eldiario.es

Menú

Elena Anaya: "¡Ser mala es mi venganza! ¡Me han hecho tantas perrerías!"

La actriz es el primer "personaje del mes" de Kinótico y se presta a una entrevista alocada, en la que habla de música, religión... e Internet

Escucha la charla con ella en el minuto 56:24 del episodio 4 de Kinótico

- PUBLICIDAD -
La actriz Elena Anaya, en el papel de la Señorita Pam en 'Zipi y Zape y la isla del capitán'

La actriz Elena Anaya, en el papel de la Señorita Pam en 'Zipi y Zape y la isla del capitán'

Como bien recuerda Elena Anaya (Palencia, 1975), en el cine le han hecho de todo. Por eso la oferta de interpretar a una villana en Zipi y Zape y la isla del capitán le sonó tan bien. “ ¡Es una venganza! Llevo 20 años haciendo películas en las que me han hecho de todo: me han torturado, me han cambiado de género, me han lanzado de un coche en marcha, me han matado, me han envenenado, me han metido en una morgue... ¡Me han hecho tantas perrerías! Que me tocaba por fin ser la mala de la película y vengarme de todo. La verdad es que era una peli que me apetecía mucho. Vi la primera entrega con niños, que les fascinó, y me sorprendió mucho que pensasen en mí para la Señorita Pam”, asegura la actriz durante una entrevista con Kinótico, el podcast de cine y series de eldiario.es


Esa Señorita Pam es la "gobernanta" de una isla que en principio parece idílica, pero a medida que se desarrolla la trama de la película de Oskar Santos (estreno el 29 de julio), el espectador va descubriendo que, más que un paraíso... es una trampa.
 “ Los Zipi y Zape de los tebeos existieron y son insuperables, y pertenecen al recuerdo de nuestra generación. Era la excusa perfecta para hacer una película familiar llena de emoción, llena de retos, llena de mensaje... Una película en la que tratan a los niños con mucho respeto, y no como seres infantiles y tontos", afirma Anaya. "Y también es una película para los padres. Para esos padres que están hartos a veces de sus hijos y que sueñan todos los días con perderles de vista, ¡aunque sea un rato!”

14 tomas, 14 hamburguesas

Una semana después, el 5 de agosto, Elena Anaya estrena en la cartelera La memoria del agua, una película chilena dirigida por Matías Bize. La intérprete se mete en la piel de Amanda, un personaje muy distinto al de la señorita Pam. Es una madre que ha perdido a su hijo y que tiene que aprender a convivir con el dolor.  “ El personaje de Amanda lo hice hace dos veranos. Y bueno, sí, yo creo que son las películas más extremas que he hecho... y se estrenan una semana después de la otra”, ironiza Anaya, que recuerda cómo rodó una escena icónica de la cinta en la que se come una hamburguesa.  “ Lo que fue espeluznante fue comerme 14 hamburguesas. ¡Tuvimos que rodar 14 tomas! Fui vegetariana, pero ya no. Odio los McDonald's y todo eso. Si me como una hamburguesa me la hago yo, rica, en casa”.

Para la entrevista con Kinótico, Elena Anaya ha elegido dos temas musicales: uno es 'Dignity and freedom' de Freedonia y el otro es 'Gloria in Excelsis Deo' de Patti Smith. Con sus notas de fondo, la protagonista de La piel que habito o Todos están muertos se ha enfrentado a los rumores publicados sobre ella en Internet... y los ha ido confrontando. Por ejemplo, su mala relación con los estudios durante la adolescencia: "
Voy a aclarar las cosas: odio Wikipedia. Yo no fui una buena estudiante, me echaron del colegio de monjas. Afortunadamente. Me echaron muy tarde. Repetí octavo de EGB y COU. Estudié en el nocturno y durante el día ayudaba en la pensión de mi madre”.

Tampoco fue idílico su paso por la RESAD. “ En las pruebas de acceso yo ya sabía que iba a hacer una película [ África] y un jefe de estudios intentó convencerme para que no me presentase. Entré en la escuela con una nota bastante alta y luego me salió Familia. Era el segundo guión que leía en mi vida, me había enamorado de Fernando León de Aranoa... y me habría ido de esa escuela y de cualquier otra”. ¿Es Elena Anaya una actriz kamikaze? “Soy u na persona kamikaze. Me considero una persona muy afortunada por dedicarme a lo que más me gusta, aunque a veces salga destruida de los personajes”.

"Quise apostatar y no pude"

A raíz del título de la canción de Patti Smith, le preguntamos por su relación con la religión.  “ La religión no cumple ningún papel en mi vida. He sido traumatizada por la religión. Deseo apostatar de la Iglesia Católica, que es una de las misiones más imposibles que cualquier persona pueda llevar a cabo. Lo intenté hace varios años y no pude. Me parece que es terrible que siga habiendo tanta injusticia y que tengan tanta culpa de tantas cosas”. Y como última confesión...  No soy seriéfila, pero he visto Breaking Bad. Empecé a verla y me volví loca, y al terminar de trabajar con Bryan Cranston en The infiltrator me enganché completamente”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha