eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE y Francia reúnen donantes internacionales en busca de fondos para Mali

- PUBLICIDAD -

La Unión Europea (UE) y Francia presiden mañana una conferencia internacional de donantes en favor de Mali con la que buscan apoyo político para Bamako en su proceso de reconstrucción del país, así como lograr recursos por 2.000 millones de euros.

La conferencia, a la que ya han confirmado la asistencia un centenar de delegaciones, incluida la ONU, y una decena de Jefes de Estado o de Gobierno, estará liderada por los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, de Francia, François Hollande, y de Mali, Dioncounda Traoré.

Barroso anunció hoy que la UE "se comprometerá a entregar 520 millones de euros en favor de Mali", al tiempo que consideró necesario el apoyo internacional para contribuir "a hacer un Mali estable y próspero".

Bamako ha diseñado un plan con 12 grandes prioridades, entre ellas restaurar la integridad territorial del país, lograr unos comicios libres y transparentes y relanzar la economía.

El Gobierno en funciones del país africano quiere relanzar la economía con un plan para 2013-2014 a financiar con 4.300 millones de euros, de los que ya han señalado que unos 2.300 millones pueden ser financiados con sus propios recursos.

En el documento preparado para la cumbre se señala que son 2.000 millones de euros lo que se solicita a la comunidad internacional para los próximos dos años y que se espera obtener en torno a 1.960 millones.

"Ese es el objetivo. La UE hará una contribución sustancial y esperamos que haya también otras contribuciones", dijeron hoy fuentes comunitarias, en referencia a otros donantes internacionales de peso en la conferencia como Estados Unidos o Japón.

Agregaron que la UE quiere "enviar un mensaje político sobre su compromiso con Mali y con el resto de la región" africana.

Mali, uno de los países más pobres del mundo, vive un delicado proceso de transición política, además de una crisis humanitaria y económica que ha empeorado con el conflicto armado en el norte del país, y que a su vez tiene repercusiones sobre la población.

Según varias ONG, más de dos tercios de la población en las tres regiones del norte de Mali (Gao, Tombuctú y Kidal) viven ya en niveles de inseguridad alimentaria e incluso en la última están ya en situación de emergencia.

Francia intervino militarmente en su antigua colonia en enero pasado para detener el avance de los grupos radicales -algunos vinculados a Al Qaeda- que se habían hecho con el control del norte del país, al considerar que presentaban una amenaza para toda la región e incluso para Europa.

Tras recuperar la mayor parte del territorio en manos de los rebeldes, Francia prevé retirar al grueso de sus tropas y dejar la situación en manos de la fuerza de paz aprobada por la ONU (MINUSMA), que contará con un máximo de 11.200 efectivos militares.

Fuentes comunitarias señalaron que el país africano necesita el apoyo internacional para proceder a su reconstrucción económica y política, que incluye el proceso de reconciliación nacional y la "necesidad de tener un gobierno descentralizado".

Traoré confirmó hoy, tras su reunión con Barroso, que su objetivo "es mantener la fecha del 28 de julio para celebrar las elecciones" y que no será candidato en esos comicios

La Unión "apoya a Mali y a sus instituciones para que haya unas elecciones creíbles, libres y justas, desde el momento en que sea posible. Si ese momento es en julio, mejor, pero todavía hay importantes retos", dijeron las fuentes, que no descartaron que las presidenciales y las legislativas no sean simultáneas.

La situación humanitaria también es altamente preocupante, señalaron las fuentes consultadas, ya que hay dos millones de malienses que viven en situación de inseguridad alimentaria, de los que en torno a 675.000 son niños.

A ello se suma que el conflicto armado ha ocasionado en torno a 500.000 desplazados, de los que más de 300.000 están dentro del territorio del país y unos 75.000 se han visto obligados a trasladarse a los vecinos Mauritania, Burkina Faso o Nigeria.

La apertura de la reunión de donantes estará a cargo del presidente del Comité de las Regiones, Ramón Luis Valcárcel, quien transmitirá el apoyo de esa institución al proceso de descentralización del Gobierno de Mali, según un comunicado.

Valcárcel considera que los entes locales de Mali pueden desempeñar un papel clave en la salida de la crisis, "ya que velarán por que se reanuden los servicios públicos de proximidad, se impulsen las inversiones locales, se alivien las tensiones entre comunidades y se fortalezca la base democrática".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha