eldiario.es

Menú

El Cristo de La Portería ha recibido la visita de 600 personas en las 42 horas que ha sido exhibido

La pintura mural del siglo XVI, ubicada en una capilla del convento de Santo Domingo de la capital, solo puede visitarse los jueves y viernes de 17:00 a 20:00 horas.

- PUBLICIDAD -
El Cristo de La Portería es una pintura mural del siglo XVI.

El Cristo de La Portería es una pintura mural del siglo XVI.

La pintura mural del Cristo de La Portería, del siglo XVI, que alberga una de las capillas del antiguo convento de Santo Domingo, en Santa Cruz de La Palma, ha recibido la visita de más de 600 personas en unas 42 horas, es decir, durante el tiempo acumulado real que ha permanecido abierta al público desde que a mediados del pasado mes de diciembre tomara la iniciativa de exhibirla a vecinos y visitantes la consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de La Palma, según se informa en una nota de prensa.

La máxima responsable de esta área, María Victoria Hernández, expresó su satisfacción por “la muy buena acogida que los vecinos y quienes visitan Santa Cruz de La Palma están dando a la iniciativa de la Institución Insular de exhibir la imagen”. “El hecho de que la capilla sólo permanezca abierta jueves y viernes de 17:00 a 20:00 horas no ha sido óbice para que muchas personas se hayan acercado a conocer esta singular pintura mural. Eso nos hace muy felices y es un respaldo a nuestra intención de poner a la vista y disfrute de todos el rico patrimonio del que dispone el Cabildo”, asegura la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico.

Según relata la tradición, un fraile dominico solía rezar en esa capilla del convento y un día tuvo una visión sobrenatural de Cristo crucificado en la pared, lo que le llevó a perpetuar aquella imagen a pesar de sus escasas dotes pictóricas. El origen de su nombre se debe a que por ese lugar accedían los monjes dominicos a aquella construcción del siglo XV en la que originalmente se erigió una pequeña ermita dedicada a San Miguel Arcángel.

A partir de que el fraile desconocido realizara esta pintura mural al temple en el siglo XVI, siempre fue entre los palmeros una visita obligada a este Cristo la mañana del Jueves Santo, actualmente del Miércoles Santo. Al ser la del Señor de La Portería la devoción más antigua de La Palma a Jesús Crucificado, era normal que, durante el año, y más concretamente en aquel día, los fieles lo visitaran para su veneración para así cumplir promesas por alguna gracia recibida. Estas visitas de los devotos se interrumpieron por quedar la capilla del Cristo inaccesible.

Esta pintura mural al temple representa a un Cristo, ya muerto, cuya cabeza está desplomada sobre su costado derecho. Las trazas de una muy bien dibujada corona de espinas aún pueden apreciarse con toda nitidez; lo mismo ocurre con la cartela donde se lee la inscripción INRI. Debajo del Cristo aparece una banda o filacteria donde aparecía escrito en latín el lema de la Orden de los Predicadores Laudare, Benedicere et praedicare.

El Cabildo Insular de La Palma adquirió por compraventa mediante escritura pública el 29 de abril de 1933 la capilla del Cristo de La Portería y la torre de la plaza de Santo Domingo. La pequeña capilla apenas ha estado abierta al público desde entonces, hasta que el pasado 10 de diciembre de 2014 la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico decidiera abrirla tras reconvertir su interior para que las personas que lo deseen contemplen la imagen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha