eldiario.es

Menú

Estreno nacional de la comedia musical ‘El Estado de la función’

La compañía madrileña Noctámbulos actúa este jueves en Los Llanos, el viernes en la capital y el sábado en Los Sauces.

- PUBLICIDAD -

 La Palma acoge esta semana el estreno nacional de la nueva propuesta escénica de la compañía madrileña Noctámbulos: El Estado de la función es una comedia musical con toques de poesía y crítica que podrá verse a partir de este jueves en Los Llanos de Aridane, Santa Cruz de La Palma y San Andrés y Sauces organizada por la Asociación Tagoror 2 de julio y el Cabildo de La Palma, con la colaboración de los ayuntamientos de estas tres localidades, según se informa en nota de prensa.

Cartel de la comedia musical.

Cartel de la comedia musical.

Escrita por José Luis Serrano Onsurbe y protagonizada por Virginia González, Jaro Onsurbe y Juan Matute con dirección de Pietro Olivera, el Estado de la Función es una tragicomedia ecléctica en lo teatral, a la vez que un concierto de cámara en lo poético musical: un singular maridaje que sufriendo las consecuencias del drama político social, asiste a la tragedia para transfigurarse en comedia con esperpéntico humor.

El estreno absoluto de esta comedia tendrá lugar este viernes, día 15, a las 20:30 horas, en el Teatro Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma. Un día antes podrá verse en preestreno en la Casa de la Cultura de Los Llanos de Aridane, a la misma hora. Y el sábado 16, con idéntico horario, en la Casa de la Cultura de San Andrés y Sauces.

El Estado de la Función es un viaje conducido por personajes que habitan y se alimentan del teatro, un recorrido capaz de guiarnos al interior de sus entrañas, para revelarnos sus pasiones y sus secretos, sus miserias y sus grandezas. En un teatro de provincias, y ante la notable visita de la secretaria de estado de educación, cultura y deporte, la concejalía de festejos ha organizado un concierto de cámara en su honor que será ejecutado por un singular terceto de actores músicos.

Los personajes se expresan con un lenguaje propio, un lenguaje cómplice que solo se manifiesta a teatro vacío, ya sean técnicos o artistas entran en trance y a compás de las circunstancias dadas. En la trama el público es invitado a jugar su papel de voayeur al otro lado del telón.

Los nudos se van apretando, la acumulación de conflictos se sucede sin tregua en el exterior e interior de esa caja escénica… El asombro y la perplejidad del terceto ante los avatares inesperados, les hará enfrentarse a un paradigma no solo a nivel individual sino como colectivo.

El Estado de la Función es una metáfora de amplio espectro, una meta ánfora que conteniendo en su fondo la esperanza, denuncia las múltiples razones y condiciones que hacen crecer el desaliento en todo tipo de oficios, particularmente en aquellos en los que la libertad funda la voluntad creadora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha