eldiario.es

Menú

El índice de confianza del empresariado de la Isla se sitúa entre los más bajos

LA POCA DEMANDA, EL HÁNDICAP PRINCIPAL

En el Archipiélago, sin embargo,  el estado de ánimo de los comerciantes e industriales de cara al futuro ha avanzado un 2,3% en el primer trimestre de 2014.

- PUBLICIDAD -

Los empresarios de Lanzarote, según el Indicador de Confianza Empresarial elaborado por los Servicios de Estudios de las Cámaras de Comercio de Canarias, son los más optimistas del Archipiélago, seguidos de los grancanarios, tinerfeños y gomeros. Por el contrario, los herreños muestran el mayor pesimismo, seguido de los palmeros y los majoreros.

Calle real-1

Calle real-1

"Sin financiación no hay empresas, sin empresas no hay trabajo y sin éste no hay consumo, ni impuestos con los que mantener el Estado del Bienestar"

Tras siete años de crisis económica, la debilidad del consumo y la sequía crediticia continúan siendo los dos grandes muros con los que choca la actividad empresarial en Canarias, señala en un comunicado la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife. De hecho, detalla, "cerca del 77% de los empresarios señalan la fragilidad de la demanda como el principal hándicap para que su negocio salga adelante, seguido de las dificultades que se encuentran a la hora de obtener financiación, según apunta el Indicador de Confianza Empresarial (ICE), elaborado por los Servicios de Estudios de las Cámaras de Comercio de Canarias".

Los datos del ICE, que recoge la opinión de más de 1.000 empresas canarias de los cinco sectores económicos, fueron presentados el viernes, 17 de los corrientes, por el director de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Vicente Dorta Antequera, y el secretario general de la Cámara de Comercio de Lanzarote, Bernardino Jiménez, y por las directoras de los Servicios de Estudios Económicos de la Cámara de Santa Cruz y Gran Canaria, Lola Pérez y Mª Dolores Franco, respectivamente.

El final de la campaña navideña se hace sentir en las respuestas favorables que se ven reducidas hasta el 14%, aunque las expectativas refuerzan la estabilidad en la actividad (48%).

En general, la confianza entre el empresariado del Archipiélago avanza un 2,3% en el primer trimestre de 2014, un dato que posiciona a Canarias como la quinta región que encara con mayor optimismo los primeros compases del nuevo año, por detrás de Cataluña, Asturias, Cantabria y Andalucía.

Asimismo, en el conjunto de España, la confianza de los empresarios de cara al primer trimestre de este año ha subido el 0,8% con respecto al cuarto de 2013, acumulando cuatro trimestres consecutivos de aumento, si bien el ritmo de incremento se ha ido moderando. Las filas del empresariado canario se muestran, por lo tanto, más positivas que el resto de sus homónimos del territorio nacional. En tan solo un año, la confianza de los empresarios canarios se ha colocado en los 116 puntos, dos puntos por encima del resto de España.

La Palma, con el ánimo bajo

Los empresarios lanzaroteños son los que expresan una mayor confianza en el futuro, arrojando los primeros y únicos datos positivos del ICE, seguidos de los grancanarios, tinerfeños y gomeros mientras que los herremos muestran la actitud más pesimista de toda la región debido probablemente a los últimos movimientos sísmicos y la incertidumbre generada en la Isla. Con el ánimo también bajo se encuentran los palmeros y majoreros.

No obstante, el 65% de las pymes de las Islas confía en mantener o mejorar su cifra de negocio en el primer trimestre de 2014 frente al 35% restante se muestra aún pesimista sobre la evolución de su negocio.

Lentitud de la reforma financiera

Según refleja el ICE de las Cámaras de Comercio, el sector empresarial de las Islas sigue apuntando como frenos al desarrollo de su actividad el estancamiento del consumo y la escasez de crédito.

En esta línea, las Cámaras de Comercio critican abiertamente la lentitud de la reforma financiera emprendida por el Gobierno central, cuyas medidas se han centrado en el saneamiento de la propia banca y no en asegurar que el crédito fluya a pymes y familias.

"Estamos ya en el séptimo año de crisis y hemos ido afrontando uno a uno todos los obstáculos, pero el más difícil de superar, es la sequía de crédito que provoca millones de parados y miles de cierres de empresas de pymes y autónomos, que son los que generan empleo", manifestó el director general de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife.

Sin financiación, no hay empresas

A su juicio, "sin financiación no hay empresas, sin empresas no hay trabajo y sin éste no hay consumo, ni impuestos con los que mantener el Estado del Bienestar". Precisamente, Dorta Antequera volvió a insistir en "la necesidad de rebajar la presión impositiva y las cuotas a la Seguridad Social que pagan los empresarios, así como seguir impulsando medidas de apoyo a la emprendeduría en la línea de la tarifa plana de 50 euros para los autónomos que tanto éxito está teniendo".

Otro de los factores que "boicotean" el desarrollo de la actividad empresarial y sobre el que llamó la atención el secretario general de la Cámara de Lanzarote es que que un 9% del empresariado se queje de la escasez de mano de obra especializada para cubrir sus ofertas de empleo.

Concretamente, Bernardino Jiménez apunto a la falta de conocimiento de los idiomas como una de las carencias más acuciantes de la mano de obra canaria, además de comentar las dificultades de insertar trabajadores de otros sectores como el de la construcción en un sector tan pujante como el turístico.

Por otra parte, el 43% y el 8% de los empresarios ve caer sus resultados por el aumento de la competencia y por carecer de equipamiento adecuado. Para las Cámaras de Comercio "estos requerimientos de inversión y empleo comienzan a evidenciar un tímido dinamismo de la actividad que habrá que seguir propiciando y consolidando a lo largo de todo este ejercicio".

Precisamente, las previsiones de los sectores productivos del Archipiélago se pueden calificar de prudentes. Frente al 49% de los empresarios que prevé mantener la actividad durante los próximos meses y el 16% que espera buenos resultados, el 35% restante se muestra aún pesimista sobre la evolución de su negocio.

Atendiendo a los sectores económicos el comercio es el más castigado por la debilidad de la demanda con un porcentaje de respuesta algo superior al 91%, seguido de la construcción (89,94%) y la industria (86,86%). En cuanto a las dificultades de encontrar personal cualificado para desarrollar determinadas funciones, destacan sobre la media de sectores la construcción (11,72%) y el transporte y la hostelería (10,98%). Atendiendo a las dificultades de financiación sigue sobresaliendo sobre el resto de sectores la construcción, con un porcentaje de respuesta cercano al 80%.

Diferenciando ambos factores por islas se puede apreciar como los empresarios de Fuerteventura fueron los que más acusaron la debilidad de la demanda con un porcentaje de respuesta cercano al 90% y los de La Gomera los que menos con una respuesta del 74%.

Sectores económicos

Cuatro de los cinco sectores de actividad analizados experimentan una mejora de su confianza en la encuesta de 2014 respecto a la de octubre del 2013. La industria experimenta el mayor incremento (5,2 puntos), mientras que el de transportes y hostelería es el único cuya confianza disminuye (-0,4 puntos).

Concretamente, la industria recupera el terreno perdido y se posiciona como el sector con mayor avance en el trimestre. Frente a los moderados avances de trimestres anteriores, la industria canaria experimenta en esta última encuesta el mayor crecimiento en su nivel de confianza al pasar de un ICE de 108 puntos en octubre a uno de 113,2 en enero.

El 51% de los empresarios industriales mantuvo sus resultados empresariales durante los tres últimos meses de 2013 y un 11% consiguió mejorarlos. Una mejoría que también se traslada a las previsiones de actividad en el corto plazo con un 9% de expectativas favorables, un 56% de estabilidad y un descenso de respuestas desfavorables del 3%, que afecta al 35% del total.

Comercio

Buen cierre de año para el sector comercial de las islas que ve como su nivel de confianza aumenta 2,8 puntos hasta alcanzar un ICE de 116. Un 19% de los comerciantes canarios afirma haber mejorado sus resultados empresariales, un 44% los mantuvo y un 37% aún experimentó pérdidas. El final de la campaña navideña se hace sentir en las respuestas favorables que se ven reducidas hasta el 14%, aunque las expectativas refuerzan la estabilidad en la actividad (48%).

Construcción

El sector más pesimista, aunque su ICE sigue avanzado moderadamente sigue siendo la construcción. La confianza entre sus empresarios registra un incremento intertrimestral de 0,8 puntos.

Todavía un 54% de los empresarios del sector no ha conseguido mejorar sus resultados. Un 37% los pudo mantener durante los últimos meses de 2013 y solo un 9% consiguió mejorarlos. Las perspectivas no prevén variaciones significativas en ninguna de las tres opciones posibles: favorables (10%), estabilidad (38%) y caída de la actividad (53%).

Transporte y Hostelería

El Transporte y la Hostelería son los únicos sectores de actividad en el que son más el número de empresarios con una evolución favorable de sus negocios, frente a los que afirman que ha sido desfavorable.

Tal y como refleja el ICE de las Cámaras de Comercio, el 32% de los empresarios consiguió mejorar sus resultados y un 44% logró mantenerlos. Tan solo un 24% afirmó haber reducido su actividad durante el pasado trimestre. Las previsiones siguen siendo halagüeñas con un leve incremento de la estabilidad que alcanza al 45% del tejido productivo.

Otros servicios es el único grupo de actividades económicas que registra un descenso en su nivel de confianza con un leve retroceso de su ICE de -0,4 puntos.

Indicador

Hace ya un año, o cuatro trimestres, que se inició la nueva etapa del Indicador de Confianza Empresarial Canario (ICE) fruto de la colaboración entre las Cámaras Canarias y el Instituto Canario de Estadística (ISTAC). Un año de fructífero trabajo que ha permitido obtener unos resultados más detallados por islas y de la propia comunidad autónoma con respecto al resto de regiones españolas.

Indicador cuya construcción se ha seguido realizando a partir de las opiniones de los empresarios sobre la evolución de sus negocios en el trimestre que acaba de finalizar (indicador de situación) y sus expectativas de cara al trimestre entrante (indicador de expectativas), pero sin ponderar ni elevar los resultados obtenidos, pues la opinión de cada encuestado cuenta lo mismo, pudiendo oscilar ambos índices entre ?100 y +100.

Así y después de haber tomado como periodo base (valor 100) el primer trimestre de 2013, "nos encontramos que un año después se ha producido un incremento de la confianza tanto entre el empresariado canario como el nacional al alcanzar el ICE canario los 116 puntos y el nacional los 114 en el primer trimestre de 2014. Continúa mejorando la confianza entre el empresariado canario con un avance del ICE en el primer trimestre de 2014 del 2,3%".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha