eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente polaco vetará la polémica reforma que limita la independencia judicial

"Las reformas de la Justicia son necesarias, pero sin que generen el enfrentamiento de la sociedad y sin que supongan la división del país", ha declarado Andrzej Duda ante los medios

Tampoco ratificará el proyecto de ley de reforma del máximo órgano de gobierno de los jueces aprobado el pasado 12 de julio

- PUBLICIDAD -
El Gobierno de EEUU defiende la independencia del Poder Judicial en Polonia

Andrzej Duda, presidente de Polonia EFE

El presidente polaco, Andrzej Duda, anunció este lunes que no ratificará el polémico proyecto de ley del Tribunal Supremo impulsado por el Gobierno, después de que miles de polacos hayan salido a las calles en los últimos días para protestar contra una reforma que restringe la separación de poderes.

"Esta ley no fortalece el sentido de justicia en la sociedad polaca", justificó el presidente en una intervención televisada. Duda tampoco ratificará el proyecto de ley de reforma del máximo órgano de gobierno de los jueces, aprobado por el Parlamento polaco el pasado 12 de julio y que también provocó protestas y fuertes críticas desde la Unión Europea (UE).

"Las reformas de la Justicia son necesarias, pero sin que generen el enfrentamiento de la sociedad y sin que supongan la división del país", afirmó Duda, quien pidió al Gobierno que modifique las normas inicialmente aprobadas para que sean aceptadas por la mayoría de los polacos.

La decisión del presidente, vinculado al partido gobernante Ley y Justicia y hasta ahora condescendiente con todas las normas promovidas por el Ejecutivo, incluso las más polémicas, fue inesperada, ya que se preveía que aceptase ratificar las leyes.

Las normas en cuestión fueron aprobadas gracias a la mayoría de Ley y Justicia en ambas cámaras parlamentarias, a pesar de las protestas y las advertencias desde las instituciones europeas, y sólo requerían de la ratificación presidencial para entrar en vigor.

El veto del presidente no afectará sin embargo a la tercera ley del paquete de reforma judicial impulsado por el Gobierno, la que permite al Ejecutivo nombrar a los magistrados de los tribunales regionales y de apelación, también aprobada el 12 de julio

Aclamación popular

Desde que la reforma del Tribunal Supremo fue aprobada por el Senado en la madrugada del pasado sábado, miles de ciudadanos han salido a las calles del país para pedir el veto de Andrzej Duda.

La controvertida reforma del Supremo ponía a la máxima corte bajo el control político del partido gobernante, ya que daba al ministro de Justicia, que también es Fiscal General, el poder de nombrar a la mayoría de sus magistrados, algo que no debe de corresponder al ministro, precisó Duda.

Tras la decisión del presidente, los dos proyectos deben regresar a tramitación parlamentaria para su modificación con las recomendaciones que plantee el jefe del Estado.

Duda aprovechó su intervención para pedir "calma y prudencia" a todos los políticos, "tanto a los que hoy en día tienen una mayoría como a los de la oposición", a los que pidió resolver sus diferencias en las elecciones y en sede parlamentaria, y no en la calle.

La UE estudia suspender el derecho de voto de Polonia

La Comisión Europea (CE) abrió el pasado miércoles la puerta a la activación del artículo 7 de los tratados europeos, que implicaría la suspensión del derecho a voto de Polonia en las reuniones del Consejo de la Unión Europea (UE), en respuesta a la reforma judicial propuesta por su Gobierno.

"Estamos muy cerca de tener que activarlo", aseguró el primer vicepresidente de la CE, Frans Timmermans, en la rueda de prensa posterior a la reunión en la que se ha debatido la situación del Estado de derecho en Polonia.

Timmermans advirtió de la existencia de "un peligro sistémico para el Estado de derecho en Polonia" a raíz de las reformas al sistema judicial propuestas por el Gobierno, que tendrían "un impacto significativamente negativo". Además afirmó que la implantación de cualquiera de las cuatro propuestas sobre la mesa "erosionaría de forma importante la independencia de la magistratura polaca".

La propuesta de ley que el pasado miércoles aprobó el Parlamento polaco pretende dar el poder al gobierno para controlar los miembros del Tribunal Supremo. La reforma consistiría en que sus miembros pasarían a ser nombrados directamente por la cámara baja, en la que el Ejecutivo ultraconservador formado Ley y Justicia (Pis) tiene una aplastante mayoría absoluta.

Ante la previsible reforma, los tres expresidentes de la democracia moderna polaca, Lech Walesa, Aleksander Kwasniewski y Bronislaw Komorowski, unieron su voz en una carta abierta para denunciar también "las maniobras antidemocráticas" de Ley y Justicia, el partido nacionalista y conservador gobernante.

"Ante la amenaza que plantean una serie de decisiones antidemocráticas y anticonstitucionales del gobierno de Ley y Justicia, nos posicionamos firmemente en defensa de las libertades fundamentales de los ciudadanos y como garantes del estado de derecho de la República de Polonia", señalan en su misiva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha