eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento Europeo pide congelar las negociaciones de adhesión con Turquía por el autoritarismo de Erdogan

La votación se resolvió por una amplia mayoría (479 votos a favor) pero no es un voto vinculante para los gobiernos europeos

“No es un ruptura, pero hay que decir a Erdogan que no puede avanzar por la senda de la represión”, dice el portavoz socialista

- PUBLICIDAD -
Erdogan regala a Boris Johnson una réplica de una carta otomana

Erdogan regaló al ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, una réplica de una carta otomana en septiembre. EFE

El Parlamento Europeo ha enviado este jueves un duro mensaje contra el autoritarismo que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha incrementado tras el fallido golpe de Estado de julio. En una resolución aprobada por amplia mayoría (479 votos a favor, 37 en contra y 107 abstenciones), ha pedido congelar de forma “temporal” las negociaciones de adhesión entre la UE y Turquía.

Su voto no es vinculante y corresponde a los gobiernos europeos tomar la decisión, para la que de momento no hay mayoría. Sólo Austria ha pedido abiertamente poner fin al proceso. Pero la petición de la Eurocámara aumentará la tensión entre Bruselas y Ankara. A pesar de que en marzo revitalizaron el contacto tras el acuerdo migratorio, en verano volvieron a distanciarse ante la amenaza de Erdogan de introducir la pena de muerte y las detenciones masivas que ha llevado a cabo desde el golpe.

“Turquía es un socio importante de la UE”, señala el texto promovido por los populares y apoyado por socialistas, liberales y la izquierda europea. Pero en una relación “debe existir voluntad política de cooperar por ambas partes" y “Turquía no está demostrando esa voluntad, dado que la actuación del Gobierno no hace sino alejar aun más” al país de la vía europea.

“Nos toca a nosotros mover ficha. No podemos mirar hacia otra parte y seguir adelante sin más. Si se reintroduce la pena de muerte, Turquía no podrá ser parte de la UE”, dijo el martes el líder del Partido Popular Europeo en el Parlamento durante el debate. También el socialista Gianni Pittella incidió en el mensaje, puntualizando que lo que piden “no es un ruptura, pero hay que decir a Erdogan que no puede avanzar por la senda de la represión”.

En la resolución, los eurodiputados tildan de “desproporcionadas” las medidas represivas que Ankara está tomando desde el intento de golpe de Estado, aunque se comprometen a revisar su posición si el Gobierno turco cambia su política. Algo que hoy en día parece improbable.

Turquía lleva desde el 2005 negociando con Bruselas la adhesión a la UE y hasta ahora sólo se han abierto 16 de los 35 capítulos y se ha cerrado uno de forma provisional. Como contrapartida al acuerdo sobre refugiados, las capitales europeas revitalizaron el proceso, aunque sin mucho entusiasmo y desde el 15 de julio, la relación no ha hecho más que enfriarse, jugando siempre al gato y al ratón, porque tanto Ankara como Bruselas se necesitan. La primera quiere, sobre todo, la liberalización de visados para sus ciudadanos y la UE teme que Turquía deje de controlar sus fronteras y aumente de nuevo el número de refugiados que llegan a las islas griegas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker ha dicho en reiteradas ocasiones que si Erdogan reintroduce la pena capital, no podrá formar parte de la UE. Y el presidente turco ha dejado entrever que está dispuesto a integrarse en la organización defensiva similar a la OTAN que promueven Rusia y China. Un paso más en su distanciamiento de Occidente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha