eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juan Manuel Santos eleva a 254 la cifra de muertos por la avalancha en Colombia

El presidente colombiano ha informado del número de muertes a través de su cuenta de Twitter

La crecida de tres ríos en la región de Putumayo ha dejado también más de 200 heridos

- PUBLICIDAD -
China dona a Colombia un millón de dólares para atender la tragedia en Mocoa

EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha confirmado este domingo que el número de personas muertas por la avalancha que destruyó varios barrios de Mocoa, capital del departamento del Putumayo, tras la crecida de tres ríos, ha subido a 254 personas.

Poco antes de su comparecencia, el jefe de Estado había dicho que los fallecidos hasta ese momento eran 210 y los heridos 203, pero advirtió de que esos números seguramente subirían porque "las cifras son, desgraciadamente, todavía preliminares". Al terminar su intervención, Santos tuvo que actualizar la cifra de decesos:  "Me informan que desgraciadamente la cifra de muertos subió a 254".

Me informan que desgraciadamente la cifra de muertos subió a 254. Nuestras oraciones están con ellos y sus familias #MocoaSomosTodos

— Juan Manuel Santos (@JuanManSantos) 3 de abril de 2017


Las cifras sobre víctimas de la tragedia ocurrida en la ciudad de Mocoa cerca de la medianoche del viernes cambian constantemente porque, incluso antes de la alocución del presidente, el director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Eduardo Valdés, indicó que "al momento tenemos registrados 248 cadáveres".

El funcionario precisó que la institución a su cargo había hecho 108 necropsias, realizado 45 "identificaciones plenas y entregado 34 cadáveres" a familiares.

A fin de acelerar los trabajos, agregó Valdés, este lunes viajarán a Mocoa otros 30 funcionarios que ayudarán a que las labores de identificación se puedan terminar en el menor tiempo posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha