo inquilino se dio cuenta de que ella lo había llamado para felicitarlo personalmente por el triunfo en la segunda vuelta del domingo pasado, cuando la alianza opositora se impuso al peronismo.

"Hablamos de las formalidades de la ceremonia del traspaso. No se acordó ningún tipo de encuentro entre ministros" y tampoco entre ellos hasta el 10 de diciembre, cuando se volverán a ver en el Congreso para que ella le entregue el bastón de mando que convertirá oficialmente a Macri en presidente de Argentina. Pero como la política del nuevo mandatario es ver el vaso medio lleno –"Si no fuera optimista no estaría acá", bromeó– Macri se congratuló de que Kirchner se mostrara dispuesta a participar en la ceremonia, ya que había rumores de que ella intentaría evitar la primera foto con el próximo presidente.

No hubo foto de la primera cita. Tampoco la rueda de prensa que él había anunciado. Macri salió solo de la residencia y ensayó apenas un saludo en medio del revuelo de cámaras y ciudadanos entusiastas. Se volvió a casa con la lista de preguntas que pasea por los medios de comunicación cuando se le piden definiciones. "Estamos volando sin instrumentales, no sabemos cuáles son los números reales de Argentina, y eso es lo que llevó a la destrucción de la confianza y a que la gente tenga que atesorar dólares porque desconfía del que está en el poder", asegura cuando se le interroga por las primeras medidas económicas.

Para las medidas habrá entonces que esperar a que el nuevo presidente consiga los datos. Y para conseguirlos, aparentemente, él deberá esperar a instalarse en la Casa Rosada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha